MARVEL La Guerra de los Reinos nº 4. El epílogo del Maldito MARVEL La Guerra de los Reinos nº 4. El epílogo del Maldito
Cómics

MARVEL La Guerra de los Reinos nº 4. El epílogo del Maldito

Marvel. La guerra de los reinos Nº4

Hace casi seis años que Jason Aaron volvió a poner en el candelero a un elfo oscuro perverso, creación de Walter Simonson en su etapa de los años ochenta. Ahora Panini Comics nos trae el desenlace de La Guerra de los Reinos.

En MARVEL La Guerra de los Reinos nº 4, Malekith el Maldito, aquel que muestra la dualidad en su rostro, la maldad y más maldad todavía. Su odio por los dioses nórdicos es exacerbado, no se conforma con derrotarles, busca hacerles sufrir y finalmente verles morir cuando les extraiga la última gota de su sangre divina. Esa ha sido su plan y para ello ha conquistado los Diez Reinos, hasta acorralar a sus enemigos en la Tierra. Ahora, junto a sus aliados, les ha conseguido poner contra las cuerdas.

Jason Aaron ha demostrado que durante su longeva etapa en la colección de Thor en Marvel, que no ha dado puntada sin hilo. Ahora que la trama está cercana a finalizar, recurre a elementos que ya presentara justo al inicio de su andadura, la presencia de diversos Thors sacados del pasado y el futuro, unidos al Thor del presente. Tres entidades diferentes con componentes muy reconocibles de cada instante de su trayectoria. Recuerdan en cierta medida a otras trinidades temporales de un mismo personaje (aunque no han perdido que todos son Thor), como Rama-Tut, Kang el Conquistador e Inmortus. Cada uno tiene motivaciones opuestas en función del momento vital en el que se encuentran.

Si a las tres identidades de Thor, que ya conocemos desde la saga del Carnicero de Dioses, unimos a Jane Foster en su encarnación de Diosa del Trueno gracias al martillo del Thor de la Guerra, proveniente del Universo Ultimate, ya tenemos a gran parte de las bases utilizadas por Aaron en su trayectoria en el título. Juntos se enfrentarán a Malekith en el apogeo de esta historia.

La guerra de los reinos Nº4

El dibujo de Russell Dauterman ha ido mejorando a pasos agigantados en el último par de años. Tiene bien merecida su consideración como Young Gun en Marvel. Su forma de plasmar el fuego, con una viveza que parece desprender calor mientras las llamas acarician las viñetas, o el efecto del hielo provocado por los habitantes de Jotunheim, que consigue helar la sangre, son dignos de admiración. Su trazo emborronado por una gran cantidad de efectos no sufre deterioro y consigue evocar toda la épica que requiere el final de La Guerra de los Reinos.

Sin embargo, la saga no termina de ser redonda. Lo prometedores que resultaban ser los primeros capítulos han finalizado con un desinfle generalizado que no levanta con el retorno de un elemento vital del Dios del Trueno ni con la consecuencia lógica del final. Una saga que, a pesar de ser esperada tras un largo planteamiento, no ha convencido del todo al que suscribe estas líneas.

Sinopsis Oficial

La marea cambia después de que la llegada de inesperados aliados sacuda los cielos. Pero Malekith tiene un truco final en la manga, y es verdaderamente VENENOSO. Sin opciones, a Thor sólo le resta un último sacrificio. ¿Será suficiente?