Inicio Cine Cine de culto Ránking cine de culto: 10 películas distópicas

Ránking cine de culto: 10 películas distópicas

3738

Echamos la vista atrás para repasar un cine de culto que nunca caduca

Repasamos algunos de lo clásicos distópicos de la historia del cine con mi particular ranking.

‘Distopía’ es una sociedad ficticia indeseable en sí misma, concepto que ha alimentado y del que se han nutrido innumerables obras literarias o cinematográficas. A continuación, exponemos un ránking de este tipo de películas, que seguramente no dejan indiferente a nadie:

10. ‘Akira’ (1988): 

akira_Christopher_Nolan

El zénit del manga en forma de una Neo-Tokyo totalmente ‘cyberpunk’. Katsuhiro Ôtomo nos lleva hasta el año 2019 para retratarnos con violencia la influencia del hombre en su destino desde un multiperspectivismo abrumador. La relación poder político-poder militar como brazo opresor de la población que perece en la angustia de no controlar sus vidas y tiene que recurrir a las drogas o la religión como única salvación, es uno de los hilos centrales de esta obra maestra de la animación, junto con el dominio creciente de la tecnología sobre las vidas humanas. Akira, con su moto futurista y su chaqueta con el dibujo de una píldora, es el protagonista que se enfrentará al colapso de la ciudad provocado por su mejor amigo, quien se convierte en una bestia gigantesca.

Brazil-4

9. ‘Brazil’ (1985):

Un sistema tecnologizado hasta las trancas que secuestra y ejecuta a cualquier disidente de la forma más fríamente cruel posible. Sam Lowry (Jonathan Price) es un funcionario del Estado que conoce al guerrillero Harry Tuttle (Robert De Niro, ¿hay algún tipo de película que no haya tocado este hombre?) juntos se embarcan en una ofensiva contra la maquinaria del desalmado Estado. Terry Gilliam realiza un ejercicio de surrealismo con su característica puesta en escena recargada; la productora del film instó al director a hacerla menos oscura y más comercial pero Gilliam se negó. Sin embargo, algunas televisiones norteamericanas sí que editaron la película reemplazando el final original por uno más feliz, lo que le hacía perder gran parte del sentido a la historia.

8. ’12 Monos’ (1995):

Una vez más, Terry Gilliam demuestra su buen hacer con esta postapocalíptica obra en la que un virus ha acabado con millones de personas y los supervivientes se refugian en los únicos lugares en los que están a salvo: bajo tierra.El preso James Cole (Bruce Willis) es seleccionado para viajar al pasado y obtener una muestra del virus para hallar el antídoto. ’12 Monos’ es una oda a la rectificación, a la nostalgia de tiempos pasados producida por un progreso ambiguamente beneficioso para el hombre. Los avances de la ciencia se pueden convertir en la extinción de la Humanidad si caen en manos de un maníaco. Hay que destacar el desquiciado personaje de un Brad Pitt al que Gilliam prohibió fumar durante el rodaje para que interpretara mejor su papel de enfermo mental.

7. ‘Gattaca’ (1997):

Vincent padece una deficiencia cardíaca congénita y trata de hacerse pasar por Jerome, un atleta de genética inmejorable, para cumplir su sueño de ir al espacio. La ambición desmedida del hombre del s.XXI da un paso más en una sociedad futurista en la que el éxito en la vida depende de los genes. Ethan Hawke, Jude Law y Uma Thurman, encarnan una historia de amor y autosuperación plagada de elementos de denuncia social. La película irrumpió con frescura y renovó el género, además de reinventar un ‘sueño americano’ que parece una inmortal quimera cambiante de forma con el paso de los años.

6. ‘Equilibrium’ (2002): 

Claramente influenciada por ‘Matrix’ y ‘1984’, Kurt Wimmer dirige una frenética película de acción en la que Christian Bale se mueve como pez en el agua. Un régimen totalitario que suministra una droga a su población para evitar que éstos sientan. Tras siglos de guerras, se ha llegado a la conclusión de que es necesario acabar con las emociones humanas y, con ello, con la cultura y las artes, para alcanzar la paz. El clérigo Preston, uno de los más eficaces guerreros al servicio del régimen, se revela contra el gobierno tras haber perdido a su esposa en una de las purgas contra los sentimientos humanos.

mnbvm

5. ‘Blade Runner’ (1982):

Ridley Scott dirige el que es, posiblemente, el mayor clásico de la historia del ‘cyberpunk’. Harrison Ford pone rostro a un detective en busca de un replicante rebelde, un androide con forma humana que ha decidido dejar de actuar como una máquina, porque cada existencia es maravillosa y está llena de momentos mágicos, algo que el robot (Rutger Hauer) ha percibido gracias a saber que no le queda mucho tiempo. ¿Hasta qué punto la inteligencia artificial no es humana? las lluviosas y oscuras calles de una ciudad con letreros y anuncios en japonés o chino, son el escenario de esta historia de Existencialismo y Cine con mayúsculas.

4. ‘La Naranja Mecánica’ (1971):

La naturaleza del hombre a debate en una cinta que ilustra el fracaso de todas las estructuras construidas por el hombre moderno. ¿Dónde queda la humanidad en un futuro en el que hasta los recursos naturales se han perdido? la violencia y los placeres sensoriales como leitmotiv del ser humano, el Estado como una degeneración de su idea fundacional; Stanley Kubrick dibuja un paraje vacío y sórdido, sostenido en todo aquello que el ser humano considera ‘malo’.

1984-movie-bb_a113. ‘1984’ (1984):

Adaptación cinematográfica de la distopía por excelencia: ‘1984’, la novela de Orwell. John Hurt se pone en la piel de Winston, un funcionario del Ministerio de la Verdad, que se dedica a manipular la Historia, así como el Ministerio del Amor se dedica a reprimir a la población por medio de la Policía del Pensamiento, o el Ministerio de la Paz se dedica a los asuntos de guerra.

Nos encontramos en la peor de las dictaduras, donde gobierna un ente llamado ‘Gran Hermano’ y nadie escapa de la vigilancia permanente. Una reflexión sobre el Poder, sobre la represión de la sociedad por medio de la tergiversación de la Historia y la implantación de unos usos determinados del lenguaje, así como una bonita metáfora del amor como elemento central del ser humano; la Guerra como herramienta de sumisión de la autoridad. Un brillante ensayo visual que representa la más cercana a la realidad actual de las distopías que hasta ahora hemos repasado.

2. ‘The Matrix’ (1999):

Obra maestra de uno de los años más productivos de la historia del cine moderno. Los Wachosky elaboran una Biblia de Ciencia Ficción distópica con Keanu Reeves (Neo) haciendo de Salvador, de libertador del hombre que se encuentra bajo el dominio de las máquinas. Artes marciales y muchos disparos en un escenario cibernético de lo más filosófico, con un temible enemigo: el agente Smith (Hugo Weaving). ‘The Matrix’ es un film muy nutrido de otra lograda distopía ‘Dark City’ (1998)– Entre largas gabardinas de cuero negro y sofisticadas gafas de sol, marcó una época.

1. ‘Mr Nobody’ (2009):
 

Polifacética película de Jaco Van Dormael, con Jared Leto y Diane Kruger en los papeles protagonistas. Los inabarcables e irresolubles problemas de la existencia del ser humano en el universo canalizados y concentrados en el conflicto de la toma de decisiones. ‘Mr Nobody’ plantea un futuro en el que todo el mundo es inmortal y lo remata con la posibilidad de rebobinar el tiempo; pero hasta llegar allí recorremos una senda repleta de dilemas y de posibilidades, toda vida merece ser vivida y hasta que no elegimos, todo permanece posible.
mr_nobody20

Acabamos no sin antes mencionar otros clásicos distópicos como ‘El Planeta de los Simios’ (1968), ‘Fahrenheit 451’ (1966), ‘Metrópolis’ (1927), ‘V de Vendetta’ (2006) o la reciente ‘Interstellar’ (2014). Sin duda, el cine ha dado grandes largometrajes que retratan futuros nefastos para el hombre.

¿Cuál es tu película distópica favorita? ¿Has echado de menos alguna en esta lista?

Estudiante de Periodismo y apasionado de la gran pantalla, los viajes, las aventuras, los libros y todo esto junto. Hay pocas cosas en este mundo que puedan no interesarme. Me pierden los blanco y negro del Cine Clásico, las desgarradoras películas de Bergman, la maestría de Welles, la pureza de Chaplin, el expresionismo alemán... en definitiva, cómo el cine profundiza en el alma humana de forma casi escatológica, y, al mismo tiempo, el éxito propio del s.XXI de un entretenimiento visual bien hecho. Puedes seguirme en @GutenXMorgen