fbpx Namor dejará de ser el rey de Atlantis - Cinemascomics.com
Cómics

Namor dejará de ser el rey de Atlantis

Namor dejará de ser el rey de Atlantis

Cuando Atlantis ataca a la superficie, provoca que Namor puede terminar perdiendo su trono, en favor de uno del superhéroes nuevos más interesantes en años.

Marvel Comics ha revelado que Namor, está a punto de perder el trono de Atlantis, ante el superheroína llamada Wave. En los últimos años, la relación entre el reino submarino y la superficie se han deteriorado y han declarado la guerra a la humanidad.

Las cosas parecen estar llegando a un punto crítico en la miniserie de Atlantis Attacks, en la que Namor ha lanzado una guerra abierta contra la nación de Pan. Este nuevo país, es una ciudad única de portales que trasciende las fronteras internacionales y conecta lugares tan remotos como Hong Kong y Seúl, Queens y Madripoor. Toda la tecnología de Pan está impulsada por un dragón místico encarcelado en el corazón de Pan, una criatura que los atlantes reverencian como sagrada. En este asunto, es difícil no ver que Namor tenga algo de razón cuando argumenta que los habitantes de la superficie están explotando a las criaturas vivientes.

Sinopsis del cómic de Marvel:

La guerra con Atlantis verá a Namor perder su trono ante Wave, una superheroína filipina que trabaja con los Agentes de Atlas y ha jurado defender a la gente de Pan.

Namor dejará de ser el rey de Atlantis

¡SECRETOS REVELADOS! Durante meses, los jóvenes AGENTES DE ATLAS han servido a la Fundación Atlas del agente secreto Jimmy Woo y han defendido la Ciudad Portal de Pan del multimillonario Mike Nguyen. Pero a medida que sus esfuerzos por defender a Pan del REY NAMOR y ATLANTIS rompen en pedazos la dura unidad de su equipo, Silk y Amadeus Cho finalmente luchan para descubrir si Woo y Nguyen los han estado guiando, o manipulando. ¿Y por qué el nuevo Agente de Atlas WAVE está sentado sobre el trono atlante? ¿Cuál es el verdadero final de Jimmy? ¿Es Nguyen un visionario o villano? Se ha hecho a un lado el telón, ¡y los Agentes de Atlas nunca serán los mismos!