Cómics

Le Fay. Hada, bruja, superheroína de alquiler. Formas de sobrevivir al siglo XXI sin magia

La mítica Morgana Le Fay, enemiga de Merlín y Arturo Pendragón no murió. Pero vivir en nuestra época tampoco es que le haga demasiada gracia

La magia existe, nuestras leyendas y mitos no son fantasías olvidadas, son reales: Se esconden de los humanos convirtiéndose en sueños y cuentos para niños, pero siguen entre nosotros. En un mundo donde las amenazas se multiplican gracias a poderes sobrenaturales Le Fay vuelve a la vida tras su gran derrota a manos de Merlín, tiene una deuda que pagar y sus poderes están mermados. Karras nos trae un universo donde la magia y los monstruos son reales y nuestra única defensa es una bruja con mala leche su ayudante leprechaun y un monito mascota, y si no ganan la batalla la humanidad estará perdida.

Morgana Le Fay fue derrotada y encerrada, el sentimental Merlín no fue capaz de acabar con ella, pero si de despojarla de su poderes y sumirla en un sueño eterno. Pero para Le Fay esto solo ha sido una pausa en su vida, y cuando el aquelarre la despierte en la actualidad no es que esté precisamente contenta. Convertida en una especie de detective privado al más puro estilo noir para las brujas, tiene que resolver problemas mágicos, y cuando las dimensiones, los monstruos y las cosas de más allá del umbral aparecen en nuestra realidad la cantidad de problemas puede superar a la que fuera una de las criaturas mágica más poderosas de los tiempos de leyenda.

Análisis

Marc Dupree y Joshua Metzger crean el concepto que el mismo Metzger desarrolla en la serie contando con el español Miguel Angel Ruiz al dibujo. Una serie sobre un mundo mágico mezclado con el nuestro, viviendo en la sombra sin que afecte a nuestro día a día. No es algo nuevo, pero se trata de forma cercana y muy completa, permitiendo que entremos muy rápido en la ambientación y asumimos fácilmente esta unión. Con un tono que une a los superhéroes con la magia y un carácter callejero resulta muy divertido y espectacular en las grandes batallas mágicas.

Morgana es el personaje principal y su carácter arisco y agresivo queda muy lejos de las supuesta delicadeza de las sagas artúricas. Es una usuaria de magia poderosa, pero no la posee ahora, y le toca servir a otras brujas, y ese punto de héroe caído la dota de cercanía, y también su leprechaun ayudante y su mono mascota. En este ejemplo se ve muy bien la intención del cómic, entretener con sentido, una historia bien definida y mucha acción. Un blockbuster puro que no tiene nada que envidiar a los de Marvel o DC.

El dibujo

Y si toda la construcción del mundo y la historia funciona, es sobre todo por el espectacular arte que nos deja Miguel Angel Ruiz. Con un estilo superheroico y una línea clara, Ruiz se aplica en contar todo lo necesario, y de paso meter algunas imágenes espectaculares, Aprovecha las batallas mágicas, pero es en otras menos atractivas donde dejó muestra de clase, el tratamiento de los personajes y su actualización, o los cambios de plano durante los diálogos para buscar dinámicas y movimiento en escenas muy estáticas. Muy superior al trabajo que el cordobés había presentado en sus colaboraciones en el Crossed de Avatar.

Le Fay es el primer cómic de Evoluzione Publishings que se edita en España. Este sello independiente está lleno de obras de acción, espionaje y superhéroes. Ellos mismos prometen escapismo de primera calidad en todos los géneros y tienen un catálogo amplio de obras que suelen promocionarse y desarrollarse a través de la plataforma Kickstarter. Que haya llegado la obra a España perteneciendo a un sello menor es un hito a aplaudir para los chicos de Karras, que vienen confirmándose como una gran alternativa para los lectores que buscan algo más que los superhéroes de las majors entre las editoriales patrias.

Noticias relacionadas

Te recomendamos

Noticias relacionadas

Marvel muestra al híbrido Alien / Humano perfecto

David Larrad

Marvel tiene un proyecto ‘muy loco’ con Donny Cates

David Larrad

Dragon Ball Super confirma el cambio de aspecto de Goten y Trunks

David Larrad