Inicio Cómics ‘Piloto Fantasma 1: Motores de venganza’ un espíritu de venganza rápido y...

‘Piloto Fantasma 1: Motores de venganza’ un espíritu de venganza rápido y furioso

Compartir

El espíritu vengador vuelve a cabalgar de nuevo en ‘Piloto Fantasma 1: Motores de venganza’, y esta vez no es un motorista. Cuando la sangre de los inocentes le reclama el adolescente de Los Ángeles, Robbie Reyes estalla en llamas y se convierte en el Piloto Fantasma , ¿o ya no es así?

Nueva oportunidad para el oscuro héroe de llameante cabeza. Nuevo anfitrión, nuevos poderes, ¿y nuevo espíritu?

Que el Motorista Fantasma fue todo un éxito en los 90 no es ningún secreto. Mucho se debe a esa época en la que se inclinó la balanza de los superhéroes hacia lo oscuro. Un ser que ardía sin consumirse, un demonio justiciero que destrozaba todo con tal de servir la venganza estaba llamado al éxito. Y el éxito duró, y se convirtió en multitud de series de la Marvel más sobrenatural, Los “Hijos de la medianoche” se extendían, pero tanto va el cántaro a la fuente que …

Aún así el motorista no dejaba de ser un personaje poderoso, y continúo sin sus series comparsa. Y cada vez que volvía había cambios, de actitud, de vida, incluso de origen. Devin Grayson, Garth Ennis, Daniel Way y Jason Aaron dejaban su estampa. Ahora le ha tocado a Felipe Smith y Tradd Moore.

La historia es la más clásica de las clásicas, héroe de la clase baja que sufre abusos acaba convertido en un ser de grandes poderes para vengarse de sus enemigos. No hay en esto nada nuevo, ni en la trama de estos primeros números en los que se opone a un grupo de narcotraficantes, ninguna novedad en este área. Es en los personajes donde hay cambios. Esta vez el envase del espíritu es Robbie Reyes, un muchacho latino de un barrio desposeído de Los Angeles, con un hermano disminuido físico y mental al que debe cuidar ante la falta de padres. Sufre y pelea por sobrevivir y eso hace del vengador un personaje más real, tras años de abusos, ser él el poderoso puede corromper su visión de la justicia.

ghostrid1

Y también tenemos un espíritu de la venganza charlatán, ¡algo totalmente nuevo! No se calla ni debajo del agua, le impulsa, insulta, alienta y obliga a hacer más y cada vez más. Puede que me equivoque, pero no estamos ante ninguno de los anteriores “fantasmas”, es nuevo, y algo pasa, este es el punto que puede atraer a aquellos que ya conocen la historia del espíritu vengador. Para aquellos que desconocen a los anteriores recipientes puede no llamarles la atención, pero desde luego les atraerá esta figura rebelde de un adolescente que usa su poder para que las cosas estén bien, según su mirada claro.

El guión es manido, y tiene mucho tópico de las historias de origen de superhéroes, sobre todo enfatiza en el barrio conflictivo y en la clase baja y el origen latino de Reyes. Quizás haya demasiado de origen y poco de nuevo, lo que a muchos les resultara facilón y probablemente previsible. Lo es, reiniciar la saga era muy difícil, o innovaban o continuaban con el clásico, tirar por el camino de en medio por lo menos abre nuevas alternativas, aunque el inicio haya sido bastante común.

All-New_Ghost_Rider_2_FEA

Por encima de todo y aumentando la calidad de un guión normalito tenemos a Tradd Moore, el artista que impresiona con sus portadas en ‘Vengadores Secretos’ y ganaba enteros con cada número completo que dibujaba de ‘Luther Strode’, es lo mejor de este tomo. Su arte es brutal, y no sólo por la calidad, si no porque no deja que nada le detenga, atraviesa las convenciones como un rayo, como un coche en plena carrera. Influenciado sin duda por el estilo amerimanga de los 90, ha sabido adoptar muchas cosas del cómic japonés y adaptarlo al arte americano del comic-book, lo hace muy bien, pero a su bola. Impresionante capacidad para la acción, alucinantes escenas de persecuciones y peleas sangrientas, lineas cinéticas a porrillo o y reflejos de luces y llamas hasta que tengas epilepsia, potencia, velocidad, y sobre todo un tendencia a lo extremo. Sobre todo en las formas físicas, personajes de cuerpos alargados para crear imágenes que se retuercen como la plastilina y añaden vértigo al dibujo. Aunque pueda resultarles caricaturesco a algunos, no es la intención. No es Tezuka y sus caras básicas y llevadas al extremos de la expresión dentro de escenarios realistas, estamos ante un autor que busca la espectacularidad con la deformación, la exageración, olvídate de medios tonos, si no es negro, es una linea, gruesa o fina larga o abrupta, pero Moore es un dibujante de velocidad. Y la linea recta es el camino mas directo entre dos puntos. Más lineas, más velocidad, más potencia para ese motor en llamas.

2014-03-25-19.06.01

El Piloto Fantasma es una obra que demuestra que un arte poderoso sube muchos puntos a un cómic. Si el guión hubiera sido un poco mas potente hablaríamos de un gran regreso, no es el caso. Así que hablamos de un retorno recomendable si no has conocido a otros “Ghost Rider”, y que puede llegar a tener más que contar en números posteriores para aquellos más veteranos. El segundo tomo en junio, poco tenemos que esperar para comprobar si de verdad hay algo más allá de esta historia. No he olvidado la referencia mas fácil dentro de las ideas actuales: ‘Fast & Furious’ vendrá a la mente de todo aquel que vea el coche, o las carreras, y si, es inevitable que se vea la influencia de la popular saga cinematográfica, entretenida pero insustancial, más imagen que hechos para el que suscribe. Lo que desde luego está claro es que esta serie va a estar llena de coches furiosos, maniobras imposibles y sobre todo, carreras a toda potencia.


Compartir
José Carlos Royo

Desde que tengo memoria he leído cómics. Mi madre me compró el primero antes de aprender a leer bien, alguien le contó a la pobre que ayudaba a los niños a acercarse a la lectura. Aún busca a la persona que se lo dijo para agradecérselo apropiadamente, con un garrote.

Apasionado del mundo de la viñeta devoro todo cómic que se me pasa por delante. El americano es mi predilección pero el japonés y el europeo también llena mis estanterías. Si le añades los libros, las series de tv y las películas soy lo que hoy día llaman friki, y estoy orgulloso de serlo.

Periodista con tendencias televisiva,s cuando me lo permiten hasta escribo. No me caso con nadie y ya sea aburrido, trepidante, intenso o un gasto de papel, un cómic hay que leerlo y comentarlo para
que este de verdad vivo.