Inicio Cine ‘Magneto’, cuando un dios se hace hombre

‘Magneto’, cuando un dios se hace hombre

Compartir

En ‘Magneto’ Erik Lensherr ya no es el hombre que era, rebajados sus poderes, erosionado su mandato, ahora caza a los enemigos de los mutantes, uno a uno.

Cullen Bunn toma las riendas de un personaje con mucha historia a sus espaldas, villano, héroe, genocida, líder, presidente, asesino, forajido, Magneto. Un nuevo enfoque para uno de los más clásicos personajes del universo mutante, desde abajo.

Bunn ha decidido hacer una historia más pequeña de uno de los villanos más grandes del universo mutante, o héroe, depende de en qué bando luches. Dentro de una estructura más cercana al género del thriller que al puro estilo superheroico avanza a través de los primeros capítulos con una historia para definir a este nuevo Magneto, limitado, humano, mucho más cerca de un cazador que de un guerrero por la libertad.

MAG4

Tiene muchos mas detalles de psicópata asesino en serie que de líder mutante. Una caracterización que no ha gustado a muchos, pero que realmente responde a una gran verdad sobre Erik Lensherr, está dispuesto a hacer lo que sea y como sea por la causa. Esta obsesión lo ha marcado antes, pero dentro de un marco de revolución, lucha grandilocuente y grandes actos destructivos, queda como una lucha del hombre contra el mundo por su pueblo. A nivel bajo, es un asesino, un cazador, un terrorista domestico que se desliza entre las grietas de la sociedad. Ha pasado de primera plana a páginas de sucesos, de general de un ejército a asesino en la sombra.

No es el mismo mundo, no es el mismo Magneto

El enfoque nuevo aporta originalidad a todo el mundo de Magneto, si bien no se olvida Bunn del universo X y en el segundo arco ya introduce elementos tan conocidos como los Purificadores. Tras dos arcos comienza una historia que, como suele ser común en el nuevo Marvel, nos retrotrae a los clásicos en este caso ataca a la los ‘Merodeadores’, el grupo de clones que Mr. Siniestro usa como ejercito personal, y son culpables de la muerte de un gran número de mutantes, los más conocidos los Morlocks durante la celebérrima ‘Masacre Mutante’. Las implicaciones futuras de este ataque traslucen al final del segundo ejemplar español, el sexto USA, y empieza a entreverse la idea de Bunn. Magneto puede ser más débil, pero su mente está más despierta, y para arreglar las cloacas del mundo mutante necesita un ejército de limpiadores.

Y también tenemos a un personaje nuevo, alguien que llega de sorpresa y con información,¿ a favor de Magneto? Briar Raleigh, víctima de la época “deificada” de Magneto, ¿compañera de aventuras en la actual?, lo dudamos mucho. Una pequeña incógnita que puede traer dolores de cabeza y mucho peligro a nuestro protagonista.

Magneto (2014-) 003-007

Por si fuera poco S.H.I.E.L.D. lanza tras a él a dos investigadores, en la línea de ‘Expediente X’ o ‘Mentes Criminales’, persiguen al hombre con materiales y medios nada espectaculares, preguntando y pateando escenas, filtrando datos y colocando trampas. Es un añadido más de realidad, olvidándose de tanto Helitransporte y uniformes ci fi. Y por si fuera poco también son el brazo ejecutor de un país con pocos miramientos, cuando anuncian que expulsarán un campamento completo de sin techo como el que anuncia que se va a tomar un café, vemos esa falta de aprecio por lo más bajo de la sociedad por parte del gobierno estadounidense.

El dibujo de la serie ha recaído por el momento en Gabriel Hernández Walta y Javier Fernández. Ambos con un estilo realista y más crudo de lo que está acostumbrado el mundo mutante. Con un arte oscuro y en el que los ambientes en las viñetas se convierten en amenazas tanto como lo es el hombre que las puebla. Muy cercanos ambos a un estilo Noir, Walta más que Fernández, ilustran correctamente este cambio de Magneto, si antes era una gran superproducción de ciencia ficción con James Cameron al volante, ahora estamos ante una serie de televisión dura y cruda en la línea de ‘Hannibal’. Magneto (2014-) 001-002

La violencia es física y las heridas sangran, podemos ver el resultado de mutilar personas en primera línea, menos bonito, mucho más interesante. Un estilo poderoso por lo sencillo del mismo que aumenta esa sensación de estar ante otro Magneto. Existe la espectacularidad de su poder, pero son los pequeños detalles lo que define a Lensherr, y con detalles lo muestran. Pausado y con muchos cuadros de dialogo interno, esta serie supone una extraña mezcolanza de géneros, y funciona a nivel gráfico.

Esta nueva serie puede resultar chocante por su enfoque. Puedes dudar de si este es el Erik Lensherr que siempre has leído. Pero en realidad no ha cambiado, su poder es menor y sus capacidades se limitan a aquello que pueda obtener con su cerebro y unos menguados poderes que lo dejan para el arrastre. Es más humano, cómo aquellos que lo persiguen.


Compartir
José Carlos Royo

Desde que tengo memoria he leído cómics. Mi madre me compró el primero antes de aprender a leer bien, alguien le contó a la pobre que ayudaba a los niños a acercarse a la lectura. Aún busca a la persona que se lo dijo para agradecérselo apropiadamente, con un garrote.

Apasionado del mundo de la viñeta devoro todo cómic que se me pasa por delante. El americano es mi predilección pero el japonés y el europeo también llena mis estanterías. Si le añades los libros, las series de tv y las películas soy lo que hoy día llaman friki, y estoy orgulloso de serlo.

Periodista con tendencias televisiva,s cuando me lo permiten hasta escribo. No me caso con nadie y ya sea aburrido, trepidante, intenso o un gasto de papel, un cómic hay que leerlo y comentarlo para
que este de verdad vivo.