Inicio Cómics ‘Masks’ La justicia lleva antifaz

‘Masks’ La justicia lleva antifaz

877

Bajo la batuta de Alex Ross,  en ‘Masks’ rescata a un gran número de héroes de varias épocas y editoriales ya casi olvidados

En ‘Masks’ La ciudad de Nueva York sufre su peor momento, sus calles son dominadas por enmascarados de oscuras armaduras. La gran manzana es ahora el reinado de terror del nuevo alcalde y su agrupación política, el Partido de la Justicia. Pero entre las sombras los justicieros acudirán para hacer valer el bien sobre el mal. Es la hora de las máscaras.

Bajo la batuta de Alex Ross,  ha regresado a un gran número de héroes de varias épocas y editoriales cuyos derechos y aventuras habían terminado hace mucho a la actualidad. Empezó con ‘Project Superpowers’, y continúa con su idea de recuperar clásicos. Ahora reúne a todos los justicieros “pulp” en una serie que servirá para muchos de primera toma de contacto con dichos personajes, pero todos ellos tienen vida y obra desde hace mucho.

El Zorro, el Green Hornet o la Sombra no necesitan presentación, pero Spider o Black Terror no han tenido presencia en nuestro país. La maniobra de Dynamite con esta serie, es presentar en sociedad las nuevas incorporaciones a su universo. Es una maniobra inteligente, en una sola colección conocemos a estos héroes del “pulp” y para futuras publicaciones ya tendremos la imagen de ellos, y las ganas de adquirir sus aventuras. Aleta lo ha publicado en España en un sólo tomo con sus portadas y material adicional, extras que incluye siempre que puede y el aficionado siempre agradece.

Portada realizada por Alex Ross para Masks

Año 1938, los justicieros de esta época no tienen superpoderes, a base de ingenio y gadgets, y muchos puñetazos, intentan limpiar las calles. Un partido político asciende al poder y comienza un reinado de injusticias, el poder decide dominar al pueblo, por el bien común. Y sólo un puñado de hombres pueden detenerlo, nueve vigilantes que consideran la justicia el más alto valor: La Sombra, Green Hornet y Kato, Spider, Black Terror, el Lama Verde, la misteriosa Miss Fury, la nueva encarnación del Zorro y Black Bat. Otros personajes fueron barajados, entre ellos Phantom, el hombre enmascarado y el Llanero Solitario, pero finalmente sólo nueve fueron los elegidos para pelear por el corazón de Nueva York y sus habitantes.

La historia que pergeña Alex Ross y Chris Roberson plantea, tiene mucho de la clásica historia de reunión de superhéroes.

En ellas todos demuestran su valía y su poder, encarna el espíritu de la unión hace la fuerza. ‘Masks’ hace algo parecido, pero el escritor no ha dejado que la unión borre lo más importante de cada enmascarado, ademas en este caso muchas veces sin sus máscaras son más útiles que con ellas. La historia de la colección agrega de forma escalonada a todos estos personajes tan diferentes, a veces involucrando de forma directa al héroe que entra en el combate sin conocer la implicación, es el caso por ejemplo del poderoso Black Terror.

Pero si la entrada de cada personaje es importante, los villanos y su razón de ser es tan bien importante, el bien común, como el ansia de justicia de los héroes. La historia cuenta la creación de un estado totalitario que oprime al pueblo, y necesita poco para plantearlo, sólo recordar al creado en otro país hace ya tiempo. El pueblo, la libertad, la justicia frente a la corrupción, el control y el “hacer lo necesario” para crear un orden, se enfrentan en esta historia. Roberson es capaz de crear la situación, la lucha por la libertad, de forma creíble y desarrollarla sin dejar de contar con cada una de las personalidad de sus personajes, algo difícil con tantos que hay. Notable trabajo el del guionista para unificar todo y no producir una historia llena de densas explicaciones, ‘Masks’ se lee de un tirón y deja con ganas de más.

masks Alex Ross

Alex Ross es nuevamente, y tras muchos otros proyectos (Kingdom Come, Tierra X, Project Superpowers), el inductor de esta nueva línea. Ademas de su supervisión y diseños el autor también ha ilustrado el primer número de ‘Masks’. Su estilo pictórico es, como siempre, poderoso y detallista lleno de vida y detalles, dotando a los personajes de sus propias personalidades en sus gestos, primeros planos impactantes y acciones bellas llenas de profundidad.

Tras Ross, Dennis Calero se encarga del dibujo, una gran elección que ya ha tratado el género superheróico y el noir. Dynamite ya ha contado con sus servicios, y en esta obra sus mejores cualidades destacan. Dibujante donde las sombras y los contrastes lumínicos son muy importantes, consigue dotar a sus páginas de vida y velocidad. Los personajes encajan en este ambiente, es “pulp”, necesita un ambiente un poco sucio y oscuro, y Calero es capaz de convertir a Nueva York en una ciudad siniestra sin tener que dibujar sólo callejones llenos de basura.

Su mayor debilidad quizá sea que gusta de perder detalles para impulsar el color, también acostumbra a obviar fondos por destacar la acción. Pero sabe cuándo usar el color para potenciar y destacar detalles convirtiéndolos en puntos fuertes. Al ser una serie donde la acción prima sobre la descripción la desviste de lujos, la acción hay que mostrarla con potencia, descarta lo superficial centrándose en ella. Un gran trabajo del americano.

Los géneros se renuevan y vuelven a ser populares, la hora del “pulp” parece ser que llevaba tiempo preponderase, ya hora toca saber si es su momento. ‘Masks’ se presentaba cuando Dynamite anunciaba la adquisición de un buen número de derechos de personajes del género. Y si el “noir” en el cómic sigue pegando fuerte, el momento es bueno para embarcarse en el proyecto. Una gran serie, que tiene que ser la puerta de entrada a un buen número de nuevas series. Y recordad, que la justicia no debe jamás quitarse su antifaz.

José Carlos Royo
Desde que tengo memoria he leído cómics. Mi madre me compró el primero antes de aprender a leer bien, alguien le contó a la pobre que ayudaba a los niños a acercarse a la lectura. Aún busca a la persona que se lo dijo para agradecérselo apropiadamente, con un garrote.Apasionado del mundo de la viñeta devoro todo cómic que se me pasa por delante. El americano es mi predilección pero el japonés y el europeo también llena mis estanterías. Si le añades los libros, las series de tv y las películas soy lo que hoy día llaman friki, y estoy orgulloso de serlo.Periodista con tendencias televisiva,s cuando me lo permiten hasta escribo. No me caso con nadie y ya sea aburrido, trepidante, intenso o un gasto de papel, un cómic hay que leerlo y comentarlo para que este de verdad vivo.