Inicio Cine Cine de culto Rememorando: ‘Terminator 2: El juicio final’ (1991)

Rememorando: ‘Terminator 2: El juicio final’ (1991)

1756

El próximo viernes se estrena ‘Terminator: Genisys‘, el reboot de la franquicia del robot asesino que inició James Cameron. Continuamos el “Rememorando” de la saga de Terminator con la segunda parte: ‘Terminator: El juicio final‘ (1991).

En apenas una semana ‘Terminator: Génesis’ llegará a las salas de los cines españoles con un público que la espera con la expectación y el anhelo propios de los fans de la saga. Desde Cinemascomics hemos querido repasar el camino recorrido hasta ahora por la emblemática franquicia. Una vez articulado el inicio con ‘Terminator’ (1984), la primera película del icónico robot asesino, toca ahora desmenuzar la segunda parte de la historia: ‘Terminator 2: El juicio final‘ (1991).

Título original: ‘Terminator 2: Judgment Day’
Año: 1991
Director: James Cameron
Guion: James Cameron & William Wisher
Música: Brad Fiedel
Reparto: Arnold Schwarzenegger, Linda Hamilton, Edward Furlong, Robert Patrick, Earl Boen, Joe Morton, S. Epatha Merkerson, Michael Biehn, Danny Cooksey, Castulo Guerra, Jenette Goldstein, Xander Berkeley, Michael Edwards, Leslie Hamilton Gearren
Sinopsis: Sarah Connor, la madre soltera del rebelde John Connor, está ingresada en un psiquiátrico. Algunos años antes, un viajero del tiempo le había revelado que su hijo sería el salvador de la humanidad en un futuro dominado por las máquinas. Se convirtió entonces en una especie de guerrera y educó a su hijo John en tácticas de supervivencia. Esta es la razón por la que está recluida en un manicomio. Cuando un nuevo androide mejorado, un T-1000, llega del futuro para asesinar a John, un viejo modelo T-800 será enviado para protegerle.

El regreso del robot asesino que no dejó indiferente a nadie.

Tras el grandísimo éxito cosechado en la taquilla con ‘Terminator’ y una vez anclado el personaje entre los iconos más de moda del cine de los años 80, James Cameron quiso hacer una segunda parte a la altura, que continuara la saga de tal modo que todos los fans del robot asesino interpretado por Arnold Schwarzenegger tuvieran una idea de qué pudo haber pasado tras el final de la primera película. Por esta razon, el director de Avatar (2009) situó la trama unos cuantos años después de ‘Terminator’, en la que John Connor es un niño y Sarah Connor una especialista en el arte de la guerra.

Como no logró su objetivo, Skynet decide enviar un robot mucho más avanzado (T-1000) a un eje temporal del pasado, un terminator capaz de cambiar de aspecto y de copiar todo aquello que es analizado por contacto físico. No obstante, La Resistencia también se une a la práctica de enviar cosas a través del tiempo: una máquina-soldado, casi una reproducción exacta del que ha sido enviado en primer lugar, con el propósito de ayudar a John Connor y protegerle de esta nueva amenaza.

Aunque La Resistencia lo pasa realmente mal en esta segunda entrega para frentar al T-1000, finalmente lo acaban consiguiendo. ¡Incluso se destruye el brazo y el chip del primer terminator! Por otro lado, el segundo T-800 toma la decisión de acabar con su vida en ese momento, provocando que el joven John Connor quede destrozado emocionalmente.

A pesar de que el final de la película no deja casi ningún cabo suelto y que el “juicio final” parece haber sido atado y bien atado, la saga de Terminator -que parecía cerrada de este modo- vería aumentar el número de películas que la componen hasta cuatro. Y ahora, en 2015, llega su renacimiento.

Fotograma de 'Terminator 2: Judgment Day', la secuela de la saga Terminator.

Un éxito rotundo en la taquilla, por delante de la primera.

Hay que señalar que ‘Terminator 2: El juicio final‘ fue un su día uno de los mayores éxitos de la Historia del Cine en cuanto a recaudación. Con más de 500 millones de dólares a escala global, se colocaba como la tercera película de la historia con mejores beneficios, superada únicamente por ‘E.T., el extraterrestre‘ (1982) y ‘La guerra de las galaxias‘ (1977).

Y no sólo eso. La manera de concebir el cine de acción por parte de James Cameron, combinando el clasicismo cinematográfico y los efectos especiales de los primeros compases de la década de los 90, permitió proyectar en la gran pantalla escenas de explosiones y accidentes con un realismo casi exclusivo. ‘Terminator’ había logrado una secuela a la altura, incluso por encima de la primera. Pocas sagas en la Historia del Cine pueden apuntarse el tanto de que la segunda película sea mejor que la pionera. La franquicia de ‘Terminator’, al menos, puede presumir de crear debate.

Sin embargo, y aunque casi todo lo que reluce es oro en esta película, algunos críticos y especialistas consideran que ‘Terminator 2: El juicio final‘ tiene algunos impedimentos audiovisuales considerablemente criticables. Por ejemplo, han apuntado que esta segunda parte ha copiado tanto escenas como personajes de la primera, llegando a sugerir que esto formaba parte de una idea que tenía el propio director, James Cameron. ¿Por qué razón? Muy simple: en 1984, Cameron no gozaba del presupuesto que sí obtuvo para la producción de la segunda parte de la franquicia.

Curiosidades de ‘Terminator 2: El juicio final‘.

– El histórico “Sayonara Baby” que ha sido reproducido por todo aquel que sea iniciado en la cultura popular más básica únicamente se puede escuchar en la versión doblada al española. ¿Qué dice en la V.O.? En perfecto castellano se puede escuchar a Terminator decir: “Hasta la vista, baby“.

– El rodaje se prolongó durante tanto tiempo que a Edward Furlong, actor que da vida al joven John Connor en la película, le cambió la voz. Esto hizo que la post-producción se viera obligada a retocar la nueva voz de Furlong para que no fuera diferente en según qué escenas.

Linda Hamilton, la actriz que encarna a Sarah Connor, y James Cameron (director de la película) comenzaron su relación sentimental en el rodaje de ‘Terminator 2: El juicio final’. El amor se rompió cuando Cameron empezó a rodar Titanic (1997) y se enamoró completamente de la nieta de la anciana Rose.

– Para hacer volar por los aires el Cyberdine System se emplea un explosivo compuesto de Eutimol Polidiclórico. ¿Te suena el nombre? Es el mismo que la denominación de la droga alucinógena que aparce en la película de ciencia ficción ‘Atmósfera Cero‘ (1981).

– Las armas de fuego que emplean los humanos del futuro son las mismas que las de los marines de la segunda parte de la saga de Alien: ‘Alien: El regreso‘ (1986). De esta manera, James Cameron conformaba un universo que conectaba robots y monstruos, dejando la puerta abierta a un crossover histórico.

– Arnold Schwarzenegger y alguna de sus escenas de la segunda película de ‘Terminator’ aparecen en el videoclip de “You Could Be Mine”, de Guns’n’Roses.

– El primer guion contaba una historia desarrollada exclusivamente en el futuro, en la que se unirían Sarah Connor y Kyle Reese gracias a un viaje en el tiempo. La idea acabó desechándose por temor al parecido con ‘Regreso al Futuro‘ (1985). Es más, la Cámara que permite viajar en el tiempo iba a ser parte del rodaje, pero James Cameron prefirió ahorrar en el coste de ese decorado y optó por dejar al público el poder de la imaginación.

A falta de menos de una semana del estreno de ‘Terminator: Génesis‘, el reboot de la franquicia del robot asesino en la actualidad, os dejamos la crítica elaborada por nuestros compañeros y el tráiler de la nueva película, ¡para que vayas abriendo el apetito!