Noticias / Cine / Motivo por el que Mel Gibson rechazó el papel de Terminator
Cine

Motivo por el que Mel Gibson rechazó el papel de Terminator

Motivo por el que Mel Gibson rechazó el papel de Terminator

El actor Mel Gibson pudo interpretar a Terminator pero tuvo muy claro que no quería el papel del frío asesino cibernético.

La película Terminator original se estrenó en 1984 y resultó ser un gran éxito a nivel mundial y catapultó al estrellato al director James Cameron y al actor Arnold Schwarzenegger. Pero Mel Gibson pudo ser el frío asesino venido del futuro, aunque rechazó el papel. Algo que parece que le salió bien ya que el mayor motivo es que no quería encasillarse.

Además en aquella época, Mel Gibson era conocido por la película Mad Max: Salvajes de autopista (1979), donde interpretaba a un personaje poco hablador y además en la secuela Mad Max 2, el guerrero de la carretera (1981) tan solo pronuncia 16 líneas de diálogo. Así que solo imaginar que daría vida a un asesino frío y callado, puede que no le hiciera muy feliz.

Acertó con su decisión.

Aunque puede parecer una locura que sea acertado dejar pasar de una película de ciencia ficción que inició una franquicia cinematográfica que a día de hoy todavía genera interés. A Mel Gibson le salió bien la jugada. Ya que en los años 80 y 90, equilibró las películas de acción con temas más conmovedores como El año que vivimos peligrosamente (1982), Cuando el río crece (1984) y su interesante debut como director El hombre sin rostro (1993). Aunque donde más destacó en esta faceta fue con Braveheart (1995), La pasión de Cristo (2004) y Apocalypto (2006).

Pero también ha hecho películas más ligeras donde combinaba comedia y drama como por ejemplo Eternamente joven (1992) y Maverick (1994). Además Mel Gibson tiene su propia franquicia exitosa, ya que interpretó a Martin Riggs en Arma Letal. Una saga de la que podría tener una nueva entrega en los próximos años.

Así que no sabemos exactamente qué hubiera pasado con Mel Gibson si al final hubiera aceptado interpretar a Terminator. Pero está claro que su carrera y la de Arnold Schwarzenegger no hubieran sido las mismas.