Inicio Cómics ‘Mansión Arkham: Un hogar para criminales dementes’, señoras y señores, los locos...

‘Mansión Arkham: Un hogar para criminales dementes’, señoras y señores, los locos ocupan el edificio

Compartir

Los acontecimientos de ‘Batman: Eterno’ han transformado Gotham. Ahora, la Mansión Wayne se convierte en el nuevo Asilo Arkham, los locos viven ahora en la casa del murciélago.

La urbe más tenebrosa del Universo DC siempre tuvo su centro para tratar a los criminales psicóticos, pero los fantasmas que poblaban Arkham han destruido el emblemático edificio. Continuando la renovación de Batman, la Mansión Wayne Arkham ahora es el hogar de los locos, y bajo ella vigila el caballero nocturno.

Si el lector no ha leído ‘Batman: Eterno’ más allá del número 8 este post será un spoiler como la copa de un pino, así que si estáis en ello, no continuéis.

Arkham_Manor_Vol.1_1

El Asilo Arkham se ha hundido en el suelo, camino al infierno debe ir, y sus habitantes no pueden “colocarse” en un recinto sin control. Blackgate está masificada, el alcalde tiene varias opciones y elige la más inesperada: la Mansión Wayne. Tras el descalabro judicial al que ha sido sometido Bruce Wayne y sus posesiones, su hogar ancestral ha pasado a ser propiedad del consistorio gothamita, y decide aprovecharlo para instalar el nuevo Asilo Arkham. ¿Qué opina Batman de eso? ¿y Alfred? Y por si fuera poco, hay alguien asesinando y torturando a los internos, ¿quién está cazando a los locos?

Así Gerry Duggan da pie a una historia que contiene mucho más que la simple investigación de un asesinato. Habla de la familia y el legado, no sólo de Bruce Wayne y su padre, medico que apostaba por el cuidado de los enfermos, fueran cuales fueran sus dolencias, también de Alfred. El mayordomo es el verdadero habitante de ‘Wayne Manor’, ha limpiado y cuidado sus habitaciones y pasillos, ha creado un hogar para varios jóvenes, y ha sido el alma de la batfamilia desde siempre. Que lo echaran de su hogar es una cosa, que lo llenen de aquellos a los que ha ayudado a combatir desde hace años es diferente. ‘Penny One’ es un luchador contra el crimen como Batman, pero su base es el lugar desde donde hace años ha vivido. Cierto es que también el mismísimo Batman tiene dudas, no sólo por su legado, o por lo que Alfred siente por esta transformación, vivir bajo Arkham no es algo fácil.

arkhammanor3

La locura siempre ha sido un ingrediente cada vez que el nombre Arkham ha salido a relucir, y Duggan aprovecha ésto para poder hablar no sólo de los locos conocidos y sus enfermedades. Trae algunas nuevas para poder explorar la soledad o la sociabilidad de los villanos. Mr. Frío es el que más sorprende, de ser un personaje que nunca despertó demasiado interés, gana con unas pocas escenas bien desarrolladas una personalidad especial, hasta resulta simpático. Y por si las herramientas de Batman fueran pocas, añade un nuevo disfraz, Jack Shaw, un psicótico agresivo, una nueva máscara que puede dar mucho a las historias del murciélago.

Arkham_Manor_4

Si Duggan acierta al tratar temas y es capaz de crear una estructura narrativa que se lee de un tirón, Shawn Crystal lo hace por su capacidad de sorprender en sus diseños de pagina, por su oscuridad y su potencia en la acción. El dibujante es capaz de entregar unos dibujos donde la Mansión Wayne ha cambiado, no es un hogar, aunque conserva esos detalles que señalan que alguien vivía allí. Su Batman es una criatura oscura, pero es definida, es un guerrero que conquista las sombras. Crystal es dinámico y sus composiciones van desde lo más clásico a algunas espectaculares paginas, que desarrollan acciones consecutivas sin viñetas, y eso es muy difícil de plantear y que funcione.

‘Mansión Arkham’ puede parecer una vuelta de tuerca para renovar el viejo asilo, pero contiene más de los que parece. Sobre todo plantea que un hogar para un hombre es una cárcel para otro, y no hablamos de los locos, hablamos de Wayne, ese niño que creció en una enorme casa sin familia. O de Alfred, el hombre que lo dejó todo para convertir en hogar una siniestra mansión que aun conserva el perfume de unos progenitores largo tiempo fallecidos. Ahora Batman vive en Arkham, y eso, es un cambio muy grande.

NOTA 7,5


Compartir
José Carlos Royo

Desde que tengo memoria he leído cómics. Mi madre me compró el primero antes de aprender a leer bien, alguien le contó a la pobre que ayudaba a los niños a acercarse a la lectura. Aún busca a la persona que se lo dijo para agradecérselo apropiadamente, con un garrote.

Apasionado del mundo de la viñeta devoro todo cómic que se me pasa por delante. El americano es mi predilección pero el japonés y el europeo también llena mis estanterías. Si le añades los libros, las series de tv y las películas soy lo que hoy día llaman friki, y estoy orgulloso de serlo.

Periodista con tendencias televisiva,s cuando me lo permiten hasta escribo. No me caso con nadie y ya sea aburrido, trepidante, intenso o un gasto de papel, un cómic hay que leerlo y comentarlo para
que este de verdad vivo.