Inicio Noticias Cine Llegan los Goya: Crítica al cine español.

Llegan los Goya: Crítica al cine español.

Como cada año, podemos ver como Los Goya aparecen por la esquina para brindarnos una dosis de cine español y una gala eterna y un poco aburrida con 28 premios con sus 28 agradecimientos y el sueño que ello conlleva, todo para y por el cine patrio, pero… ¿cómo es el cine español?

El cine español es muy reconocible, planos sobrios, mucho sexo y tópicos sobre España. Sí, suena a cliché, pero muchas veces es así. Hubo un tiempo en el que gran parte de las películas españolas que se producían era sobre sexo, un ejemplo es Krámpack, de Cesc Gay.

También tenemos las comedias españolas,

como Los amantes pasajeros, Ocho apellidos vascos, Yucatán, Spanish Movie, Superlopez… Todas ellas repletas de topicazos sin sentido y sin gracia alguna. Y luego está la palma del cine español, que son las cinco películas de Torrente, que reventaron la taquilla y han hecho que a los críticos se nos quitarán las ganas de ver películas españolas.

Pero, no todo es malo, dentro del cine español hay películas dignas de aplauso

como Celda 211, Volver,El reino, TesisMar Adentro. Películas con grandes directores, planos, fotografía y, lo más importante, una historia que contar. Que esto es de lo que carecen na gran parte de las películas españolas: una historia a contar. A veces tengo la sensación de que el director toma por tonto al espectador y le da todo mascado, que el espectador solo mire la pantalla y nada más.

Mariano Barroso, el presidente de La Academia de cine española, dijo que en Los Goya también se galardonarían las series. 

Respecto a las series tengo que quitarme el sombrero y decir que España está triunfando en este ámbito. Tras series casposas como Aida o La que se avecina, han llegado producciones de nivel como Élite, FariñaVis a Vis o La casa de papel que se han hecho con el público mundial siendo éxitos globales. Aquí sí que sabemos hacer series de calidad. Respecto a las películas… pues, a veces.

¿Qué opinas sobre el cine español? Cuéntanos en los comentarios o en nuestras redes sociales.

Deja volar tu imaginación ¡Exprésate!

E-mail is already registered on the site. Please use the Login form or enter another.

You entered an incorrect username or password

Sorry that something went wrong, repeat again!
1

Se te olvidó mencionar la cantidad de palabras mal sonantes que le da un aspecto “barriobajero” a las películas, la falta de dicción en algunos actores, la ausencia de contrapicados y si hay alguno, su mal uso; el tema de la guerra civil y lo buenos que eran los republicanos que disparaban besos y lanzaban flores, nada de los yihadistas que asaltaban conventos y monasterios.

Las series grabadas con cámaras formato película porno, con más de 10 personajes estereotipados dando voces todo el rato, en lugar de crear pocos personajes bien definidos y originales.

Luego está el asunto de que la mayoría del gremio son izquierdosos medio subvencionados, vamos medio funcionarios, que utilizan el cine como propaganda proge; como antaño hicieron los fascistas, aunque estos no hicieran sangre de los vencidos.

Un cine carísimo para la mitad del público español, al que le venden películas de serie B ya pagadas con dinero público, al precio de una superproducción americana, y encima si lo que ves no te gusta, no te devuelven el dinero.

Y qué decir de los actores. Cuando veo sus interpretaciones, malhumorados, sonriendo, llorando… ¡y las cejas no las mueven! Aunque en la vida real sea así, en el cine la cara de un actor tiene que ser como la de un mimo y contarme la historia con la cara. Si no es así no vale ni un duro. Igual que Angela Lansbury, en lo que tardan en decirle “hola” ha hecho 200 expresiones. O la mirada de Viola Davis, que te abre el alma del personaje y sabes lo que piensa y siente.

En cuanto a películas me quedo con Alas de mariposa, la madre muerta, Vacas. Mar adentro, una película de propaganda que recuerda a La Metamorfosis de Kafka. Tesis, una burla al espectador, al jugar con tres sospechosos cuando son los tres culpables -¡qué fácil!-. Celda 211, desde que ví al Tosar en Corrupción en Miami, se me quitaron las ganas -¡qué tío más malo! ¡LA VIrGGGEN!- Campeones, ¡cuántas películas americanas hay de ese estilo! con niños, con presos…

Está claro. Si voy a escuchar flamenco, oigo el nacional que es la cuna y la fuente, puedo oír el japonés como curiosidad. Lo mismo con el cine, si voy a ver una película, veo una de producción de Hollywood porque es la meca del cine, donde se originó, aquí el cine español ni como curiosidad. Hay películas chinas, coreanas o japonesas que les dan mil patadas.