Inicio Cine El logo de Star Wars y su relación con el fascismo

El logo de Star Wars y su relación con el fascismo

1777

¿Qué relación guarda Star Wars con el fascismo? Suzy Rice, la creadora del logotipo original de la saga galáctica, explica las raíces del origen de Lucasfilm

Con el regreso de Star Wars, esta vez con Rogue One, se ha vuelto a hablar sobre la inclinación política de la franquicia galáctica. Aunque la conexión entre el Imperio Galáctico y los fascismos es obvia, y que Star Wars surgiera como reacción a Vietnam, hay algunas personas especializadas en el ámbito que han señalado que rebelarse contra el fascismo no supone hablar de política. De lo que estamos hablando aquí es de la definición clásica de “fascismo”. Es decir, un sistema gubernamental dirigido por un dictador que tiene un poder absoluto. Y oprime mediante la fuerza a la oposición.

George Lucas quería que el logo de Star Wars fuera fascista

Recientemente, The Hollywood Reporter entrevistó a Suzy Rice. Rice es la diseñadora del logotipo original de la saga Star Wars. En esta entrevista conversó acerca de la relación de la franquicia galáctica con el fascismo. Por ello, es interesante rescatar lo que Suzy Rice escribió en un ensayo publicado en 2011 sobre su primer encuentro con George Lucas. El encuentro del que surgió el logotipo:

La primera vez que me reuní con George Lucas, como ya dije, constaté que no era un tipo muy hablador. En las pocas palabras que me dijo, me explico que quería “algo muy fascista”. Hizo unos cuantos gestos con las manos en el aire, agitando un lápiz mientras describía lo que él imaginaba como efectos especiales. Cómo se vería. Para finalizar, me contó que pretendía lograr un “logo intimidante” que compitiera con AT&T.

¿Hay conexión entre la franquicia de Lucasfilm y la política estadounidense?

En resumen, George Lucas pretendía que el logo fuera fascista porque, para él, de eso trataba Star Wars. Es decir, de personas que pretenden superar el fascismo. Ese aspecto político es algo inherente a la serie. Está en su ADN. Suzy Rice comprendió esto y también discutió lo suyo por la fuente que escogió. Es más, hasta mediados del año 2000 no recibió el crédito que merecía. Sea como sea, la diseñadora oyó las palabras “fascismo” y creó a partir de ahí. Pero para Suzy Rice, la saga Star Wars no está nada relacionada con la política del mundo real. Así lo explica:

Aunque George Lucas imaginara al Imperio Galáctico como una organización fascista, su primera motivación era canalizar una serie de arquetipos reales para propósitos meramente ficticios y dramáticos. Reducir estos arquetipos a personalidades políticas actuales es un ejercicio de graffiti con crayones. Sin embargo, en ningún momento he visto el canon literario de Star Wars como una crítica a cualquier momento de la historia política de Estados Unidos.

El sueño de George Lucas fue un espaldarazo a la industria del cine y a Vietnam

Sin embargo, Suzy Rice no es consciente de los primeros pasos de la franquicia de Lucasfilm. Star Wars nació como una reacción inevitable al proceso de Vietnam. Probablemente, junto a la guerra en Irak, uno de los mayores errores políticos de la historia norteamericana. George Lucas creó Lucasfilm como una especie de Alianza Rebelde. ¿En contra de qué, exactamente? Más o menos, contra el modelo casi fascista de la industria del cine de coger a creadores y masticarlos, para luego escupirlos.

Lucas renunció a todo ello. Dio el espaldarazo al gremio de directores y abrió el camino de Star Wars. Una reflexión idónea en contra de Hollywood. Creó una serie de películas que giraban en un entorno político determinado. Y estaban influenciadas por un hombre que, claramente, hizo conocer sus opiniones políticas. Quería que el Imperio Galáctico hiciera público su fascismo desde el logotipo.

‘Rogue One’ o Anonymous y WikiLeaks

Pero ahora hemos llegado a la era moderna de Star Wars. Bajo el influjo de Disney Pictures, una de las compañías más grandes del planeta. Lucasfilm ya no es la Alianza Rebelde. Se ha convertido en la Nueva Repúblico y la amenaza de la Primera Orden no es Hollywood, sino los políticos modernos que viven con la sombra del fascismo. Una serie de neonazis y misóginos enojados por incluir a nuevos personajes, por pretender que todo fuera igual. Suzy Rice lo explica de la siguiente manera.

Si hay alguna similitud entre ‘Rogue One: A Star Wars Story’ y el presente (políticamente hablando) es el hecho de que organizaciones como Anonymous o filtraciones como WikiLeaks son similares a la obtención de documentación filtrada de los partidos políticos estadounidenses. Esto pone a disposición del público una serie de datos bastante grotescos entre los demócratas.

David Lorao
Graduado en Periodismo. Concibo el cine como la fábrica de sueños que forjó George Méliès y vivo a medio camino entre el Asilo de Arkham y la Cocina del Infierno. Devorador de cómics y adicto a la literatura y las series de televisión. Admiro por encima de todo la obra de Alan Moore, Frank Miller y Neil Gaiman, aunque no le daría la espalda a nada que haya salido de los lápices creativos de Ibáñez. Generación 'Goonie' y pasión por la escritura. "Nunca abandones tus principios, ni siquiera en presencia del apocalipsis". También puedes leerme en twitter como @goonielor.