Inicio Cómics Loki: Agente de Asgard. Los últimos días’, cuando para ganar sólo tienes...

Loki: Agente de Asgard. Los últimos días’, cuando para ganar sólo tienes que mentir

Compartir

La gran mentira se ha desvelado, el nuevo Loki es el antiguo Loki, y nadie quiere al antiguo. Pero no es el mismo, es ‘Loki: Agente de Asgard’ sirve al bien para borrar el mal que causo’, ¿alguien lo comprenderá?

potw-loki

Él es el Dios de las mentiras, el de doble rostro, el padre y madre, y tiene por delante un futuro glorioso, y terrorífico. El Rey Loki llegado del futuro le muestra un porvenir plagado de dolor, porque al final no podrá ser parte de Asgard, seguirá siendo el embustero. Pero el Rey ya está cansado y la guerra para evitar el fin de la existencia es la única solución que encuentra. Mientras, Verity y un Loki diferente empiezan a darse cuenta que una mentira, sólo es un historia contada muy bien, tan bien que todos la creen.

Loki_Agent_of_Asgard_1_Frank_Cho_Variant

AL Ewing se despide de una serie en la que ha tenido sus altibajos, el tomo dos fue bastante inferior al anterior y al camino ya preparado por Gillen en‘Jóvenes Vengadores‘ o ‘Viaje al Misterio‘. Pero mucha culpa la tuvo la intrusión de Axis en la continuidad de la serie. En este tercer volumen, amenazado por la llegada de Secret Wars y el fin del Universo Marvel, se resarce de ese tropezón que no pudo aprovechar con la anterior macrosaga, y aquí utiliza el nuevo evento para dar consistencia al relato del Rey Loki, y sobre todo, para que Loki tenga un reinicio prometedor. Donde acabará en el nuevo planteamiento de Marvel, sólo lo saben los jefazos. No olvidemos que la versión femenina del dios de las mentiras está presente en Fuerza V.

Pero dejando atrás el futuro nos centramos en lo que nos atañe, la tercera entrega, y cierre, de ‘Loki: Agente de Asgard’. Donde un mentiroso descubre que muchos nombres son sólo muchas virtudes y defectos, y que su mayor poder es que es capaz de hacer creer a un esquimal que una nevera es necesaria en su iglú. El joven dios esquiva a la muerte, que es su hija, deja atrás la guerra, que su versión futura inicia, y sobre todo, descubre que la historia que está escrita, es una historia que se ha contado. Y contar historias, es mentir. Redefine al dios travieso, al dios de las mentiras, al dios de las historias, y lo hace dejando un gran cambio que puede no perdurar por culpa de las decisiones editoriales, pero que el aficionado recordará.

27e8e310d2ee08c432f1e2c6cd4e7df1

Y si el guionista se encuentra a gusto y cierra al o grande su obra, Lee Garbett, no se queda atrás. Garbett despliega su habilidad para contar la historia y para los diálogos. Se lee con fluidez y es capaz de arrastrar al lector incluso cuando no hay nada más que dos personajes, sin fondos siquiera, y eso es difícil para un artista. Notable la inglesa en esta despedida, en la que sus personajes tienen una gran expresividad para contar una historia que se basa en palabras y que se cuenta, una mentira que te crees gracias a su trabajo.

2a7vsio

Con todo esto dejamos atrás una serie que continuaba una trama de cambio, de regeneración, de futuro contra pasado, de ser mejor persona. Y en la que finalmente aunque el malo acabe consiguiendo mucho de lo que busca, el bueno gana porque es capaz de cambiar, y contarse a sí mismo una mentira, un cuento, una historia. Echaremos de menos al joven Loki, igual que echamos de menos al Loki niño de Gillen, pero siempre podremos volver a estas páginas para recordar al dios que decidió ser más que lo que los demás veían en él.


Compartir
José Carlos Royo

Desde que tengo memoria he leído cómics. Mi madre me compró el primero antes de aprender a leer bien, alguien le contó a la pobre que ayudaba a los niños a acercarse a la lectura. Aún busca a la persona que se lo dijo para agradecérselo apropiadamente, con un garrote.

Apasionado del mundo de la viñeta devoro todo cómic que se me pasa por delante. El americano es mi predilección pero el japonés y el europeo también llena mis estanterías. Si le añades los libros, las series de tv y las películas soy lo que hoy día llaman friki, y estoy orgulloso de serlo.

Periodista con tendencias televisiva,s cuando me lo permiten hasta escribo. No me caso con nadie y ya sea aburrido, trepidante, intenso o un gasto de papel, un cómic hay que leerlo y comentarlo para
que este de verdad vivo.