Inicio Juego de tronos El odio de sangre entre Sansa Stark y Arya Stark en ‘Juego...

El odio de sangre entre Sansa Stark y Arya Stark en ‘Juego de Tronos’

Compartir

¿Es real el odio de sangre que existe entre Sansa Stark y Arya Stark en ‘Juego de Tronos’? ¿Acabaremos viendo un conflicto así en la serie?

¿Se odian a muerte Sansa Stark y Arya Stark en ‘Juego de Tronos‘? Existe un concepto en inglés denominado “feud“. La traducción castellana o española de esa palabra vendría a ser algo así como “odio de sangre” o “enemistad hereditaria“. Aunque hace demasiadas temporadas que no vemos interactuar a Arya y a Sansa en la serie, su reencuentro en el 7×04 de ‘Juego de Tronos‘ ha suscitado bastantes teorías. Muchas especulaciones en torno a este “feud” entre ambos personajes. Pero para analizar esto habría que remontarse a la primera temporada de la serie de HBO que adapta la saga literario-fantástica Canción de Hielo y Fuego de George R.R. Martin. Y eso es lo que haremos a continuación.

Un repaso a las ingenuas e infantiles diferencias existentes entre Sansa Stark y Arya Stark en la primera temporada de ‘Juego de Tronos’. ¿Os acordáis de aquellos tiempos? Tiempos en los que nuestro querido Ned Stark todavía tenía la cabeza en su sitio…

En aquella primera temporada que adaptaba el primer libro, Juego de Tronos, las dos hijas de Ned Stark se “odiaban” de la forma en la que se “odian” una hermana mayor y una menor. Era algo ingenuo y canónico en las familias tradicionales. Especialmente cuando dos personalidades tan diferenciadas se ven obligadas a vivir en un mismo núcleo o entorno. Sansa era esa niña delicada y romántica que anhelaba formar parte del cuento de hadas de la princesa que se casa con el príncipe y acaba siendo reina. Pronto vería que la vida en Poniente dista mucho de los finales felices con perdices. Pero su sueño era ese. Incluso su madre, Catelyn, le había educado para eso.

Arya y Sansa en Juego de Tronos (temporada 1)

Mientras que Arya Stark era todo lo contrario. Más cerca de la Casa Stark que de la Casa Tully, la pequeña quería ser como el resto de sus hermanos varones. Especialmente como Jon Nieve, el bastardo de los Stark. Ese anhelo le estaba llevando por un sendero inusual dentro de la cohorte norteña. Puesto que las mujeres, en este universo, deben acatar las normas impuestas por el patriarcado.

Aunque es el propio Ned, una vez en Desembarco del Rey, quien contrata a Syrio Forel para que enseñe a Arya el noble arte de la esgrima. Es la Primera Espada de Braavos quien golpea definitivamente la psique de la hija de Ned Stark. Marcando, así pues, claramente la distancia entre las dos hijas del matrimonio Stark-Tully. Y justificando la distancia existente entre ambas. Pero, ¿qué está pasando ahora en ‘Juego de Tronos‘ con ambos personajes? ¿Qué nos han presentado realmente en el 7×04 de la serie de HBO?

La animosidad infantil ha sido sustituida ahora por un respeto siniestro y peligroso. Un odio de sangre que podría acabar pasando factura a Invernalia y al resto del Norte.

Arya y Sansa en Juego de Tronos (temporada 7)

Esa especie de animosidad infantil en la primera temporada ha sido sustituida por algo más siniestro y peligroso. Evidentemente, ninguna de ellas es la misma que antaño. El dramático via crucis, la odisea shakesperiana que han vivido ambas les han llevado hasta este punto. Un punto en el que la brecha ente ellas no es fruto de la ingenuidad. Sino más bien de la crudeza de los acontecimientos. El co-creador de ‘Juego de Tronos‘, David Benioff, ha analizado esto de la siguiente manera:

Sansa siempre quiso ser una Lady (señora), mientras que Arya pretendía ser una guerrera. Pero, por otro lado, ellas son tan diferentes ahora desde la última vez que se vieron… Ambas han sufrido un viaje durísimo. Cada una ha superado difíciles pruebas a su manera. Creo que ambas van a llegar a respetarse mutuamente en términos de gente adulta y madura. Pero, al mismo tiempo, nunca va a disminuir la tensión entre ellas“.

Por su parte, el otro máximo responsable de la serie (D.B. Weiss) ha sido cuestionado acerca de si esta palpable tensión entre las hijas de Ned Stark va a suponer un problema para Invernalia y el resto del Norte. Esta ha sido su explicación:

La idea que queríamos transmitir con la escena de Sansa y Arya Stark en el 7×04 era la de que la actual líder de Invernalia fuera consciente de en qué se ha convertido su hermana“.

A lo que Benioff añade:

Sansa no sabe nada sobre dónde ha estado y qué ha hecho realmente Arya desde que se vieron por última vez. Esta escena, más que ninguna otra, le muestra a qué altura está su hermana. El hecho es que Brienne de Tarth es una espadachín legendaria. Y parece que Arya Stark podría derrotarla sin dificultad. Sansa observa y no sabe si su hermana se está conteniendo. Se da cuenta de que su hermana es tremendamente buena asesinado personas. Esto es realmente preocupante…“.

Fuente: Comic Book Movie


Compartir
David Lorao

Graduado en Periodismo. Concibo el cine como la fábrica de sueños que forjó George Méliès y vivo a medio camino entre el Asilo de Arkham y la Cocina del Infierno. Devorador de cómics y adicto a la literatura y las series de televisión. Admiro por encima de todo la obra de Alan Moore, Frank Miller y Neil Gaiman, aunque no le daría la espalda a nada que haya salido de los lápices creativos de Ibáñez. Generación ‘Goonie’ y pasión por la escritura. “Nunca abandones tus principios, ni siquiera en presencia del apocalipsis”. También puedes leerme en twitter como @goonielor.