Cómics / Patrulla X 13. El renacer de Tormenta
Cómics

Patrulla X 13. El renacer de Tormenta

Giant Size X-Men: Tormenta

Tormenta está enferma y la única cura es volver al Mundo y arriesgar su vida para extirpar el virus que la consume. Pero ¿pueden fiarse de Fantomex?

Tras el contagio, Tormenta redescubre el miedo a la muerte, la solución es visitar un mundo irreal, ficticio, virtual, con su propio ritmo de vida, físicamente imposible, que pero que existe rompiendo todas las reglas y leyes de la naturaleza. Y el guía es Fantomex.

La infección de Ororo ha servido a Jonathan Hickman para plantear muchas cosas en pocas páginas, si ya nos hizo la introducción del Mundo y su funcionamiento, así como su relación con Fantomex, en esta ocasión, es su realidad física la que Tormenta probará, y en un momento clave, en el que la muerte es más que una certeza. Pero el guionista no se queda en solo una aventura de acción, en una corta pero potente reacción por parte de Ororo, vemos como la mutante ha conseguido sobrevivir desde niña a todo lo que ha sufrido, la muerte de sus padres, no tener hogar, perder sus poderes, etc, con sus ganas de vivir. Un bello canto a la vida en pocas frases, pero certeras.

Tormenta la gran protagonista

Si bien el episodio tiene muchos protagonistas, Ororo la principal, destaca sobre todos ellos Doug Ramsey, Cifra, con un epílogo que deja abierta una nueva línea futura para Hickman o cualquiera que se atreva a jugar con ese misterio que ha dejado planteado. La vida artificial, una posibilidad futura que puede ser brillante, y aterradora.

Esperaba algo más poderoso en cuanto al Mundo, Fantomex y Monet de nuevo juntos, y si bien no es decepcionante, esperar demasiado, en tan pocas páginas era una fantasía por parte de un servidor. Ororo es el centro de la historia y cumple con su papel. En una de las pocas ocasiones que Hickman decide profundizar en personajes, es conocido su uso de los mismos como herramientas narrativas y poco más en grandes sagas, lo hace notablemente bien. Caso aparte que se deje llevar en algunos momentos por la comicidad y los diálogos rápidos, agilizando y haciendo que el número sea más ameno y loco, claro ejemplo en algunos personajes como Cifra o ese científico loco de IMA.

El dibujo de Russell Dauterman

Al dibujo en Patrulla-X tenemos de nuevo a Russell Dauterman, una de las joyas de la editorial, con un dibujo espectacular, claro y brillante, con composiciones que vuelan por las páginas y una línea clara y preciosista. Cuenta todo y lo hace muy bien, y siempre deja detalles propios y personales en cada número para que el lector lo descubra.

Antes de X de Espadas Hickman tenía que cerrar o dejar en suspenso algunas tramas, y ha decidido cerrarlas por el momento y retornar sobre ellas más adelante. Así, este número es el último de aventuras de la Patrulla X, ya que el 14 es el prólogo oficial del evento, contando la causa del conflicto que asolará el mundo mutante, cuando la carta del 10 de espadas caiga sobre la mesa.