Cine

Primeras críticas de Snake Eyes: El origen. Úrsula Corberó brilla como la Baronesa

Espectacular tráiler de Snake Eyes: el origen (2021)

El relanzamiento de la franquicia G.I. Joe, Snake Eyes: El origen se estrena en USA el próximo 23 de julio y la crítica parece dividida con la nueva película

La franquicia cinematográfica basada en la famosa línea de figuras de acción de Hasbro, G.I. Joe, regresa a las pantallas de cine con Snake Eyes: El origen, película que aunque podría ser un spin-off de las dos anteriores películas, con el silencioso Ninja de los Joe como protagonista, no lo es, y servirá como reinicio para futuras películas.

Snake Eyes: El origen está protagonizada por Henry Golding (Crazy Rich Asians, Last Christmas, Un pequeño favor), en el papel de Snake Eyes, un tenaz guerrero solitario que, tras salvar la vida del heredero de los Arashikage, es acogido por este clan japonés. A su llegada a Japón, los Arashikage enseñan a Snake Eyes cómo convertirse en un guerrero ninja, al tiempo que le proporcionan algo que él anhela: un hogar. Pero cuando se revelan secretos de su pasado, el honor y la lealtad de Snake Eyes se pondrán a prueba, incluso si eso significa perder la confianza de sus aliados.

La película llega mañana a los cines en Estados Unidos, mientras que en España habrá que esperar al 20 de agosto, pero ya tenemos las primeras críticas, que la colocan como la mejor película de G.I. Joe hasta la fecha, algo por otro lado nada difícil, pero también apuntan que Golding pincha como estrella de acción, que hay poca sangre para haber tantas escenas de lucha de espadas con el objetivo de conseguir la calificación PG13, y destacan la actuación de la española Úrsula Corberó y Andrew Koji como personajes que merecerán la pena ver en una secuela.

A continuación podéis leer las primeras impresiones

Variety ha dicho de ella: “Snake Eyes: El origen” es probablemente una película tan buena como la que obtendrás que tiene las palabras “GI Joe” en el título. Tal vez sea porque parece tener muy poco que ver con la idea convencional de cualquiera de GI Joe. No es una orgía de combate de armas pesadas de mandíbula cuadrada y ligeramente patriotero, como GI Joe: The Rise of Cobra (2009) o GI Joe: Retaliation (2013), las dos entregas anteriores de la franquicia de acción inspirada en Hasbro. Es, más bien, una orgía de combate ninja con una atmósfera oscura y elegantes extremidades de tijera: una historia de venganza, nobleza e intrigas ambientada en Tokio”.

Comicbook por su parte ha dicho:es una buena película con mucha acción y personajes interesantes que podrían beneficiarse de una historia más equilibrada en la que distribuyan de manera más uniforme su participación en la historia principal en lugar de verse obligados a apoyar a otros en todo momento. El turno de Golding como estrella de acción no se destaca, pero con Koji, Weaving y Corberó, es suficiente para justificar una continuación para cuando aparezcan los créditos”.

The Hollywood reporter: “debería haber sido más ágil y mezquina, sin mencionar más palpablemente violenta. (A pesar de los cientos de espadas que cortan el aire en esta aventura PG-13, la única sangre que vemos se extrae pacíficamente para una prueba de ADN). Ver una película del productor de la serie Transformers, es otro retroceso a la época en que los dibujos animados de televisión eran esencialmente anuncios publicitarios baratos para juguetes nuevos”.

The Guardian: “Un aburrido intento de darle a Henry Golding su propia franquicia se desvanece rápidamente con secuencias de acción sin compromiso y combates sin sangre”.

Indiwire: “las escenas de acción son tan inexplicablemente dolorosas, y el trabajo de los personajes en Snake Eyes es tan inesperadamente fuerte, que tu corazón se hunde cada vez que salen las espadas. La buena noticia es que el tan discutido “tercer desafío” de vida o muerte que aguarda a Snake Eyes al final del segundo acto no es solo otro duelo. La mejor noticia es que Snake Eyes, Tommy, Akiko y el resto de la pandilla son divertidos de ver durante las partes de la película en las que realmente puedes verlos, y prosperarían en una posible secuela (con un equipo diferente detrás de la cámara) si la tirada de dados de Paramount en esta franquicia legítimamente inactiva de alguna manera vale la pena”.

En definitiva lo que esperamos ver es una película entretenida que fácilmente podría ser un spin-off de Fast and Furious, que sienta las bases para el reinicio de la franquicia G.I. Joe en la que destaca todo el mundo menos su estrella principal. Una lastima tratándose de uno de mis personajes favoritos de los Joe.