Cómics

Not all robots. Sociedades humanas mal programadas

El siempre ácido Mark Russell nos lleva al futuro, un futuro donde los robots mandan y los humanos viven a su costa. Not all robots es dura, hilarante y demasiado parecida a nuestro mundo.

La ciencia ficción ha sido siempre un campo abonado para las lecturas sociales, y Mark Russell es un escritor que busca siempre algo más que simplemente entretener. Y Not all Robots, su nueva serie para AWA es una relectura en clave satírica de las luchas trabajadoras, del racismo, de las relaciones familiares y de la televisión. Todo ello en paquete pequeño para disfrutar y reflexionar. Not all robots un futuro muy lejano, pero que no ha cambiado tanto.

La historia

Año 2056, la Tierra está en su mayoría arrasada por una catástrofe medioambiental causada por los hombres. Solo las ciudades protegidas por cúpulas permiten a la especie humana sobrevivir. Pero no son los dueños de las mismas. Los robots ya no son simples máquinas, son inteligentes, y tienen personalidades propias e individuales, y nombres. Cada familia humana tiene uno, que les proporciona casa, comida y lujos que paga con su trabajo. Los Wilson son una de estas familias, y Rajator es su robot al cargo, los hijos dudan de su futuro, la madre no sabe lo que quiere y el padre solo quiere que todos sean felices, y Rajator tiene una depresión. El futuro, un nuevo modelo de robot que sustituirá a los que existen y hará a las familias más felices.

El guion

Russell juega con muchas cosas y lo hace bien con todas. Las relaciones familiares que incluyen Rajator, las mecánicas sociales cuando desaparece el trabajo excepto para el robot, la respuesta de un ser sintiente cuyo objetivo es únicamente producir a la posibilidad de dejar de ser importante, sus reproches a los que viven de su trabajo. Hay un fino análisis de los mercados, de las luchas de clases y de las familias, hay mucho que leer entre líneas, sin prejuzgar deja que las situaciones cuenten una historia llena de detalles. Mark Russell es uno de los escritores más brillantes del panorama actual, entreteniendo, divirtiendo y asustando con las segundas lecturas.

Y para rematar una serie satírica, menos cínica de lo que parece inicialmente, tenemos a un dibujante de primera fila: Mike Deodato Jr. El brasileño está entre los mejores, pero no siempre da su mejor versión. En Not all robots no se deja nada en la recamara, narrativa clara y potente, con sus composiciones de página dividida en celdas más que en viñetas, juegos de luces y sombras y tramas que muestran completamente la sensación del relato incluso antes de leer la página. Deodato cuenta y muestra con claridad, uniendo las palabras de Russell con su narrativa y dejando un cómic con un tono cómico, con una imagen seria, y un alma crítica que dejará al lector un buen regusto agridulce, porque se divertirá de un drama de gran nivel.

Conclusión

Not all robots es una obra que no acaba en este tomo, pero que solo con este arco deja claro que no necesitaría más para impresionar a cualquiera. Un cómic notable que confirma que Russell es un seguro de futuro para el cómic americano.

Noticias relacionadas

Te recomendamos

Noticias relacionadas

Frank Miller sorprende al mundo con su nuevo cómic

David Lorao

Reseña PANINI COMICS El Cabronazo Tomo 2: Flor de Luna. El regreso a los aposentos del superhéroe menos apropiado

La vida de Francisco de Goya en viñetas