Inicio Cine Muere el compositor James Horner (‘Titanic’, ‘Avatar’, ‘Braveheart’…)

Muere el compositor James Horner (‘Titanic’, ‘Avatar’, ‘Braveheart’…)

Compartir

El músico falleció ayer a los 61 años en un accidente de avioneta que pilotaba él

El ganador de dos Premios Óscar por la banda sonora de ‘Titanic’ (1997) se estrelló en un pueblo llamado Ventucopa, en Santa Bárbara, California. James Horner creó las bandas sonoras de más de cien largometrajes, varias de ellas memorables, desde Límite 48 horas’ (1984) hasta la reciente ‘Spider Man’ (2012) haciéndose uno de los nombres más reconocidos de Hollywood en su profesión, con un brillante historial, siendo nominado al Óscar por la mejor banda sonora ocho veces por las películas: ‘Aliens, el regreso’ (1986), ‘Campo de sueños’ (1989), ‘Braveheart’ (1995), ‘Apolo 13’ (1995), ‘Titanic’ (1997), ‘A Beautiful Mind’ (2001), ‘Casa de arena y niebla’ (2003), ‘Avatar’ (2009) y recbiéndolo en dos ocasiones por ‘Titanic’ (1997) con la mejor música y la mejor canción.

Descendiente de dos inmigrantes judíos austriacos, James mamó el cine desde pequeño puesto que su padre era diseñador de producción, escenógrafo y, en ocasiones, director. A los cinco años Horner empezó a tocar el piano, estudió en Londres y Arizona, y consiguió su licenciatura en música y la distinción de maestro en la Universidad del Sur de California. Escribió varias piezas de conciertos, pero su verdadera pasión era el cine; durante los 70 realizó varios trabajos para el American Film Institute, ya en los 80 finalizó su enseñanza en Teoría de la Música en la UCLA e inició su carrera en la música cinematográfica.

Empezó a ser reconocido a finales de os años 80 y principios de los 90, llegando a convertirse en uno de los máximos representantes de la música fílmica debido a sus grandes dotes. Su creación musical para la película ‘Titanic’ (1997) de James Cameron es su obra más conocida y la que le reportó más éxito. En ‘Avatar’ (2009) también fue muy halagado.

Pero su obra no se queda ahí: son muy elogiados sus trabajos para el American Film Insitute y para películas del género de terror de bajo presupuesto. También ha ganado dos Globos de Oro, tres Premios Satellite, tres Premios Saturn, y ha sido nominado a tres premios BAFTA.

Una trayectoria variada y plagada de triunfos

James Horner dio sus primeros pasos con ‘The Lady in Red’ (1979), su notoriedad aumentó en poco tiempo y se encargó de de la secuela de ‘StarTrek’: ‘StarTrek II: La ira de Khan’ (1982) que lo llevó a la fama. También se haría cargo de la tercera parte de la saga, ‘Star Trek III: en busca de Spock’ (1984) además de numerosos trabajos que le darían la oportunidad de consolidarse en el panorama cinéfilo como uno de los grandes: ‘Comando’ (1985), ‘Cocoon’ (1985), ‘Aliens, el regreso’ (1986), ‘Batteries Not Included’ (1987), ‘Willow’ (1988), ‘Glory’ (1989) y ‘Field of Dreams’ (1989). Es curioso cómo sus composiciones son utilizadas a veces en tráilers de películas, lo que permite que la música de Horner esté, de algún modo, presente en un film donde ha sido otro el compositor de la banda sonora.

A principios de los 90 este músico toca el género de las películas infantiles, como ‘Casper’ y ‘Jumanji’ de 1995. Su trabajo era tan constante que llegó a producir la banda sonora del logotipo de Universal Pictures de 1990 a 1997. Llegó a tener hasta 75 proyectos a la vez, trabajando con directores estrella como Steven Spielberg, George Lucas o James Cameron, que le convirtieron en un personaje imprescindible entre los grandes de la música del cine.

En 1995 sus obras para ‘Apolo 13’ y ‘Braveheart’ fueron muy aclamadas; sin embargo, sería con ‘Titanic’ (1997) cuando por fin tendría el oro entre sus manos, componiendo una banda sonora que se convirtió en la banda sonora orquestal más vendida de la historia. Tras este pelotazo, siguió componiendo para grandes producciones: ‘Una mente maravillosa’ (2001) y ‘Casa de arena y niebla’ (2003) hicieron que fuera nominado dos veces más para los premios Óscar, aunque acabo perdiendo ante Howard Shore.

James Horner también se dedicó a producciones más pequeñas, además de colaborar habitualmente con Ron Howard, asociación que comenzó con ‘Cocoon’ (1985). Volvió a trabajar con James Cameron en ‘Avatar’ (2009) una cinta que superaría en taquilla a la propia ‘Titanic’. Dedicó dos años de su vida a esta banda sonora, que finalmente no se llevó ningún Óscar frente a Micahel Giacchino con ‘Up’.

Su estilo se basa en la sinfonía y en incluir el sintetizador en la gran orquesta

Fue un compositor criticado en ocasiones por crear bandas sonoras con partituras muy parecidas. Por ejemplo, el tema de apertura de ‘El hombre bicentenario’ (1999) es muy similar al tema principal de ‘Una mente maravillosa’ (2001) y ‘Los Fisgones’ (1992).

Ya son dos los accidentes aéreos que sufren estrellas del mundo del cine este año; por desgracia, James Horner no ha tenido tanta suerte como Harrison Ford.