Inicio Cine ¿Quién es Madre Rusia en KICK-ASS 2. CON UN PAR?

¿Quién es Madre Rusia en KICK-ASS 2. CON UN PAR?

8037
Compartir

KICK-ASS 2. CON UN PAR nos enseñará una gran personaje de cómic nuevo.

En KICK-ASS 2. CON UN PAR, Chris D’Amico / Bruma Roja en la primera entrega de KICK-ASS, hijo del difunto rey del crimen Frank D’Amico y obsesionado con vengarse de Kick-Ass, que voló a su padre en pedacitos con un bazuca, renace en esta entrega como el Hijop**a, tras la inesperada muerte de su madre. Así empieza la misión del chico más rico de Nueva York en convertirse en el primer supervillano real del mundo, el cual reúne a un equipo de supervillanos entre los que se encuentra Katarina Dombrovski/Madre Rusia.

KICK-ASS 2. CON UN PAR

Katarina Dombrovski/Madre Rusia (Olga Kurkulina) es el miembro mejor pagado del equipo del Hijop**a. La culturista y exagente del KGB puede hacer trizas a cualquiera. La encerraron en un gulag… hasta que devoró a su compañera de celda y se escapó.

En julio de 2012 se empezó a buscar a una “mala clásica”, concretamente a Madre Rusia. La convocatoria a través de Internet especificaba que se requería “una culturista fornida y musculosa con un imponente físico que no hubiera perdido su feminidad y midiera más de 1,80 metros”. Madre Rusia, una exagente del KGB a la que Chris paga semanalmente para crear el caos, es la mejor y más despiadada de todas las asesinas.

Llegaron cientos de currículos y hubo que entrevistar a numerosas candidatas antes de encontrar a la culturista y modelo de fitness OLGA KURKULINA. Con sus 1,85 metros y 90 kilos de puro músculo, era perfecta para el papel. La actriz recuerda ver la convocatoria en Internet, y a través de un traductor dice: “Me enamoré de Madre Rusia nada más verla y decidí que el papel sería mío, no iba a permitir a nadie que lo hiciera”. A pesar de sentirse feliz por haber obtenido el papel, fue todo un reto para Olga Kurkulina, ya que nunca había actuado y no hablaba una palabra de inglés.

Según Jeff Wadlow, la actriz es “una fuerza de la naturaleza”. “Olga fue todo un descubrimiento”, dice. “Uno de los grandes retos de la película era encontrar a la actriz ideal para el papel. Si alguien se metiera en mi historial de Internet, se quedaría sorprendido.

Me pasaba horas navegando por páginas de culturismo, buscando mujeres que midieran más de 1,80 metros. Por suerte, después de lanzar una convocatoria mundial, encontramos a Olga gracias a Reg Poerscout-Edgerton, el director de casting. Recuerdo cuando entró en mi despacho con una foto de Olga en la mano y me dijo: ‘Ya tenemos a Madre Rusia’”.

Todos los participantes en la película quedaron encantados con la actriz novel. “Ha sido un placer trabajar con Olga gracias a su entusiasmo”, dice el realizador. “No habla inglés, pero suplió esa carencia trabajando más que nadie. Se entrenó mucho, y disponíamos de un traductor en el plató. Aun así, un poco antes del primer día de rodaje, nos preguntamos si iba a funcionar. Un equipo está formado por unas cien personas que saben exactamente lo que deben hacer en todo momento, además hay muchos focos y cámaras. Olga nunca había pisado un plató. Llegó el momento en que salió del coche vestida de Madre Rusia y pensé: ‘No va a aguantar, será demasiado para ella’. Pero fue todo lo contrario, lo hizo de maravilla y se lo pasó en grande”.

La actriz tenía otro fan en el plató, Christopher Mintz-Plasse, que dice con mucho entusiasmo: “Olga ha estado increíble. A primera vista es todo músculo, grande, intimidante, pero basta con intercambiar dos palabras con ella para descubrir que es la mujer más amable que existe. Cada mañana besaba a todo el mundo al llegar”.

Tráiler KICK-ASS 2. CON UN PAR:

Compartir
Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.