Inicio Noticias ‘Murderville’, alucinaciones en la casa de la bruja

‘Murderville’, alucinaciones en la casa de la bruja

1071

Murderville es un relato clásico de terror, con brujas, niños desaparecidos, un pueblo fantasma y un secreto que oculta una oscura historia.

Una pareja en crisis decide tomarse un descanso de la vida cotidiana tras una crisis de salud. Víctor ha tenido un aviso que pocos reciben de lo importante de la vida. Pero esto les conduce a Murderville, un pintoresco pueblo que oculta una horrible leyenda.

Vicente Cifuentes es el autor completo de esta obra que ha creado y desarrollado de forma personal, y ha editado mediante un crowfounding que ha permitido su publicación, y con el apoyo de Aleta Ediciones que se ha encargado de que las librerías lo tengan en sus estanterías.

Víctor y Sara eran felices, pero la vida cambia, el trabajo agota, la falta de tiempo, de vitalidad, ha socavado los cimientos de su matrimonio y de su existir. Pero ya fuera la fortuna o su cuerpo avisando, un ataque obliga a Víctor a echar el freno. Decididos a recuperarse el uno al otro parten en unas vacaciones rurales. Deciden estar unos días en un pueblo de ominoso nombre, ‘Murderville’. A partir de ahí las fantasías se mezclan con la leyenda local, la de la bruja que maldijo la localidad y a sus habitantes por la muerte de sus niños. La medicación confunde la realidad con la ficción y Victor empieza a ver la enmascarada silueta de la fallecida bruja. ¿Es su maldición, qué empieza a afectarle?¿Es sólo que su mente se ha roto tras el aviso qué dio su cuerpo?

verkami_8b40f1494fbe44b1309fbd4de5476b2d

Cifuentes ha trabajado para el mercado europeo para Glenat y Soleil, para el mercado americano con Valiant y DC.Y para esta obra a confiado en sus lectores, y ha conseguido que su crowfounding sea un éxito, sus mecenas se van a repartir una buena cantidad de recompensas, y su proyecto vea la luz en un difícil mercado como el patrio, siempre apoyado por Aleta Ediciones.

Ha elegido el albaceteño un campo complicado, el del thriller y lo sobrenatural, o dicho en una palabra, el terror. Cifuentes pelea con un género que debe todo al ritmo, a los detalles y a las sorpresas, y no sale malparado. La historia es de narrativa lineal, lo que significa que nuestro punto de vista es el del protagonista y su información la nuestra, así como sus sorpresas. Víctor es un personaje solido, con el que empapizaras fácilmente, lo que hace que seamos tan participes de todo el lío que tiene en el coco como él mismo. Si el protagonista está bien construido todos los secundarios mantienen el mismo nivel de cuidado. El autor ha despojado toda la historia de personajes intrascendentes y de tramas secundarias, va directo al grano, algo ocurre en ‘Murderville’, y está relacionado con la pareja. Amor, hijos, religión, superstición y odio, se mezclan en pequeñas dosis para poder engendrar una trama que habla sobre la humanidad, ya sea de forma individual o como turba sin cerebro, del miedo no ya a lo desconocido, sino a una semilla diferente del árbol engendrador.

mv1

Siendo un artista del lápiz, la mejor decisión que ha podido tomar es crear un mundo propio para la historia. Un pueblo que está entre un bonito paraje rural y el escenario de una historia gótica de brujas y fantasmas. Cifuentes ha creado una obra con atmósfera propia. La composición de pagina está muy cuidada, en los extras se puede ver algún ejemplo de ello, y arrastra al lector poco a poco al mundo del álbum, pasando de viñeta a viñeta con facilidad y sin quiebros o cambios efectistas. Un narrador notable que no deja nada al azar. Y algo que es muy importante en el género del terror, es siempre el ritmo, pausado en el desarrollo, rápido en las sorpresas y en ascensión con cada descubrimiento. Más cerca de la Hammer que del terror moderno, somos testigos de como todo va poco a poco creciendo y tomando forma, hasta el crudo desenlace.

Un cómic muy recomendable para los amantes del género de suspense y terror clásico, si esperan algo de gore y violencia se llevaran un chasco. ‘Muerderville’ es una historia elegante y clara en sus intenciones, no es horror con sangre y vísceras. Es tensión y miedo, el miedo que puede crear un misterio, o la gente y su rencor. Bienvenidos a ‘Muerderville’, cuidado con la bruja de mascara puntiaguda.

NOTA 7,5