Inicio Cómics Marvel y los superhéroes populares

Marvel y los superhéroes populares

Compartir

Panini Cómics publica un tomo con los grandes clásicos de Marvel de inicios de los 60 hasta comienzos de los 80

A comienzos de los 60, un guionista y editor recibía uno de los mejores consejos de su esposa: “Si tu jefe quiere que crees un nuevo grupo de superhéroes, esta podría ser la oportunidad que siempre querías. Puedes hacer historias más profundas y sustanciales y crear personajes interesantes, que hablen como gente normal. Puede ser divertido para ti, crear nuevos héroes y escribirlos con un estilo diferente, el estilo que siempre quisiste usar, el que pueda atraer tanto a lectores adultos como a los más jóvenes. No tienes nada que perder por hacer un cómic como crees que debe hacerse“. El guionista era Stan Lee, quien recibió y aplicó en toda su extensión estas palabras de su esposa. Y realizó un guión que entregó al dibujante Jack Kirby. De esa primera colaboración nacieron Los 4 Fantásticos. Su primer número salió a la venta el 8 de agosto de 1961. Ellos fueron los primeros habitantes del Universo Marvel.

El inicio de Los Cuatro Fantásticos en 1961
El inicio de Los Cuatro Fantásticos en 1961

Ese cómic de Los 4 Fantásticos es la historieta con la que abre el tomo ‘Marvel. 75 años’, publicado por Panini Cómics, donde se recogen los grandes clásicos originarios de la editorial. Los primeros 4 Fantásticos, el primer Spiderman, la recuperación del Capitán América, Vengadores, Lobezno, Thor, Hulk, X-Men… Una obra que sirve para adentrarse en el pasado no solo de Marvel, sino de los cómics en general. Hay que tener en cuenta que cuando se publicaron esas primeras obras Kennedy era presidente de Estados Unidos y The Beatles aún no habían conseguido sus grandes éxitos. Las dificultades para los creadores de superhéroes de los 60 eran enormes, ya que venían de una época post-Segunda Guerra Mundial en la que el cómic estaba completamente demonizado. Se les acusaba de perjudicar a los niños e incluso empujarles a la delincuencia. Sin ir más lejos en 1954 se creó en Estados Unidos el llamado Comics Code Authority, un ente censor de las historietas que salían a la venta. De hecho, los cómics son hijos de sus épocas.

Stan Lee y Martin Goodman, jefe de una pequeña editorial, cambiarían la situación por completo en los 60. Y es que lo que consiguió Marvel en estos cómics fue crear unos superhéroes con los que los lectores se pudieran identificar, es decir, presentaron a personajes con preocupaciones como las de cualquier persona en esos años 60: un estudiante desubicado al que le costaba hacer amigos, como Peter Parker o que sufrió como nadie la muerte de su novia; un ex militar que no consigue vencer sus recuerdos del pasado, como Steve Rogers; el terror a ser perseguido de Hulk o las relaciones humanas y tensas de un grupo de científicos como Los Cuatro Fantásticos, así como su miedo a la incomprensión.

Portada de '¡El niño que coleccionaba Spiderman!'
Portada de ‘¡El niño que coleccionaba Spiderman!’

Los clásicos recogidos en el volumen ’75 años. La era clásica’ van de ‘Fantastic Four #1 USA’ (noviembre de 1961) hasta el nostálgico y maravilloso ‘¡El niño que coleccionaba Spiderman!’ en ‘The Amazing Spider-Man #248 USA’ (enero de 1984). De hecho, en cada una de las historias se encuentran momentos de lo más míticos y es imposible que un aficionado a Marvel y a los superhéroes no sienta un poco de emoción al encontrarse con el origen de todo aquello que está consumiendo ahora mismo. Entender y adentrarse en el pasado para disfrutar aún más del presente. Detrás de cada historia también están los grandes nombres del mundo del cómic como los ya citados Stan Lee y Steve Ditko, así como Jack Kirby, Roy Thomas, John Buscema, John Romita, Chris Claremont o el mismo Frank Miller.

¡Me llamaré la Antorcha Humana… y siempre estaré con vosotros!” “¡Lo mismo digo yo la chica invisible!” “Falta uno… Ben”. “Ya no soy Ben… soy lo que ha dicho Susan… ¡La Cosa!” “Y yo me llamaré… ¡Mister Fantástico!”. Y sentencia el narrador del cómic: “Y así nacieron Los Cuatro Fantásticos. Desde entonces el mundo no volvió a ser el mismo“. Ni el mundo ni tampoco el universo Marvel ni el de los cómics en general. La formación de Los Cuatro Fantásticos es la primera parada de este tomo que llevará al lector a la primera vez que Spiderman aprendió que un gran poder conlleva una gran responsabilidad o cuando el Hombre Araña luchó in extremis por salvar la vida de su tía May, gracias al doctor Curt Connors, o vivió uno de sus momentos más trágicos con la muerte de Gwen Stacy por culpa de El Duende Verde. También asistimos al nacimiento de Los Vengadores, unidos después de luchar contra Loki: “¡Lucharemos juntos o por separado, si es necesario!”, grita Iron Man. “Nunca nos derrotarán, pues somos Los Vengadores“, responde Thor.

El origen de La Visión
El origen de La Visión

El tomo también incluye otras obras magistrales como el nacimiento de la Visión, su entrada a Los Vengadores, su lucha contra Ultrón-5 y la demostración de que incluso un androide puede llorar; la primera aparición de Lobezno, en mitad de la pelea entre Hulk y Wendingo, o uno de los clásicos más grandes de Marvel: ‘Días del futuro pasado’ de los X-Men con guión de Chris Claremont y dibujo de John Byrne o el episodio ‘Ruleta’ del universo de Daredevil del mismo y alabado Frank Miller.

Marvel ha conseguido revitalizar sus personajes, además de por sus renovados cómics, gracias a las adaptaciones cinematográficas de sus cómics y personajes. A pesar de ello, hay mucha historia detrás de las películas de Los Vengadores, Capitán América, Iron Man o X-Men, detrás quedan 75 años que Marvel y Panini Cómics recogen en esta imprescindible obra.


Compartir
Pere Francesch Rom

Pere Francesch Rom. Nació en 1981. Viene de la comarca conocida como Baix Camp en Tarragona y es licenciado en Periodismo. Ha pasado por diferentes medios de comunicación como ‘El Correo’ (Bilbao), ‘Diario de Noticias’ de Álava y el ‘Diari’ de Tarragona. Actualmente trabaja en la sección de cultura de la Agència Catalana de Notícies (ACN). Colabora, además, en la revista ‘on line’ Muzikalia y en la de cine pantalla.cat.

Creció muy enganchado a ‘Bola de Drac’ (‘Dragon Ball’), ‘Las Tortugas Ninja’, Astérix y a los cómics de Spiderman y Batman. Soñó con que algún día podría pilotar a Mazinger Z acompañado por unos locos Gremlins y luchando con los Cazafantasmas. Contrario a los prejuicios que aún hay sobre las novelas gráficas, tres cómics le marcarían profundamente: ‘Superman Hijo Rojo’, ‘V de Vendetta’ y ‘Watchmen’. En cine, a grandes rasgos, ‘El Padrino’, toda la filmografía de Tarantino y Hitchcock, ‘El Señor de los Anillos’, todo aquello con aroma a Festival de Sitges o las historias de cómics y superhéroes llevadas al cine destacando sobre todo ‘300’, el Batman de Nolan o ‘Capitán América: Soldado de Invierno’. Es adicto a las series, sus preferidas: ‘Lost’, ‘Los Soprano’, ‘Breaking Bad’, ‘Juego de tronos’, ‘True Detective’ o ‘American Horror Story’. Amante de estas dos artes, cine y cómic, porque ambas tienen esa capacidad de llevarte a aquel lugar imaginativo y soñador del que difícilmente se puede volver.