Inicio Series de televisión Netflix La nueva serie de Netflix acusada de fomentar la prostitución

La nueva serie de Netflix acusada de fomentar la prostitución

La nueva apuesta de Netflix “Baby” acusada de fomentar la explotación sexual y prostitución entre los jóvenes

Hace menos de 15 días, la portada de la web de streaming Netflix se llenaba de fotografías y netflix-stories de jóvenes atractivos, un instituto de élite, clubes nocturnos… Y todo esto en las inmediaciones de Roma, la capital italiana. Estas imágenes correspondían a Baby, la nueva serie juvenil lanzada por Netflix Italia. Los adolescentes de medio mundo ya se encontraban frotándose los manos, preparados para darse un atracón de capítulos y pasar una buena tarde.

Baby gira en torno a la vida de Chiara y Ludovica, dos jóvenes que no conformes con la vida elitista que las rodea, buscan nuevos horizontes en los suburbios y prostíbulos de la capital italiana. Esta es la marca distintiva de la serie, pero la vida de estas dos adolescentes se verá llena de complicaciones e historias cruzadas que las llevará a tomar la decisión de adentrarse en este mundo tan oscuro y peligroso. Esta serie ha sido comparada con la española Élite, y de hecho, hace un par de días se juntaron los actores de ambas series para subir un vídeo a los canales de YouTube de Netflix España e Italia.

La nueva serie de Netflix ¿fomenta la prostitución?
Baby. Chiara (Benedetta Porcaroli) y Ludovica (Alice Pagani).

El problema

Tras su estreno, Netflix está en el punto de mira de diversos organismos por fomentar la explotación sexual. El Centro Nacional sobre explotación Sexual ha comentado que “según la legislación internacional y federal de EE.UU., cualquiera que esté involucrado en sexo comercial y tenga menos de 18 años es por definición una víctima de tráfico sexual”. Los personajes de la serie son menores de edad. El director de la organización, Dawn Hawkins, afirma que Netflix es solidario con el movimiento #MeToo pero hace oídos sordos en lo referente a la explotación sexual. “Claramente dan prioridad a las ganancias que a las víctimas de abuso” concluyó.

Netflix contraatacó afirmando que Baby no consiste en una historia de prostitución, sino de amor entre adolescentes. “No es una crónica de hechos reales, la intención es mostrar cómo un grupo de jóvenes puede embarcarse en una aventura en los laberintos de la transgresión, a veces incluso hasta perderse. La cuestión es hacerse eco de sus conflictos y sus elecciones” comentó el director de la producción, Andrea De Sica. Sin embargo, uno de los productores, Nicola De Angelis, afirmó que el estreno de la serie fue en el peor momento posible, justo cuando los casos de abusos sexuales estaban candentes en la sociedad.

La historia real

Lo más curioso de la nueva serie de Netflix es que está basada en una historia real. Durante los años 2013 y 2014, la prensa italiana se hizo eco de la historia de dos jóvenes de 14 y 15 años que se vieron involucradas en un caso de prostitución y explotación sexual. La primera lo hacía para ayudar a su madre a pagar facturas y la segunda para comprarse ropa de lujo y permitirse todo tipo de vicios. La madre de la niña de 14 años fue directa a la cárcel tras  obligar a su hija a prostituirse y condenada a siete años de prisión.

Conocidas con los nombres falsos de Ángela y Agnese, las jóvenes practicaban todo tipo de servicios y llegaban a ganar más de 600 euros al día. El escándalo salió a la luz cuando la madre de Ángela no entendía de dónde sacaba su hija el dinero. Finalmente llamó a la policía. Dos proxenetas y varios clientes de las menores fueron acusados y sentenciados entre 1 y 7 años de prisión. El más conocido, Mauro Floriani, esposo de la nieta del dictador Benito Mussollini.

Lo nuevo de Netflix no tiene ningún desperdicio por el background tan potente que tiene. Añado el tráiler por si os apetece echar un vistazo:

Deja volar tu imaginación ¡Exprésate!

E-mail is already registered on the site. Please use the Login form or enter another.

You entered an incorrect username or password

Sorry that something went wrong, repeat again!