Videojuegos / Requisitos de tu ordenador según si es para gaming o para trabajo
Videojuegos

Requisitos de tu ordenador según si es para gaming o para trabajo

Elegir un ordenador no es tarea fácil. La variedad de posibilidades y modelos es muy amplia; y la elección debe tener como fundamento el uso principal que se dará al aparato. Los requisitos cambian notablemente entre un ordenador gaming y un modelo para trabajar. La necesidad es muy diferente, así que las características también varían. Por ello es importante entrar en profundidad sobre las funcionalidades y propiedades de cada modelo en función de la rutina que llevará a cabo.

El ordenador para gaming tiene como condiciones prioritarias altos niveles en la Memoria RAM y en la tarjeta gráfica. El primer apartado hace referencia a la capacidad del programa para procesar y ejecutar programas. Los juegos de PC son cada vez más sofisticados, lo que requiere buenas condiciones de partida, y ahora se activan en un contexto multijugador donde el usuario comparte partida con otros a través de Internet. El segundo punto incluye la transmisión del juego a la pantalla, es decir, las calidades de diseño y gráficos que se muestran en la pantalla. Es una actividad evidentemente visual, en la que los niveles gráficos influyen directamente en la experiencia.

Una Memoria RAM de 16GB es suficiente para optimizar los recursos, si bien un nivel superior, de 32, implica una garantía de éxito. La variedad de tarjetas gráficas es muy amplia y un alto porcentaje cumplen con las condiciones requeridas para jugar. Los modelos AMD Radeon y Nvidia GeForce, en sus últimas actualizaciones que pueden alcanzar los 6GB, son opciones válidas en un pc gaming y sirven de vara de medir para comparar con otras propuestas del mercado. La mayor exigencia, además, requiere una fuente de alimentación potente, que supere los 500W.

Otro aspecto que se debe tener en cuenta a la hora de comprar un ordenador gaming es el procesador. Intel Core i5 y AMD son ejemplos que ofrecen buenos resultados y garantizan, por tanto, una acción correcta y sin interrupciones. La velocidad adecuada se sitúa en 4,60GHz y el número de núcleos está entre dos y seis. El sistema de ventilación también es importante, ya que las partidas consumen muchos recursos y se pueden prolongar durante horas. El aparato necesita aire y por ello es muy importante que cuente con al menos dos ventiladores que le aportan continuamente la renovación que necesita. El sector tiende a modelos con luces LED de color rojo con el objetivo de generar un ambiente idílico de gaming.

Solo quiero trabajar

Entonces las condiciones cambian y son menos estrictas. El objetivo en el workstation es buscar una computadora que tenga una larga vida útil y que priorice la capacidad de carga y almacenamiento. La memoria RAM también es importante y a partir de 16GB es un buen punto de partida. El disco duro secundario es otro requisito que se debe tener en cuenta, ya que el uso profesional de un ordenador tiende a generar una gran cantidad de archivos y documentos que, lejos de ser eliminados, se quedan guardados en las carpetas. Por ello es una buena idea disponer de otro espacio de almacenamiento de 2TB.

La tarjeta gráfica no adquiere tanta importancia y solo merece la pena prestarle atención si vamos a utilizar programas de edición de fotografías y vídeos. En cualquier caso, una tarjeta con hasta 2GB de potencia gráfica es válida para esta función. Inter UHD tiene versiones muy potentes que mantienen un coste económico correcto. Por otro lado, una fuente de alimentación no superior a 450W es adecuada para cumplir con las funciones.

El peso es otro factor diferenciador entre el modelo gaming y el working. El primero suele quedarse fijo en una habitación, por lo que la ligereza no es una de sus características. A diferencia del tipo para trabajar, cuyo peso ideal ronda los 6 kilos, la mitad que los otros. Así puede ser transportado fácilmente si necesitamos moverlo a otra oficina.

Conexiones y accesorios

Los dos son prioritarios en ambos modelos, si bien existen diferencias debido a las necesidades de cada uno. Los ordenadores gaming destacan por una alta cantidad de puertos destinados al sonido, ya que los elementos sonoros adquieren una importancia capital en los . Los modelos para trabajar, por su parte, buscan la funcionalidad a través de muchas salidas de USB, habituales en un contexto laboral.

El teclado, el ratón, la pantalla y los altavoces son imprescindibles tanto para jugar como en un ordenador para trabajo; y aquí también hay diferencias porque los objetivos son distintos. Quien necesite el pc por un motivo laboral, entonces no prestará tanta atención a estos aspectos. Unos accesorios convencionales son suficientes para el día a día. Quien juega tiene otra idea, ya que cada detalle cuenta para conseguir una alta calidad del juego. La pantalla es relevante, en cuanto a tamaño y calidad; mientras que hay teclados y ratones de uso exclusivo para el consumo de videojuegos.

Te recomendamos

Noticias relacionadas

Cyberpunk 2077 recupera jugadores gracias al anime de Netflix

David Larrad

Cyberpunk Edgerunners: Así conecta el anime de Netflix con el videojuego

David Lorao

Marvel publica el primer vistazo al juego de Iron Man en EA

David Lorao