Series de televisión

Los creadores de Perdidos (Lost) hablan del final 10 años después

Los creadores de Perdidos (Lost) hablan del final 10 años después

Después de tanto tiempo de que se estrenara el final de Perdidos (Lost), los productores del programa reflexionan sobre cómo surgió el giro final y casi inevitable del purgatorio.

Los creadores de la exitosa serie de ABC, Perdidos (Lost), esperaban que el giro final del programa fuera algún tipo de purgatorio. Cuando la serie se estrenó por primera vez en 2004, reformó por completo el panorama televisivo con su ambiciosa narración y su reparto expansivo. Al principio, tenía una premisa muy básica: un avión se estrella contra una isla desierta, y los sobrevivientes deben aprender a adaptarse a su nueva situación. Sin embargo, la isla pronto demostró tener innumerables misterios, y la historia comenzó a convertirse en algo mucho más complejo. Durante gran parte de su emisión, Perdidos (Lost) fue considerado como uno de los mejores programas de televisión, una distinción que, en algunos casos, aún se mantiene hoy en día.

Sin embargo, hay que reconocer que el final de la serie fue muy divisivo entre los fans. Perdidos (Lost) llegó a su conclusión hace 10 años en 2010 con su sexta temporada, y aunque muchos fans esperaban que el programa respondiera adecuadamente todas las preguntas que tenían sobre la isla, llevó las cosas en otra dirección. Además de estar más orientado a los personajes, el final concluyó con todos sus protagonistas en algún tipo de lugar intermedio o purgatorio. Lo que solo provocó confusión y desilusión. Ya que durante los años de emisión, los creadores de la serie repitieron varias veces que ese no sería el final.

Los productores ejecutivos Jean Higgans y Jeff Pinkner reflexionaron sobre cómo se produjo ese final del purgatorio.

No siempre se estableció, aunque los escritores de Perdidos (Lost) trataron de crear algún tipo de marco desde el principio. El final real tomó forma en sus mentes y, según Higgans, “para todos nosotros era bastante obvio que era una forma de purgatorio”.

Terminaron apegándose a esto porque Damen Lindelof y Carlton Cuse “no sentían que tenían otro lugar a donde ir”. Por lo tanto, el final del purgatorio se estancó, y hasta el día de hoy, los fans aún discuten sobre si fue una conclusión brillante o terrible. Ambas partes tienen una buena cantidad de seguidores.

Los finales divisivos de la serie no son nada nuevo, tenemos un ejemplo reciente con Juego de Tronos, aunque Perdidos (Lost) ciertamente se destaca como uno de los más grandes. Aunque por suerte, la recepción polarizadora del episodio final no ha disminuido el legado general del programa, lo cual es toda una hazaña. Hay muchas posibilidades de que la gente siga discutiendo sobre el final dentro de diez años. Al menos ahora, sin embargo, tenemos más explicaciones sobre cómo surgió todo.