Inicio Cine Las 11 mejores películas con Dragones en el cine

Las 11 mejores películas con Dragones en el cine

1653

Repaso a los mejores dragones de cine.

De entre todos los monstruos y animales míticos, quizás sea el dragón el más conocido. En todo el mundo y durante siglos ha ocupado un lugar en el arte, la mitología y la religión. La de san Jorge y el dragón es tan solo una más de las numerosísimas leyendas surgidas en torno a esta simbólica criatura, que igual se halla entre los estandartes de un ejército medieval lanzándose a la batalla que en la suntuosa corte de los emperadores chinos.

Del mismo modo que nuestros antepasados atribuyeron a numerosos dioses características tanto humanas como animales para dotarlos de poderes superiores a los de ambas especies, a los dragones se les dotó de un carácter sobrenatural imaginándolos como una combinación de diferentes criaturas. Cada cultura interpretó al dragón según sus necesidades y así, mientras el dragón occidental simboliza las fuerzas destructivas de la oscuridad, el chino encarna las virtudes de la amabilidad y la benevolencia, siendo una criatura benéfica que trae prosperidad y buena suerte. Igualmente, se le atribuyó un aspecto acorde con sus animales más significativos. El dragón indio se parece a un elefante; el chino a un ciervo y el europeo occidental (donde este mito procede de los relativos a la serpiente) a un reptil, guardando gran semejanza con los grandes reptiles prehistóricos, lo que hace sospechar su origen en el recuerdo popular de los enormes fósiles de dinosaurios o tal vez en la memoria de algún monstruo prehistórico superviviente. Hay dragones terrestres, acuáticos y voladores; dragones fieros y dragones tímidos; dragones que custodian tesoros y dragones que secuestran princesas. De cualquier forma, sea cual fuere el simbolismo o el aspecto que se le atribuya, estas fabulosas criaturas siguen ejerciendo un gran atractivo sobre nuestra imaginación, como demuestra el estreno de ‘El hobbit: La desolación de Smaug’ o los próximos estrenos de ‘Cómo entrenar a tu dragón 2’. Así que hemos aprovechado para hacer un ranking de nuestros dragones favoritos, pero como no hay nada más despreciable que la verdad absoluta, os invitamos a realizar las modificaciones que os parezcan oportunas o a incluir alguna peli que se nos haya podido escapar. Ahí va.

11. “Dragones y mazmorras” (Dungeons and Dragons, Courtney Salomon, 2000). Un frustado intento por llevar a la gran pantalla el popular juego de rol creado por Gary Gygax. Lo único que se salva son los dragones.

Dragones y mazmorras

10. “Eragon” (Eragon, Stefen Fangmeier, 2006). Basada en el primer libro de la saga El legado, de Christopher Paolini, que empezó a escribirla con tan solo quince años. Las aventuras del joven Eragon y su dragona azul, Shapira, para restaurar la antigua Orden de Jinetes de Dragón, derrocar al tirano rey Galbatorix y devolver la paz a Alagaësia.

eragon

9. “La espada mágica. En busca de Camelot” (Quest for Camelot, Frederik Du Chau, 1998). Una película de animación con el tema artúrico de fondo en la que destaca el papel estelar del divertidísimo dragón bicéfalo Devon y Cornwall (doblado por Gomaespuma).

quest-for-camelot

8. “Pedro y el dragón Elliott” (Pete´s Dragon, Don Chaffey, 1977). En este film la factoría Disney combinó actores y escenarios reales con animación para contar la historia de la hermosa amistad entre un pequeño huérfano y un dragón verde al que sólo él puede ver.

Pedro y el dragón Elliott 7. Las bestias voladoras al servicio del diabólico Sauron que aparecen en “Las dos Torres” (2002) y “El retorno del rey” (2003), la segunda y tercera parte de la trilogía de El Señor de los Anillos, no son estrictamente dragones (¿alguien los vio escupir fuego?) De hecho, según las descripciones de Tolkien pueden interpretarse como enormes pterodáctilos. Pero su impresionante aspecto hace que merezcan ocupar un lugar en esta lista al margen de estériles discusiones zoológicas, porque lo parecen ¿o no?

El retorno del Rey

6. En “Dragonheart” (Dragonheart, Rob Cohen, 1996), el sabio y bondadoso dragón Draco (con la voz de Sean Connery y doblado al español por Paco Rabal) le cede una parte de su corazón al joven príncipe Einon, herido de muerte mientras combate a su cruel padre, el rey Freyne. Cuando, años después, se revela tan déspota como su progenitor, Draco y el caballero Bowen deciden unir sus fuerzas para acabar con él. Nominada al Óscar a los mejores efectos especiales. Tiene segunda parte: Dragonheart: Un nuevo comienzo (Dragonheart 2: A New Beginning, Dog Lefler, 2000).

dragonheart

5. Realmente espectacular es el dragón que aparece en Harry Potter. Y no nos referimos a Norberto de Hagrid de “Harry Potter y la piedra filosofal” (Harry Potter and the Philosopher´s Stone, Chris Colombus, 2001), sino al que deben enfrentarse los participantes en el Torneo de los Tres Magos de “Harry Potter y el Cáliz de Fuego” (Harry Potter and the Globet of Fire, Mike Newell, 2005).

Harry Potter

4. También muy logrados estaban los dragones de “El imperio del fuego” (Reign of fire, Rob Bowman, 2002), ambientada en un mundo post-apocalíptico devastado por estas criaturas, donde un grupo de supervivientes refugiados en un castillo cercano a Londres intenta mantenerse a salvo de sus llamas.

el imperio del fuego

3. “El dragón del lago de fuego” (Dragonslayer, Matthew Robbins, 1981). Casiodorus Rex, un egoísta rey, mantiene un pacto con uno de los últimos dragones de la tierra llamado Vermithrax Pejorative, el cual habita en una cueva cercana a su pueblo. A cambio de que la bestia mantenga intactas las tierras de su reino, éste le entregará doncellas vírgenes mediante sorteos entre la población. Ulrich, un poderoso mago, y Galen su joven e inexperto aprendiz, deberán hacerle frente…Una película sorprendente tanto a nivel técnico como artístico. Para Guillermo del Toro, que planea dar vida al dragón Smaug para su próxima adaptación de El Hobbit, “el diseño de Vermithrax es tal vez uno de los más perfectos diseños de criaturas jamás realizado”. Una joya del fantástico.

El dragón del lago de fuego

2. Como entrenar a tu dragón (How to Train Your Dragon,Dean DeBlois, Chris Sanders 2010). Ambientada en el mítico mundo de los rudos vikingos y los dragones salvajes, y basada en el libro infantil de Cressida Cowell, esta comedia de acción narra la historia de Hipo, un vikingo adolescente que no encaja exactamente en la antiquísima reputación de su tribu como cazadores de dragones. El mundo de Hipo se trastoca al encontrar a un dragón que le desafía a él y a sus compañeros vikingos, a ver el mundo desde un punto de vista totalmente diferente.

La cinta de animación de Dreamworks es hasta ahora sin duda una de las mejores películas del estudio, el próximo año estrenará su secuela que promete mantener el nivel de la primera, en la que seguro no faltarán una gran variedad de estas criaturas.

Como entrenar a tu dragón 2
Como entrenar a tu dragón 2

1. El hobbit: La desolación de Smaug. El primer puesto del ranking no podía ser para otro que para el temible guardián de la montaña de Erebor, el dragón Smaug, nunca en la historia del cine la presencia de un dragón había despertado tanta expectación. Smaug fue diseñado por Weta Digital, responsables de los FX de las anteriores películas del Señor de los anillos y tiene el tamaño en la película de dos aviones 747. Cada una de las escamas de Smaug se pintó a mano con medios digitales, para representar mejor las imperfecciones y los defectos y así reflejar su edad y su pasado. En su versión original cuenta con la voz del actor británico Benedict Cumberbatch, famoso por su papel en la serie Sherlock y dar vida al mítico Khan en el reboot de la saga Star Trek de J.J. Abrams.

‘El hobbit: La desolación de Smaug’.  El Hobbit: La desolación de Smaug continúa la aventura de Bilbo Bolsón en su camino, junto a Gandalf el Mago y trece Enanos, guiados por Thorin Escudo de Roble, en una misión épica para reivindicar la Montaña Solitaria y el Reino Perdido de los Enanos, Erebor.

Tras sobrevivir al inicio de su inesperado viaje, la Compañía se dirige al Este. A lo largo de su viaje se encuentran con el cambia-pieles Beorn y un enjambre de Arañas gigantes en el traicionero Bosque Negro. Tras escapar de los peligrosos Elfos silvanos, los Enanos se dirigen a Ciudad del Lago, y posteriormente a la mismísima Montaña Solitaria. Allí, se enfrentarán al mayor peligro de todos; la criatura más aterradora que existe, una criatura que no solo pondrá a prueba el valor y coraje de los Enanos, sino también los límites de su amistad y la lógica del viaje en sí: el Dragón Smaug.

Smaug-and-Bilbo

Artículo anteriorCrítica de Free Birds (Vaya Pavos)
Artículo siguienteTráiler y titulo en español de ‘Edge of tomorrow’
Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.