Cómics / Nuevos Mutantes 9. Sin comentarios para la prensa
Cómics

Nuevos Mutantes 9. Sin comentarios para la prensa

New Mutants #12 - Los nuevos mutantes 9

Llegamos a la última entrega de los nuevos mutantes antes de entrar en el evento X de Espadas.

Los Nuevos Mutantes han salvado a una joven de sus nuevos poderes, a una nación del caos, pero ni con esas los trata bien la prensa. Magik tiene un plan para que los medios de comunicación amarillistas impongan la ética al odio en las informaciones respecto a Krakoa y sus habitantes, pero no resulta como ella cree.

EL cuarto poder, la prensa, está muy denostada en nuestros tiempos. La inmediatez, la opinión sesgada y la selección únicamente de nuestro lado de la noticia hace que cada día sea más difícil tener una idea real de los hechos. Y Ed Brisson lo sabe. Por ello lleva durante toda su estancia en la serie preparando una queja sobre los medios digitales que no buscan el periodismo, sino el click fácil, las cifras, y en este caso, abusando del odio hacia un grupo minoritario, los mutantes en esta ficción, para enfocar la atención tergiversando la historia, y manipulando al lector.

Pero el mayor peligro viene de cuando ese supuesto “medio de comunicación” hace públicos datos privados para apuntar el cañón del arma más temida por los mutantes, el odio. En una era donde la privacidad es un lujo, para muchos, es el único refugio contra la intolerancia. Brisson usa esta comparativa imaginaria para plantear mucho, y lo hace finalmente a través del personaje que menos esperábamos que fuera a tener algo que decir: Blob.

El escritor ha dejado las pistas en las dos sagas que ha llevado a cabo en el título, y al final ha planteado varias aventuras muy diferentes, y una subtrama que tiene más de real que de ficción. Dejando claro que una gran herramienta como es internet, puede convertirse en un arma muy poderosa contra las minorías, un punto de reunión para peligrosas ideas que pueden acabar en violencia, y sobre todo, una fuente de desinformación y miedo si no sabemos controlar de dónde vienen los datos. Y de paso continúa la trama secundaria de Nueva Roma que comenzó hace varios números, y que parece que será principal tras X de Espadas.

Marco Failla se encarga de este número, que no tiene mucha acción, pero la que tiene la maneja con soltura. Es un dibujante dinámico y que no gusta de recargar, con expresiones faciales que van de lo exagerado a lo simpático en pocos trazos. Rápido de leer y claro, por encima de todo.

Los nuevos mutantes despiden sus tramas actuales hasta salir del nuevo evento de la franquicia, X de Espadas, pero dejan varias líneas más que interesantes para su regreso.