Netflix / Netflix obligará a pagar a aquellos que compartan contraseñas
Netflix

Netflix obligará a pagar a aquellos que compartan contraseñas

Si compartes una cuenta de con uno o varios usuarios… ¡esta información te interesa! Se vienen restricciones de pago por este uso.

Según ha informado Variety en exclusiva, Netflix va a lanzar una prueba que obligará a los titulares de las cuentas principales a pagar una tarifa adicional por todos los usuarios que emplean la cuenta fuera del hogar. Este es un nuevo intento de la compañía streaming para frenar el uso compartido de las contraseñas. Según los términos del servicio, la cuenta de un cliente «no se puede compartir con personas ajenas a su hogar«. Es decir, no puedes compartir tu cuenta con otras personas. Durante estos años ha hecho la vista gorda ante esta práctica tan habitual. Sin embargo, lleva tiempo queriendo frenarla. Y parece que las cosas se están poniendo bastante serias en la empresa estadounidense.

De momento, esta prueba se va a lanzar únicamente en tres países. Esos tres países son Chile, Costa Rica y Perú. Netflix permitirá que los miembros compartan sus cuentas, pero tendrán que pagar una tarifa mayor. En ningún caso se permitirá seguir como hasta ahora. Esta obligatoriedad de pagar más dinero para compartir contraseñas se implementará en los tres países durante las próximas semanas. Seguramente se expanda más allá de esos mercados, pero Variety no lo ha confirmado. No obstante, todo apunta a ello. La empresa de Stranger Things está muy por la labor de perseguir a los que comparten.

¡Se acabó el chollo de compartir contraseñas entre distintos usuarios!

«Siempre hemos facilitado que las personas que viven juntas compartan su cuenta. Hemos mantenido características como perfiles separados y transmisiones múltiples, tanto en nuestros planes Estándar como en los Premium«, afirmó Chengyi Long, ejecutivo de Netflix. «Si bien estos perfiles han sido muy populares, también han creado cierta confusión sobre cuándo y cómo se puede compartir la plataforma streaming. Como resultado, las cuentas se comparten entre distintos hogares. Esto afecta a nuestra capacidad de invertir en nuevos programas de televisión y películas para los suscriptores reales«.

Te recomendamos