Inicio Cómics Las Guerras Lácteas: beber leche es sano, correcto, y te vuelve...

Las Guerras Lácteas: beber leche es sano, correcto, y te vuelve normal, ser diferente es mejor

Las Guerras Lacteas cover

Las Guerras Lácteas: La realidad está en venta, y Retconn la ha modificado para que sea un producto muy atractivo.

Lecheroman, Wonder Wife y el padre Bruce defienden este mundo perfecto donde los vecinos se aman, el trabajo es un placer, la Iglesia te guiá y la marca registrada es lo más importante. Solo los más extraños de los raros, pueden evitar la venta, ellos son la Patrulla Condenada, Shade, Madre Pánico y Cave Carson, ¡y no beben leche!

El sello Vértigo renovó el mundo del cómic en los años 90 y fue la enseña de DC Comics como editorial para “adultos”. Marcó un camino que toda la editorial tomó como ejemplo, y que poco a poco se filtro a todas las demás, que empezaron a crear líneas mas o menos maduras. En pleno siglo XXI, DC decidió que Vértigo había alcanzado todo lo que podía, y que la regeneración tenía que ser a manos de autores nuevos, de ideas nuevas, y así nació un nuevo sello, Young Animals. Esta línea no estaba fuera del mundo DC, se encontraba plenamente integrado en su continuidad, cosa que la mayoría de series Vértigo no tenia en cuenta, y participaba de ella. Para ello se incorporaron varias enseñas del antiguo sello, y se unieron nuevos personajes. EL siguiente paso estaba claro, si estaban en el mundo DC, debían cruzarse con los héroes de la editorial, así nacieron las Guerras Lácteas.

A través de una serie de especiales, se emparejaron una serie DC y una de Young Animals, para engranarse en un evento cósmico “diferente”. La realidad se está redefiniendo, porque una empresa la esta homogeneizando, para venderla por un mejor precio. Y cual es la mejor herramienta, la más inocente de ellas, la más común en cualquier hogar, la leche. Los arquetipos eternos son fáciles de modificar, alterar, y convertir en algo diferente, pero lo raro, lo extraño, lo diferente, como descubrirán los ejecutivos de Retconn, eso no es tan fácil de controlar.

TÓMATE LA LECHE HIJO, SE COMO TODO EL MUNDO

Las Guerras Lácteas

La historia no podía ser compleja, si complicada, pero no compleja, cuanto más lío montaran con tanto personaje y tan diferente, menos posibilidades de que funcionará. Y con esa premisa, cada especial es una aventura independiente que se une en el épico final. Una aventura metalingüística, metafísica, metaficticia, y todo lo compleja que queramos verla, pero que encierra una sana crítica a la sociedad del “establishment”, del “status quo” de la normalidad y de la imagen Normanrockwelliana que tanto gusta a los más conservadores. Poco a poco recorremos esa idea que engloba todo lo “bonito” del sueño americano, olvidando la falta de personalidad, el machismo, el clasismo y la conformidad, que tan malos son como el caos y el libertinaje. No, los iconos se convierten en ejemplos perfectos, y los raros en blancos de la critica, pero si los juntas, nada puede durar, no hay tanta leche para lograrlo.

Así Steve Orlando, Gerard Way, Jody Houser, Cecil Castelucci, Jon Rivera y Magdalene Visaggio se unen para dinamitar la realidad, las creencias en el sueño americano, y a celebrar la heterogeneidad, lo diferente, y la locura. Y lo hacen acompañados de unos grandes compañeros, ACO y Dale Eaglesham, Ty Templeton como estandartes pero bien acompañados de nombres menos brillantes pero igual de solventes como son Nick Derington, Mirka Andolfo o Langdon Foss. Dibujo claro y definido, brillante y luminosos, para contar con claridad, un confuso concepto, e de ser diferente, Y eso a veces significa ser muy exacto con lo que muestras, porque las nuevas ideas surgen de lo común.

UN CÓMIC DIFERENTE QUE TRATA DE LO QUE ES SER DIFERENTE

Las guerras lacteas

A pesar de toda la originalidad del planteamiento, y de su fuerza, no es perfecto. Y su mayor debilidad cae del lado de Young Animals. En España solo se han visto dos series, la Patrulla Condenada de Gerard Way, y Madre Pánico de Jody Houser, por lo que emplazar a los personajes desconocidos es bastante difícil. Aunque aparezcan varios personajes clásicos de DC Comics como puedan ser Shade, en este caso su sucesora, o Perro Salvaje, hay que haber al menso leído un poco de cada serie, o haber tenido algún contacto con las mismas para llegar a entrar totalmente en este viaje. NO resta valor a la idea, pero hace que su disfrute sea más costoso de lo que debería.

Las Guerras Lácteas es un cómic diferente, con muchos personajes que conocemos, otros que no, pero sobre todo, un planteamiento arriesgado y brillante. El resultado es una obra extraña, con mucho giro de estilo y metafórico, con mucho metalenguaje, pero disfrutable sin tener que tener un máster en narrativa o guion para comprenderlo. Quizás una de las propuestas más arriesgadas que ha planteado DC Comics desde la misma creación de Young Animals, un soplo de aire fresco para un universo que a veces se toma demasiado en serio a si mismo, y necesitaba de todo este color para iluminar tanta sombra.

Reseña Panorama
Las Guerras Lácteas
Artículo anteriorCrítica a Escape Room: no era necesario
Artículo siguienteOnce Upon a Time in Hollywood: La novena y “penúltima” de Tarantino
José Carlos Royo
Desde que tengo memoria he leído cómics. Mi madre me compró el primero antes de aprender a leer bien, alguien le contó a la pobre que ayudaba a los niños a acercarse a la lectura. Aún busca a la persona que se lo dijo para agradecérselo apropiadamente, con un garrote.Apasionado del mundo de la viñeta devoro todo cómic que se me pasa por delante. El americano es mi predilección pero el japonés y el europeo también llena mis estanterías. Si le añades los libros, las series de tv y las películas soy lo que hoy día llaman friki, y estoy orgulloso de serlo.Periodista con tendencias televisiva,s cuando me lo permiten hasta escribo. No me caso con nadie y ya sea aburrido, trepidante, intenso o un gasto de papel, un cómic hay que leerlo y comentarlo para que este de verdad vivo.

Deja volar tu imaginación ¡Exprésate!

E-mail is already registered on the site. Please use the Login form or enter another.

You entered an incorrect username or password

Sorry that something went wrong, repeat again!