Inicio Cine Noticias de la saga Star Wars

Qui-Gon habría sido la mayor amenaza del emperador

Si Qui-Gon Jinn hubiera sobrevivido en Star Wars Episodio I: La amenaza fantasma, se habría convertido en la mayor amenaza del Emperador, os contamos el por qué

El personaje de Qui-Gon Jinn interpretado por Liam Neeson ha fascinado a los fans de Star Wars durante mucho tiempo; el Maestro Jedi de Obi-Wan, Qui-Gon parecía ser un Jedi inusualmente reflexivo, uno con una sabiduría que potencialmente superaba incluso a la del Maestro Yoda. El maestro murió a manos de Darth Maul al final de Star Wars Episodio I: La amenaza fantasma, pero su influencia continuó; Qui-Gon fue el primer Maestro Jedi que conocemos que aprendió a comunicarse después de la muerte.

star-wars-qui-gon-jinn

Todo esto significa que Qui-Gon Jinn se ha convertido en una leyenda en la franquicia de Star Wars. Una leyenda que Lucasfilm ha comenzado a explorar recientemente, con la novela Master & Apprentice de Claudia Grey, el audiolibro de Cavan Scott, Dooku: Jedi Lost e incluso un reciente cómic de Marvel. Todo esto significa que los fans pueden conocer mucho mejor al maestro Qui-Gon Jinn, y está claro que él fue el único Maestro Jedi que los Sith tenían que matar para que sus planes se hicieran realidad.

Porque la verdad es que Qui-Gon Jinn era un Jedi único, uno que se encontraba al margen de la Orden y que, sin embargo, tenía la influencia suficiente como para desbaratar todos los planes de Palpatine. El lado oscuro favoreció a Palpatine cuando Dath Maul logró acabar con la vida de Maestro Jedi.

Star Wars: maestro y aprendiz

Os contamos los motivos por los que Qui-Gon Jinn suponía una verdadera amenaza para Palpatine a continuación

Qui-Gon comprendía la profecía del elegido

Qui-Gon Jinn entendía la profecía del Elegido de una manera que ninguno de los otros Jedi lo hizo. La profecía del Elegido era anterior a la Orden Jedi, y durante milenios los Jedi habían dejado de estudiarla. El Maestro Yoda desalentó activamente el examen de las profecías, creyendo que servían de conducto al lado oscuro; argumentando que intentar controlar el futuro es resistir a la voluntad de la Fuerza. Qui-Gon Jinn, sin embargo, tuvo una visión mucho más matizada. Creía que la Fuerza podía revelar aspectos del futuro; y si la Fuerza lo ha revelado, ¿cómo puede el estudio de su revelación estar en contra de la voluntad de la Fuerza? Como resultado, había pasado innumerables horas estudiando detenidamente las profecías.

Noticia relacionada
Crítica de Star Wars: El Mandaloriano ¡Lo que los fans siempre han querido!

La Orden Jedi parecía haber asumido que cada línea de la profecía debería leerse de forma separada. Por eso nunca pusieron en contexto la profecía del Elegido, atándola a líneas inquietantes que hablan del “sacrificio de muchos Jedi“ y la limpieza del propio pecado de la Orden. Pero los eventos del libro Master & Apprentice le revelaron a Qui-Gon Jinn que vivía en el tiempo de la profecía, y le hicieron sospechar que las profecías se entrelazaban. De hecho, el regreso de los Sith en sí es otra profecía del mismo bloque, por lo que Qui-Gon sin duda se habría preocupado por la coincidencia de estos dos eventos. Si hubiera sobrevivido a Star Wars Episodio I: La amenaza fantasma, habría dedicado mucho tiempo a examinar las profecías y averiguar cómo se relacionaban con los acontecimientos actuales. Además, si hubiera sido el mentor de Anakin, se habría asegurado de que su nuevo padawan también estuviera familiarizado con ellas.

qui-gon jinn y anakin

Qui-Gon habría sido un mejor mentor para Anakin

El Elegido fue profetizado para lograr el “equilibrio final”, y los Jedi parecen haber interpretado que se refería puramente a la destrucción de los Sith. Es dudoso que Qui-Gon Jinn hubiera cometido el mismo error; era un Jedi inusual porque estaba dispuesto a aprender de otras tradiciones de la Fuerza. Como resultado, Qui-Gon tuvo una idea muy diferente de lo que significaba “equilibrio”. Para el Consejo, el equilibrio significaba que la Fuerza había producido un campeón para vencer a la oscuridad, dejando solo la luz. Para Qui-Gon, implicaba la aceptación de la oscuridad, para que la luz pudiera vencerla. Es por eso que Qui-Gon no se molestó cuando sintió la oscuridad y la luz dentro de Anakin; él sabía que eso era parte de lo que el Elegido debía ser.

Y, sin embargo, Qui-Gon habría insistido en enseñarle a Anakin que todavía importaba si elegía el lado luminoso o el lado oscuro de la fuerza. “Por cada acción que emprendemos, cada palabra que hablamos, cada vida que tocamos, es importante”, argumentó Qui-Gon en Master & Apprentice. “No me dirijo a la luz porque signifique que algún día ganaré algún tipo de juego cósmico. Me dirijo a ella porque es la luz”. Esa filosofía seguramente habría sido útil para Anakin Skywalker; el Elegido no habría sido entrenado para suprimir la oscuridad, sino para reconocerla y reflexionar sobre ella. No es inconcebible que Qui-Gon finalmente hubiera decidido que algunos elementos de las enseñanzas Jedi eran un obstáculo para su padawan en lugar de ayudarle; vale la pena recordar que Qui-Gon estaba dispuesto a abandonar la Orden para enseñar a Anakin. Qui-Gon demostró que no necesitaba la aprobación del consejo Jedi para hacer lo que creía correcto, y que, en última instancia, fue el deseo de Anakin obtener la aprobación del consejo Jedi, su negativa a darsela, y los brazos abiertos de Sheev Palpatine fue lo que le llevó a traicionar a la orden Jedi.

Noticia relacionada
Star Wars ¿Usó El Emperador una antigua técnica Sith para sobrevivir?

Qui-Gon sabía lo que era el amor

La caída de Anakin Skywalker fue en gran parte resultado de su amor prohibido por Padme Amidala. Sin embargo, curiosamente en Master & Apprentice se insinúa que Qui-Gon Jinn también habría ayudado a su Padawan con ese problema; aunque el libro no da ningún detalle, alude a un romance prohibido en el pasado de Qui-Gon. Parece que él mismo se ha enamorado, y aunque finalmente eligió la Orden Jedi, fue una decisión cercana. De hecho, Qui-Gon incluso guardó un regalo para su amada, un precioso diamante de fuego de Mustafari que siempre llevaba consigo.

Más aún, nuevamente, esto nos devuelve al hecho de que Qui-Gon esperaba que el Elegido fuera un agente de equilibrio, no necesariamente un Jedi en absoluto. Habría empatizado con el amor de su Padawan por Padme, y hubiera preferido que Anakin fuera fiel a sí mismo, incluso si eso significaba dejar a los Jedi, que vivir una doble vida. Una cosa que Qui-Gon no habría hecho, sin embargo, tuvo que esconder su relación; tanto en las guerras clone, como en Star Wars Episodio III: La venganza de los Sith sugirieron que Obi-Wan había sabido siempre la relación de Anakin con Padmé todo el tiempo, pero había elegido mirar para otro lado.

Anakin y Padme

Qui-Gon habría terminado con las guerras clon

Pero Qui-Gon no solo habría causado problemas a Palpatine con sus planes para Anakin Skywalker; también habría terminado con las propias Guerras Clon. A diferencia de muchos de los Jedi, Qui-Gon Jinn no tenía veneración por la República. Era consciente de las fallas de la República, creyendo que comprometía demasiado y no había hecho cumplir los derechos de sus súbditos. Peor aún para Palpatine, Qui-Gon fue vocal en sus críticas y trabajó activamente para encontrar una manera de evitar las limitaciones de la República. Como ejemplo, a Qui-Gon no le gustó el hecho de que la República permitiera que los esclavos fueran transportados a través de su espacio, siempre y cuando no se hubieran convertido en esclavos en un mundo de la República. En Master & Apprentice, él hábilmente navegó alrededor de las restricciones legales para encontrar una manera de liberar a cientos de esclavos. También era muy consciente de que la República se enfocaba demasiado en los Mundos del Núcleo, y presionaba a los Jedi para que se preocuparan por los asuntos en el Borde. Al final, la desigualdad política y económica que floreció bajo la República se convirtió en una de las fuerzas impulsoras del movimiento separatista. Qui-Gon habría sido una voz influyente y respetada, impidiendo que los mundos se unieran a los Separatistas y animándoles a reformar la República.

Noticia relacionada
Leia Organa (Carrie Fisher) iba a ser "la última Jedi" en Star Wars 9

conde dooku sith

Para empeorar las cosas, Qui-Gon tenía estrechos vínculos con el Conde Dooku, su antiguo Maestro. Aunque los dos no parecen haber tenido ningún contacto después de que Dooku abandonase a los Jedi, Qui-Gon, se habría preocupado cuando el Conde de Serenno se convirtió en un líder en la causa separatista. No habría subestimado la influencia de Dooku, y sin duda habría intentado reunirse con su antiguo Maestro para hablar con él. En el peor de los casos para Palpatine, Qui-Gon que era tremendamente sensible a la Fuerza habría sentido el lado oscuro alrededor de Dooku, y quizás incluso haya experimentado una visión del futuro en el que Dooku estaba trabajando en nombre de Palpatine. Toda la estrategia de las Guerras Clon podría haber sido minada por este único Maestro Jedi.

Sin embargo, esto no fue mera suerte por parte de Palpatine. La realidad es que esas profecías, incluidas las que predicen la caída de la Orden Jedi, se supone que representan la voluntad de la Fuerza, ya que la Fuerza misma trabaja activamente hacia una posición de equilibrio. Como tal, la muerte de Qui-Gon Jinn no fue solo un desafortunado incidente; era parte del patrón. Solo Qui-Gon Jinn pudo haber reconocido al Elegido, porque era el único Jedi que había estudiado la profecía y creía que el momento anunciado estaba cerca. Pero una vez que había hecho su parte, su compromiso con el lado ligero de la Fuerza habría socavado activamente el resto del proceso; como tal, fue voluntad de la Fuerza su propia muerte.

Artículo anteriorVengadores: Endgame el camino a Guardianes de la Galaxia Vol. 3
Artículo siguienteCómo podría regresar Steve Rogers en la fase 4 del UCM
Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of