Inicio Cómics ‘Paletos Cabrones. Aquí yace un hombre’ el sur es otro mundo, el...

‘Paletos Cabrones. Aquí yace un hombre’ el sur es otro mundo, el sur es el infierno

Compartir

Cuando volver a casa es un mal recuerdo, no debería ser largo, si complicado, pero no largo. Para Earl Tubb un simple trámite es la entrada a un lugar que nunca quiso visitar, la vida de su padre. Jason Aaron y Jason Latour hablan del sur, de los sureños, y de los pueblos de su infancia, ellos son “southies”, y saben quiénes son los ‘Paletos Cabrones’, han vivido con ellos.

Dibujo de Paletos Cabrones

Cuando has abandonado tu hogar añoras el recuerdo de su olor, de sus sonidos, de los buenos recuerdos. Earl Tubb no tiene nada de eso en mente, sólo salir de Craw Alabama lo antes posible, y no volver jamás. El sur de los Estados Unidos es un lugar diferente, la gente es diferente, piensan, actúan, y sobre todo, tienen una vida diferente. Earl no quiere volver a vivirla, era la vida de su padre, un padre al que no aguantaba, en una casa que abandonó en cuanto pudo. La historia no se repite, pero a veces rima, y el palo de tu padre, el que hizo que lo mataran, acaba en tus manos, y no quieres usarlo, porque no quieres ser tu padre, pero tienes que usarlo, porque alguien tiene que cambiar el pueblo. Pero el sur no perdona, y si le das con fuerza, la devuelve. Earl Tubb es un viejo con un palo, es un viejo cabreado con un gran palo, pero el sur es más viejo, y tiene más palos grandes.

Jason Aaron nació en Jasper, Alabama, Jason Latour en Charlotte, ambos han vivido de primera mano lo que es salir de un lugar cerrado y paralizado en el tiempo como es el sur de los USA, pero aunque ambos acarrean buenos recuerdos, también malos, y ‘Paletos Cabrones’ es una obra de cine negro puro, donde el espíritu humano brilla más por su oscuridad, por lo malo, que por lo bueno, y ellos son capaces de sacar toda esa “mierda sureña” de dentro para que sepas lo que es ser parte de un lugar pequeño, en el que lo único que importa es el futbol, y las cervezas, la familia, y que ningún yanqui venga a joderte.

Paletos CabronesQue Aaron ha escrito notables series superheróicas como Doctor Extraño, Star Wars, Thor o Lobezno, es de sobra conocido, pero que su obra más poderosa hasta ahora para el que suscribe era ‘Scalped’, nadie debería ignorarlo. Además de ‘Paletos Cabrones’, Aaron tiene otra historia familiar por publicar en España, y ha comenzado hace unos meses con R. M. Guéra, su compinche en ‘Scalped’, una serie sobre hombres prehistóricos, además de seguir con sus dioses marvelitas. El americano es un escritor de novela negra de los que manejan los personajes con soltura, que no necesita grandes tras y giros de guión apabullantes, la historia avanza poco a poco, a golpes y gritos, con gestos pequeños de personajes complejos que llenan su historia y s personalidad. Y si no os convences que los personajes sean el motor de una historia, no deberíais abrir este libro, eso sí, os perderéis lo que debe ser el mayor cliffhanger que se ha visto para acabar un arco argumental en bastante tiempo, una solo pagina, y te dejará pidiendo el segundo tomo a gritos en tu librería.

Y a los lápices de la obra está otro Jason, Latour en este caso. Un especialista en las líneas, en la expresividad, y en el salvajismo de la violencia, no veras una pelea limpia aquí, no será bonita, será real, y dolerá, sangrará. Artista que consigue ambientes con pocas manchas o sombras, que gusta más de líneas rotas y trazos duros que de limpios y regulares, Latour es perfecto para contar la historia de un pueblo sucio, caluroso, y lleno de bastardos que no te ayudarían ni pagándoles. El color de la serie es otro tema, capaz de llenar de calor, odio, y rabia las viñetas, de ser tan visceral como el dibujo, Latour convierte su arte en sentimientos con su paleta, una delicia.

Paletos cabrones es un “tienes que leerlo” como la copa de un pino, te guste o no el género negro, seas o no amante de las historias familiares y las peleas a mano limpia. Planeta Cómic lo ha traído en un momento propicio, llega el calor, hazte una limonada, o un julepe de menta, saca tu silla al balcón, terraza, o sal al parque, siéntate, y disfruta del calor veraniego pensando que al menos, no es tas en Estados Unidos, no estás en el sur, no estás en el infierno.

a la venta en milcomics

 


Reseña Panorama
Guíón
Dibujo
Compartir
José Carlos Royo

Desde que tengo memoria he leído cómics. Mi madre me compró el primero antes de aprender a leer bien, alguien le contó a la pobre que ayudaba a los niños a acercarse a la lectura. Aún busca a la persona que se lo dijo para agradecérselo apropiadamente, con un garrote.

Apasionado del mundo de la viñeta devoro todo cómic que se me pasa por delante. El americano es mi predilección pero el japonés y el europeo también llena mis estanterías. Si le añades los libros, las series de tv y las películas soy lo que hoy día llaman friki, y estoy orgulloso de serlo.

Periodista con tendencias televisiva,s cuando me lo permiten hasta escribo. No me caso con nadie y ya sea aburrido, trepidante, intenso o un gasto de papel, un cómic hay que leerlo y comentarlo para
que este de verdad vivo.