Rambo de Sylvester Stallone recibe un gran honor - Cinemascomics.com Rambo de Sylvester Stallone recibe un gran honor - Cinemascomics.com
Cine

Rambo de Sylvester Stallone recibe un gran honor

Rambo de Sylvester Stallone recibe un gran honor

El actor Sylvester Stallone tiene dos personajes tan míticos, como Rambo y Rocky, que ya forman parte de la historia del cine.

La mayoría de los actores tienen suerte si logran interpretar un papel icónico a lo largo de toda su carrera, siendo Sylvester Stallone uno de los pocos que tiene dos leyendas cinematográficas a su nombre. Rocky Balboa y John Rambo tienen hasta trece películas y más de 40 años de existencia y ahora el veterano ex combatiente tiene una gran estatua en su honor.

Sylvester Stallone reveló recientemente que se habían erigido dos enormes estatuas de Rambo en Hope, la pequeña ciudad canadiense donde se filmó la gran mayoría de la primera película del personaje en 1982, el clásico de acción titulado First Blood (Acorralado). Para una ciudad con una población de poco más de 6.000 habitantes, Hope ha demostrado ser un lugar muy popular para las producciones de Hollywood. Ya que a lo largo de los años con películas cómo Dispara a matar (1988), los romances Si de verdad quieres… (2012) y Fuego cruzado (2012), las películas familiares White Fang II y A Dog’s Way Home y el thriller de Jack Nicholson El juramento (2001), han rodado algunas escenas en ese lugar.

Sin embargo, ninguno de ellos generó una franquicia masiva y terminó obteniendo su propia estatua.

Por lo que Rambo demuestra ser lo mejor que se ha rodado allí, por eso es normal que le hayan hecho ese homenaje. Ahora, simplemente se abre la discusión si la estatua se parece o no a Sylvester Stallone, pero es un gesto agradable de todos modos, y puedes ver la última atracción de Hope a continuación.

Rambo de Sylvester Stallone recibe un gran honor

Por supuesto, esta no es la primera estatua de un personaje de Sylvester Stallone, con Rocky ocupando un lugar de honor fuera del Museo de Arte de Filadelfia. Junto a las míticas escaleras que subía el boxeador cuando entrenaba para sus peleas.