Star Wars / Obi-Wan Kenobi. Fanservice del bueno y emociones a flor de piel
Star Wars

Obi-Wan Kenobi. Fanservice del bueno y emociones a flor de piel

Los dos primeros episodios de Obi-Wan Kenobi ya están disponibles en Disney +, y no podía haber arrancado de mejor manera (Aviso de spoilers)

Obi-Wan Kenobi no podía haber empezado mejor regalándonos una serie que va directa al corazón llena de guiños y referencias a todas las eras de Star Wars y con muchas, muchas, sorpresas. Fanservice del bueno. Emociones a flor de piel. E inesperados reencuentros. Un nuevo episodio de la era televisiva de .

Me fascina de sobremanera la nueva era televisiva de Star Wars. Ya os lo digo. Soy un devoto de The Clone Wars, Rebels, The Bad Batch, Visions… Y aún flipo con lo que están haciendo en televisión con Star Wars.

Después de The Mandalorian y El Libro de Boba Fett nos llega la tercera serie live-action de Star Wars en Disney+: Obi-Wan Kenobi.

Y creo que sobra decir que al contrario que de las dos anteriores Obi-Wan Kenobi juega con todas las ventajas ya que centra su atención en un icónico personaje de la saga de Star Wars como es el maestro Jedi, pero no se olvida de todo lo que ha rodeado su historia y aunque a simple vista parece una aventura con poca trascendencia poco a poco nos van mostrando el resquicio que nos permitirá disfrutar de una gran película dividida por capítulos.

Obi-Wan Kenobi cumple con las expectativas y los dos primeros episodios se convierten en una introducción de los personajes y conflictos por los que se moverá la serie en este nuevo escenario que nos regala un capítulo perdido en la historia de Star Wars.

Sorpresas. Muchas sorpresas

Y es que a día de hoy las series de Star Wars han dejado claro que el Universo Expandido está más vivo que nunca y los guiños y referencias son una constante.

También debemos tener presente que estamos ante una serie y los dos primeros episodios sirven como carta de presentación y tal vez el nivel de ambos disientan pero no debemos obviar la imagen completa que nos ofrecerán los seis episodios para poder juzgar en su justa medida la experiencia Obi-Wan Kenobi.

Porque Obi-Wan Kenobi es una serie que prometía reencuentros, inesperados cameos y Darth Vader. Y ha cumplido de sobras y más. Reconozco que el primer episodio me ha dejado con mejor sabor de boca que el segundo, pero es que el final del segundo es de esos que te quitan el aliento.

¿Era necesaria Obi-Wan Kenobi teniendo en cuenta que ya sabemos cómo termina la historia en Una Nueva Esperanza?

Piden el montaje de 4 horas de Star Wars: La venganza de los Sith

Vayamos por partes. El primer episodio empieza con un resumen de la trilogía de precuelas de la saga Skywalker, dejando claro que Obi-Wan Kenobi es una secuela de La venganza de los Sith. Y arraiga el alma de su sino en aquella espectacular batalla en la que vimos el nacimiento de Darth Vader y los pequeños mellizos Skywalker dando inicio al origen de una nueva saga. Volviéndonos a recordar la magia que desentrañó la mejor película de las precuelas.

Y la primera parte de Obi-Wan Kenobi nos lleva directos al momento de la Orden 66, donde un grupo de padawans presencian con horror la carnicería que se desató con La Purga que exterminó a la mayoría de Jedi tras la proclamación del Primer Imperio Galáctico. No tienen más opción que huir.

10 años después…

Volvemos a Tatooine y a su desértico paraje al que inevitablemente volvemos una y otra vez pero la paz y harmonía que se respiran en los abarrotados callejones de Anchorman estalla en sangre con la llegada de los Inquisidores de Darth Vader.

Es ahí donde radica la importancia de series como Star Wars: Rebels donde estos personajes en concreto ya fueron presentados y desarrollados logrando su poso dentro del lore de Star Wars por los que verlos en carne y hueso con su imponente presencia es simplemente soberbio.

Los Inquisidores eran antiguos usuarios de la Fuerza que acabaron en el Lado Oscuro sirviendo a Darth Vader como brazo ejecutor en la búsqueda de los Jedi exiliados durante La Purga 66.

Cazadores de Jedi

reva

Por supuesto están en Tatooine buscando a un Jedi pero no el que pensamos. El Gran Inquisidor habla de las debilidades de los Jedi y es que sabe que tarde o temprano se delatará para ayudar al prójimo por lo que juegan con ventaja. Pero La Tercera Hermana. Reva. No parece estar para juegos. Y con impetuosidad desenmascara la presencia del Jedi que estaban buscando que huye con cierta ventaja.

Reva se queja de cazar despojos Jedi y ambiciona cazar a uno de los grandes maestros como Kenobi pero el Gran Inquisidor le advierte de que ese objetivo está fuera de su jurisdicción. Todos sabemos que Darth Vader le tiene ganas y no dejará que nadie le arrebate el placer de sesgar su vida.

La Tercera Hermana por algún motivo parece muy obsesionada con Kenobi y parece que se excederá más de la cuenta en su misión. Y cómo no… Nos reencontramos con el viejo Ben Kenobi en las dunas del desierto de Tatooine en una explotación «ballenera».

Kenobi pasa desapercibido. Sobreviviendo en las sombras. Sin llamar la atención. Traicionando su verdadero instinto. El lugar donde vive nos recuerda que el viejo Ben Kenobi era un ermitaño que vivía en el desierto. Un pequeño Jawa se acerca a negociar con Ben quien le compra una nave de juguete.

El Jawa por supuesto intenta encalomarle otros productos a la venta como un cinturón que encontró en una nave de un Jedi al que buscan los Inquisidores y Ben le dice que los Jedi están extintos.

Por la noche mientras duerme tiene una vívida pesadilla en la que revive el pasado de Anakin Skywalker ¿O realmente está reviviendo una pesadilla de Darth Vader?

La peor derrota de Obi-Wan Kenobi

Ben intenta comunicarse con Qui-Gon Jinn su maestro que logró la comunión con la Fuerza y es algo que tendrá que aprender a hacer porque ya fuimos testigos de su final en el Episodio IV: Una Nueva Esperanza. En fin.

Por supuesto Ben no se olvida de su misión de mantener a salvo y vigilado al pequeño Luke Skywalker quien parece haber heredado el gusto por conducir naves de su padre. Volvemos a reencontrarnos con la Granja del Tío Owen. Y Ben le deja un pequeño regalo a Luke… La nave que le compró al Jawa. Dejando claro que Obi-Wan empezaba a alentar al joven a salir del planeta y explorar la galaxia.

Lo lleva en la sangre

El Jedi que huía de los Inquisidores encuentra a Obi-Wan a quien había reconocido en el pueblo pero éste le dice que deje atrás todo, perdieron la guerra, es mejor esconderse, huir.

Por primera vez vemos que desalentador sentimiento de derrota que embarga a Obi-Wan Kenobi. Y es que no deja de ser agridulce como acabaron sus días tras sus gestas durante Las Guerras Clon convirtiéndose casi en una leyenda.

Pero la sombra del Imperio era muy densa en aquella época donde los Jedi tuvieron que huir por toda la galaxia para sobrevivir a la extinción. En la siguiente secuencia encontramos la primera sorpresa de la serie… ¡Leia Organa!

joven leia

Pensábamos que la amenaza de la serie se iba a centrar cómo no en Luke Skywalker y nada más lejos de la realidad y es que definitivamente la serie nos mostrará como Leia Organa conoció al Viejo Ben Kenobi.

Me ha sorprendido muy gratamente ver Alderaan. Dejando claro que el diseño de producción va más allá de recrear los escenarios clásicos de la saga y presentar nuevos planetas y más si es uno de los que destruyó la Primera Estrella de la Muerte.

Leia con 10 años ya nos la presentan como una anciana y es que parece saber mucho.

No olvidemos que al igual que Luke Skywalker. Leia Organa es también hija de Anakin y Padme. Por lo que tiene el potencial y más de convertirse en la Jedi que acabaríamos viendo en la última saga de Star Wars. Donde se dejo clara la importancia de Leia dentro del lore de la Fuerza y los Jedi.

De hecho en la serie hay guiños directos al momentazo de Leia volando en el Episodio VIII y no se esconde.

Leia se presenta como una consumada aventurera que se aleja de la opulencia de la vida de la realeza para vivir con los pies en el barro dejando claro que es un reflejo de su madre.

Leia parece haberse convertido en un objetivo

owen

Owen le recrimina a Ben estar encaminando a Luke por un camino que no respeta. ¿Alguien se acuerda de cómo hablaba Owen de Ben en Una Nueva Esperanza? ¿Ése resquemor que tenía? Esto lo respetan muy bien. Ya que se nota la tensión en el aire.

Owen no quiere que Ben se acerque a Luke y con razón. Los Inquisidores irrumpen en el mismo lugar donde se encontraban Ben y Owen provocando una tensa situación ya que el grupo de sabuesos de Vader buscan al Jedi ofreciendo recompensas mientras que La Tercera Hermana se decanta por el dolor.

Amenazando a Owen y su familia se crea una tensa situación en la que Ben tiene que actuar sí o sí para salvar la continuidad de Star Wars pero Reva ambiciona cazar a Obi-Wan Kenobi. Parece algo superior a ella.

Sigo repitiendo que me ha encantado reencontrarnos con la pequeña Leia Organa y por supuesto con C3-PO, Bail Organa, etc. Vemos que la pequeña Leia es empática con las formas artificiales de vida mientras sabe como tratar con sus mayores. Lo dicho. Parece una anciana en el cuerpo de una niña. Leia es especial.

Ya sabemos que le reserva el destino

Leia es secuestrada por un grupo de lo que parecen piratas. En este punto hay que comentar que la huida me ha parecido muy conveniente para la pequeña Leia pero de esta manera nos han dado algo de acción en un episodio muy reposado.

Los Organa le piden ayuda a Ben cómo no. Sabían dónde encontrar a Leia. La buscaban a ella. El senado no es una opción. Ni un cazarrecompensas. Ben niega su ayuda. Porque ya no cree en sí mismo. Ya no es el que era. Muy a pesar de las fibras que toca Bail Organa.

Ben es testigo de cómo se las gastan los Inquisidores al ver el cadáver del joven Jedi que huía de estos como muestra de trofeo en la plaza de Anchorman. Pero ni con esas parece que Ben quiera salir de las sombras.

Bail Organa se persona en la cueva de Ben para pedirle desesperadamente ayuda. Pero Ben se siente aún culpable por lo que ocurrió con Anakin Skywalker. La única forma de redimirse es salvándola a ella.

Leia en las películas originales de Star Wars se pasaba la mitad de ellas atrapada por el Imperio y ya vemos que la costumbre viene de lejos.

Ben decide desenterrar su espada y volver al ruedo por Leia. Y descubrimos que el plan de secuestrar a Leia es una carnaza precisamente orquestada por La Tercera Hermana que sabe que ejecutando esta jugada logrará sacar a la luz a Obi-Wan Kenobi. Y no le falta razón.

Sospecho que Reva no sobrevivirá a la serie pero porque en Rebels nunca la vimos, no porque vea el futuro.

También pinta que será la gran villana que manipule los acontecimientos para su propio fin que parecen pasar por matar a Obi-Wan Kenobi por algo muy concreto.

El primer episodio de Obi-Wan Kenobi es toda una declaración de intenciones que sabe muy bien que fibras tocar para hacernos sentir las vibras de una historia que une todas las trilogías de Star Wars.

Convirtiendo a Leia en el macguffin de Obi-Wan Kenobi

Algo sorprendente porque pensábamos que Luke tal vez iba a convertirse en el objetivo pero tal vez era apuntar demasiado alto, y me alegra que Leia se lleve toda la atención ya que el rollo que destila nos ha recordado porque es uno de los mejores personajes de la saga y descubrir su infancia es mágico. Los Inquisidores también me han gustado y mucho.

Reencontrarnos con Ewan McGregor también ha sido muy emotivo y más cuando vemos claramente al Ben Kenobi de Una Nueva Esperanza más que al que vimos en Las Guerras Clon.

La factura técnica que se gasta no tiene nada que envidiar al cine; el diseño de producción, la música, la fotografía… No olvidemos que es una serie por lo que tampoco nos dan toda la carnaza en el primer episodio sino que sientan las bases de la trama, el mcguffin, los principales contendientes, los conflictos que se establecen, etc.

El primer episodio de Obi-Wan Kenobi es de notable alto y te deja con ganas de más. A mí me tiene completamente a bordo. Hay peros pero en el segundo episodio se dejan más claros. No todo podía ser bonito.

El segundo episodio empieza con Obi-Wan llegando a Daiyu uno planeta en el que parece reunirse la escoria del borde exterior y en el que por las calles venden especias como si fueran frutas dejando claro que es un muy mal lugar para buscar ningún tipo de esperanza.

Definitivamente Obi-Wan Kenobi ha caído en la trampa de Reva

Y nos permite conocer un nuevo planeta que se suma a la larga vista del lore de Star Wars con un asombroso diseño de producción.

Y cameos inesperados como un viejo soldado clon veterano de guerra pidiendo limosna con el rostro de Temuera Morrison. ¡Puntazo!

Soldado Clon 501
Disney+

Obi-Wan nos vuelve a recordar sus dotes detectivescas buscando una pista que le lleve a la pequeña Leia mientras apuntan a un Jedi. Un Jedi que parece estar ayudando a gente de salir del planeta usando sus poderes para tal fin. Todo por un precio. Su nombre es Haja. Pero Obi-Wan pronto lo descubre como un timador de poca monta. Aún así le ayudará a localizar a Leia.

Obi-Wan irrumpe en un laboratorio de especies propiedad de los mismos piratas que la secuestraron por orden expresa de Reva. Regalándonos escenas muy divertidas.

Kenobi descubre que el secuestro de Leia ha sido un ardid para hacerlo salir a la luz. El primer encuentro entre Leia y Kenobi ha sido brillante. Además de rememorar cuando Luke rescató a Leia en Una Nueva Esperanza.

El episodio es una persecución de Reva y la huida de Obi-Wan Kenobi y Leia cuya dinámica sorprenderá a más de uno sobre todo cuando la joven desconfíe del Jedi. Y normal.

La relación que se establece entre Obi-Wan Kenobi y Leia me recuerda a la de Mando y Grogu como referentes más recientes y no me quejo. Ya que aporta a la historia una capa dirigida claramente a un público infantil. El futuro potencial consumidor de Star Wars. Así todos contentos.

Tal vez sea por esto que el segundo episodio baje el listón en comparación al primero porque encontramos notas de humor para crear tensión entre Leia y Obi-Wan. También he de decir que la serie se nota que se rodó en tiempos de pandemia. Porque en el tema de como los extras interactúan con el entorno y los protagonistas se nota demasiado artificial. Pero es una lacra que han tenido que compartir todas las producciones que se hicieron hace ya un año largo.

El Gran Inquisidor no está nada contento con Reva por haber hecho caso omiso de sus órdenes además de secuestrar a la hija de un senador para hacer salir de su escondite a Obi-Wan Kenobi. Reva tiene algo que demostrar. No es como los otros Inquisidores y eso la come por dentro.

Retiran del servicio a la Tercera Hermana por tal intromisión pero sabemos que no se quedará quieta y más cuando ha logrado sacar a la luz a su objetivo.

Reva sigue su propia agenda y pone una jugosa recompensa para localizar a Obi-Wan emitiendo una orden de búsqueda por los bajos fondos del planeta. Sabe que nunca lo atraparan. Cuenta con ello. Solo quiere que lo acorralen para zanjar ella misma el asunto.

El momento de Leia queriendo flotar. ¿No os ha venido a la mente el momento de Leia volando en el Episodio VIII?

Haja se involucrará en el asunto cuando vea la recompensa que ofrecen por el verdadero Jedi. Mientras tanto Los Inquisidores se preparan para cazar a Kenobi cuando el Gran Inquisidor se da cuenta que todo el planeta lo está buscando porque Reva insiste en seguir con la misión a toda costa.

Leia se da cuenta que la han usado de señuelo cuando ve que  están buscando a Obi-Wan y desconfía de que este sea un Jedi de verdad por lo que decide huir de él, y propicia que algunos cazarrecompensas encuentren al Jedi revelando su posición a Reva.

Lo dicho. Se nota que la planificación de algunas secuencias estuvo muy condicionada por la pandemia y cómo tuvieron que enfrentarse las grandes superproducciones a la situación. Sobre todo cuando hay más de diez personas.

En el segundo episodio nos dan escenas más moviditas que en el primero regalándonos momentos de aúpa. Solo para que Leia descubra que efectivamente Ben es un Jedi.

Haja ofrece su ayuda a Ben para escapar del planeta y le indica la vía más fácil para ello. Kenobi no se fía pero Leia le dice que hay que aceptar toda ayuda. ¿Confiamos en Haja? La situación no les deja otra.

Reva es una de las grandes sorpresas de la serie porque su determinación por encontrar a Kenobi se convierte en parte en la fuerza motora de la chispa de la serie. Sus escenas demuestran su poderío.

Haja tiene un cara a cara con Reva que recuerda a los momentos en los que Kylo Ren usaba la Fuerza para sonsacar información a través de los pensamientos. Y Reva localiza a Kenobi.

El momento en el que Ben menciona a Padmé ha sido súper emotivo y reconozco que me ha entrado la llorera floja. ¡Ya que por momentos así merece la pena toda la serie!

Durante los dos episodios no hemos visto a Obi-Wan desenvainar la espada y es por un buen motivo y es que el plato fuerte se lo reservan para el momento justo y necesario que nos provoque un orgasmo. Por lo que la escena de Reva al final resulta un poco conveniente.

Después de crear la tensión de que por fin van a tener un cara a cara. Y que Obi-Wan descubra que Anakin no murió y que sigue vivo. Reva quiere llevar a Obi-Wan Kenobi ante Darth Vader. Para demostrar su valía. Aparece el Inquisidor y… ¡Reva lo mata!

¿WTF?

O sea no creo que lo haya matado porque sabemos que poco después aparecería en Rebels pero de esta manera suponemos se lo saca de en medio. Cad Bane… Ahora el Gran Inquisidor…

Se está convirtiendo en una mala costumbre eso de matar a los personajes de las series de animación de Star Wars. O al menos dejarlos muy malheridos. Y más personajes icónicos dentro del lore.

La muerte del Gran Inquisidor en Obi-Wan Kenobi
Disney+

Al final Obi-Wan huye con Leia y nos regala un homenaje a una de las escenas más icónicas de Darth Vader con Reva ocupando el lugar del Lord Sith. Obi-Wan aún está procesando la información que acaba de descubrir. Después de 10 años sintiéndose culpable por la muerte de Anakin Skywalker descubre que está vivo y nos reencontramos con Anakin en su tanque de Bafta en Mustafar sin su casco. Darth Vader ha notado una perturbación en la Fuerza.

De no haber sido por el final hay que reconocer que el segundo episodio ha sido un poco más flojo comparándolo con el primero pero ha sabido jugar muy bien sus cartas. Sobre todo al convertir a Leia en la co-protagonsita de esta aventura.

De verdad. Me parece todo un acierto la dinámica que se establece entre Obi-Wan y la joven Leia. Tal vez a la actriz la encuentre algo verde y algunas tomas no sé si seré yo pero las veo poco naturales. Pero es un amor. Y me encanta como se contrapone con el agorero y pesimita Obi-Wan.

No sé porque se quejó tanta gente de Reva si en estos dos episodios ha dejado claro que es un hueso duro de roer sino que le pregunten al Inquisidor. Tal vez el escenario de Daiyu me ha sabido a muy poco. Pero no dejo de pensar que estamos ante una serie y la pandemia tampoco ayudo en la planificación de una producción. Y ya sabemos que el presupuesto siempre se lo reservan para los episodios tochos.

En fin. Es comprensible que hayan atado los dos primeros episodios de Obi-Wan Kenobi en un pack porque nos ofrecen lo mejor y lo peor de la serie equilibrando la balanza en una serie que promete ser una experiencia para ser vivida cada semana.

No creo que el Inquisidor haya muerto pero sí que quedara fuera del tablero… Reva está jugando con fuego y ya saben lo que dicen. El momento de Obi-Wan sacando la espada láser será el momento en el que todos lo fliparemos.

Uno de los mayores aciertos también lo tenemos en convertir a Leia en el mcguffin por lo que ya he comentado antes. También es importante para el destino de la galaxia.

Las sagas centraron su atención demasiado en Luke Skywalker como gran valuarte en continuar el linaje de los Jedi pero ya hemos visto que no era el único ni el más importante.

Ha sido una maravilla volver a reencontrarnos con Ewan McGregor retomando el papel de ése Obi-Wan Kenobi culpable por el pasado que lo atormenta. Los guiños y las constantes referencias también me han fascinado sobremanera.

Por el momento los dos primeros episodios cumplen con su objetivo que es volver a cautivarnos y no lo tenían difícil teniendo en cuenta los palos mitológicos con los que juega. Sabe jugar con el factor nostalgia uniendo todas las trilogías y es algo que me fascina. Porque es un punto morboso per como escollan algunas situaciones que han ido improvisando durante toda la vida y crean nuevas ramas de una historia que no deja de crecer.

Sin duda el proyecto rezuma puro amor por Star Wars y no se contenta con destilarlo sino que también ofrece una historia trascendental o al menos aparentemente se deja sentir. Me recuerda en las formas a Rogue One. Una película que muchos consideraron innecesaria pero que ha ido ganando más y más adeptos a lo largo de los años. Obi-Wan Kenobi se presenta de las mismas formas.

¿Cómo se conocieron Obi-Wan Kenobi y Leia Organa? ¿Cómo acabaron cruzándose sus caminos? ¿Qué llevó a Obi-Wan a abandonar su retiro en Tatooine para exponerse a la luz para así convertirse en presa de Los Inquisidores y Darth Vader? ¡Leia!

De verdad. Estoy muy adentro de Obi-Wan Kenobi. Literal. Me encanta la nueva era televisiva de Star Wars.

¿Qué os han parecido a vosotros los dos primeros episodios de Obi-Wan Kenobi? ¿Qué expectativas tenéis de lo que está por llegar? ¿Teorías? Cada semana un nuevo episodio en Disney +.

Te recomendamos