Cinemascomics.com | Cine, cómics y series
Películas Marvel

Odín iba a morir de una forma brutal en Thor: Ragnarok (2017)

Una escena eliminada de Thor: Ragnarok revela la forma diferente en la que Odín iba a morir. Aunque decidieron cambiarla al final.

La película Thor: Ragnarok de 2017 nos presenta a un Asgard liderado por Loki que está disfrazado de Odín. Ya que lo había desterrado y el “padre de todos” decidió quedarse en la Tierra. Cuando sus dos hijo van a buscarlo, él está apunto de morir y les dice que cuando él no esté regresará Hela, su hermana mayor, a la que encerró porque su ambición se había vuelto demasiado despiadada. En ese momento tenemos una emotiva imagen viendo desparecer al Dios Nórdico en un acantilado. Pero la cosa pudo ser muy diferente.

Odín iba a morir de una forma brutal en Thor: Ragnarok (2017)

Una escena eliminada disponible en el set de la caja la Saga del Infinito muestra que su muerte pudo haber sido el resultado de un momento mucho más violento.

La escena nos presenta a Thor y Loki, pero encuentran a Odín en circunstancias muy diferentes. No tiene hogar y deambula por las calles de la ciudad de Nueva York. Parece un vagabundo que está mal de la cabeza. Aunque reconoce a sus hijos, no es una reunión agradable ya que divaga mientras les habla, afirmando que Asgard no es real y que Ragnarok y Hela están llegando. Luego transfiere sus poderes a Thor, convirtiéndolo en el Rey, pero no sin antes darle al Dios del Trueno una visión de la inminente destrucción. Y luego, como si toda la escena no fuera lo suficientemente desgarradora, aparece Hela.

Odín iba a morir de una forma brutal en Thor: Ragnarok (2017)

 

Noticia relacionada
Ant-Man 3 ya tiene guionista

Ella se enfrenta a Odín y le pregunta por qué mantuvo en secreto su existencia, y él comenta cuán fría y brutal se ha vuelto. Hela luego lo demuestra bien, apuñalando a su padre en el pecho y matándolo. Luego destruye el martillo Mjolnir mientras Loki y Thor escapan.

El propio Anthony Hopkins dijo que no era una muerte digna para Odín y rehicieron la escena en el acantilado de Noruega. Ya que Marvel siempre rueda escenas y si después no les convencen el resultado, no tiene ningún problema en regresar al rodaje y cambiar las cosas.