Inicio LO+HOT LO+HOT: La Cosplay AZ Powergirl es la Gata Negra

LO+HOT: La Cosplay AZ Powergirl es la Gata Negra

Compartir

La popular cosplayer nos sorprende caracterizada de Felicia Hardy alias ‘Gata Negra’

La modelo y cosplay Cara Nicole, también más conocida como AZ Powergirl, aparece de lo más sexi en las siguientes imágenes no aptas para cardiacos vestida como Felicia Hardy, alias La gata negra, no me extraña que Peter Parker se volviera loco por esta chica.

Cosplay Black CatCosplay Black Cat 2 Cosplay Black Cat 1

Acerca de la gata negra

La Gata Negra (Felicia Hardy) es una superheroina (anteriormente, supervillana) del Universo Marvel. Fue creada por el escritor Marv Wolfman y el artista Keith Pollard y debutó en Amazing Spiderman #194 (julio de 1979).

Felicia Hardy nació en Queens, Nueva York. Toda su vida creció como una consentida niña de papá, intentando emular a su querido padre Walter Hardy en todo. Cuando él desapareció de su vida, la madre de Felicia le dijo que él había muerto en un accidente de avión. Felicia descubrió posteriormente la verdad: Walter Hardy era el mejor ladrón de guante blanco del mundo, pero sus crímenes habían acabado con él. Seguía vivo, pero languideciéndose en prisión. Esto la animó a no conformarse con el segundo lugar nunca, si a ella le gustaba el baloncesto, trabajaría para ser jugadora de baloncesto y no sólo porrista.

Durante su primer año en la universidad, Felicia fue violada por su novio Ryan, hecho que la marco para siempre. Felicia se sintió totalmente indignada ante el hecho de haber sido una víctima, se puso a pensar en las consecuencias que le traería “matar a su agresor”. Abandonó los estudios y se impuso un riguroso régimen de entrenamiento físico que incrementó su fuerza, resistencia, agilidad y dominó las artes marciales. Tras meses preparándose, Felicia ya se disponía a matar a Ryan, pero su venganza le fue arrebatada tras descubrir que Ryan murió en un accidente de tráfico por conducir ebrio.

Tras cerrarse la oportunidad de robarle la vida al hombre que le arrebató su virginidad, Felicia se empeñó en seguir los pasos de su padre, amasando con el tiempo una inmensa fortuna en el saqueo de artículos de valor. Realizó el traje de la Gata Negra para liberar a su padre, tras descubrir que se encontraba agonizando. Esa misma noche se topó con el héroe enmascarado conocido como Spider-man y a pesar de que ella sentía antipatía por los hombres, Felicia no podía evitar sentirse atraída por el arácnido. Spider-man fue el primer hombre en el que deposito toda su confianza y aprecio. Tras la muerte de su padre, Felicia mantuvo la identidad de la Gata Negra con el fin de ganarse el afecto de Spiderman, a su vez, al ver algo de moral en ella, éste hizo todo lo posible por limpiarla de sus antecedentes criminales.

Aunque adicta a la emoción de la persecución, la aparentemente impulsiva Gata Negra es una estratega meticulosa. En los principios de su carrera criminal, ella intentaba crear la impresión en la mente de sus adversarios de que poseía la habilidad innata de darles mala suerte. Felicia preparaba cuidadosamente la escena de su siguiente crimen para que pareciera que esos “accidentes” ocurrían a sus perseguidores. Confiando en sus trucos de salón y destreza de manos, fue capaz de convencer a Spider-Man de que era capaz de afectar a las leyes de la probabilidad. Su juego del gato y el ratón continuó durante algún tiempo, con la vivaz Felicia confundiendo y frustrando constantemente al objeto de su creciente fascinación. Cuanto más se encontraba huyendo de Spider-Man, más se veía la Gata Negra atraída inexplicablemente hacia él.

Desprendiéndose de sus tendencias criminales, Felicia sucumbió a su entonces abrumadora atracción hacia el héroe y se unió en su guerra contra el crimen, consiguiendo así una amnistía de las autoridades. Más tarde, Felicia consiguió poderes gracias a Kingpin, que mediante unas drogas consiguió que la Gata aumentara su velocidad, agilidad y fuerza, y consiguió asimismo el poder de atraer la mala suerte hacia cualquier posible atacante. Atrapado por sus pequeñas zarpas, Spider-Man correspondió los fuertes sentimientos de la Gata Negra, llegando incluso a revelar su identidad secreta. Pero cuando descubrió que era a Spider-Man a quien buscaba y no a Peter Parker, éste puso fin a la relación, cansado además de las constantes mentiras de la Gata (como, por ejemplo, ocultar el origen de sus nuevas habilidades.

La Gata Negra ha seguido su propia vida, aunque Peter permanece constantemente en sus pensamientos. Aunque Felicia ha vivido de sus ilegales ganancias durante años, no ha cometido delitos durante mucho tiempo, debido al profundo efecto que su relación tuvo en su vida. Más tarde, el Doctor Extraño, por encargo de Spider-Man, modificó los poderes de la Gata, potenciando de manera increíble su velocidad, agilidad y equilibrio y quitándole el poder de la mala suerte, a cambio de un nuevo poder de sentidos felinos (como ver en la oscuridad).

Fuente: AZPowergirl / Wikipedia


Compartir

Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.