Inicio Cine Las brujas de Zugarramurdi. Entrevistamos a Hugo Silva y Mario Casas.

Las brujas de Zugarramurdi. Entrevistamos a Hugo Silva y Mario Casas.

2677
Hugo Silva y Mario Casas
Hugo Silva y Mario Casas

Estos días se ha presentado el nuevo film de Alex de la Iglesia en el Festival de Cine de San Sebastián, Las Brujas de Zugarramurdi y CMC ha tenido la oportunidad de entrevistar al equipo de la película, en este post os traemos nuestra charla con los dos actores protagonistas Hugo Silva y Mario Casas, un viejo conocido de CMC con el que hemos coincidido en el Festival de cine de Zaragoza en un par de ocasiones.

P: ¿Cómo fue la experiencia de rodar en Zugarramurdi y con sus gentes?

Hugo Silva: Nos ponían la música mientras rodábamos…

Mario Casas: Para acojonarnos (riéndose)

H: Fue salvaje; tener la oportunidad de estas en Zugarramurdi, en esa cueva que era el sitio real donde pasaban todos esos acontecimientos con los descendientes y descendientas de sus protagonistas que en su época tenían total comunión con la naturaleza… para mí fue muy especial.  Anecdóticamente, la primera escena que teníamos de la película consistía en correr por un prado cuesta arriba y era alucinante porque nosotros caíamos reventados, con las rodillas incadas en el suelo, mientras unas señoras se ponían a hacer irrintzis (grito tradicional vasco).

P: Se ha dicho que la película es acerca de lo tercos que pueden ser los hombres y lo malas que pueden llegar a ser las mujeres ¿Estáis de acuerdo?

H: Yo creo que es más un juego, que lo que realmente Alex hace es reirse de sí mismo y de nosotros mismos de una manera muy inteligente. Es una comedia salvaje y al límite, marca de Alex de la Iglesia.

P: En el cine español no estamos muy acostumbrados a los efectos especiales, ¿Cómo fue trabajar con un croma verde? ¿Se os hizo raro?

M: (riéndose) Bueno en mi caso era azul porque iba pintado de soldadito verde. Bueno era más Hugo, él fue el que curró más con el croma.

H: Fue raro porque nunca lo había hecho hasta entonces. Antes de hacerlo me lo imaginaba me parecía muy complicado, es en plan: ¡Aquí está el monstruo! y tienes que mirar hacia un lado. Pero en realidad fue mucho más divertido de lo que parecía. Al ir colgado de cables te llevaban de un lado a otro desplazándote metros. Y luego jugar con la imaginación, como si fueras un niño. Cuando ves el resultado es muy divertido. Ves como una mano de un monstruo te lleva de un sitio a otro.

M: Yo le veía con una cara de felicidad absoluta y se lo estaba pasando muy bien.

P: ¿Creeis que papeles como estos pueden hacer que os dejen de encasillar como ídolos adolescentes?

H: Yo creo que lo único que te puede sacar de ese encasillamiento es que salga otro ídolo más joven y que pegue más fuerte (mirando a Mario y riéndose).

M: No, no, no. Tú lo sigues siendo

H: Eso es más un concepto de mercado, yo creo que van saliendo actores que van ocupando diferentes sitios en el mercado y creo que no hay más. Cada uno va haciendo su carrera y evolucionando hacia una dirección. Lo más importante es que estés vivo y que disfrutes con tu trabajo.

M: Yo creo que hay un problema con el encasillamiento. A mí me parece bien y lo decía en una entrevista; si tengo que estar encasillado diez o veinte años, si eso significa que voy a seguir trabajando en lo que me gusta y voy a seguir llegando a la gente, no me importa en absoluto. Son papeles que lógicamente por la edad no vas a poder hacer. No me quiero comparar con ellos porque me encantan, pero muchos actores como Bruce Willis y Jason Stathan han hecho lo mismo durante años y siguen ahí, haciéndo lo que les encanta hacer. Creo que el encasillamiento, a no ser que signifique que no vas a volver a trabajar, no es malo.

H: Creo que además no deja de ser una opinión exterior, tampoco debemos de rayarnos nosotros con estas historias. Cumples un rol pero de repente te llama un director y te pide que hagas algo diferente y dices ¡pues claro!. Obedece más a una opinión generalizada.

M: Creo que es la fuerza de la televisión porque veo la carrera de Hugo y desde que dejó Los Hombres de Paco ha ido evolucionando y realizando trabajos maravillosos y distintos todos. ¿Cuantos años han pasado desde que acabamos Los hombres de Paco?

H: Cuatro años

M: Lógicamente con una serie tan exitosa como los hombres de Paco, el personaje de Lucas ha quedado en la retina de mucha gente al igual que pasaba con Aitor, mi personaje.  Para muchos vas a ser Lucas o Aitor en mi caso para muchos años.

P: ¿Se os sube la fama a la cabeza? ¿Cómo manteneis los pies en la tierra?

H: Eso es gracias a la gente que te conoce de toda la vida como tus familiares y amigos de siempre. Son quienes realmente saben quién eres,hay que agarrarse a ellos y preguntarles que les ha parecido tu trabajo. Son muy críticos conmigo.

M: A mí me pasa lo mismo. Conozco a muchos amigos de Hugo y ambos tenemos amigos que son ajenos al mundo del cine.  En el típico grupal de Whatsapp te mandan fotos tuyas de revistas y te vacilan. Son los que me ayudan a evadirme de todo.  Además cuando hablas con actores y actrices más veteranos te dicen que es dificil mantenerse, que esto baja y que si tienes suerte vuelve a subir. Ayuda a mantener los pies en el suelo.

P: Mario, ¿puedes contarnos algo sobre Palmeras en la nieve, la película que estás preparando junto a Fernando Gonzalez Molina?

M: Presentamos un nuevo teaser de un minuto este martes pero hasta junio no se estrenará. Antena 3 quiere apostar por un proyecto más grande de lo habitual. Es un best seller de Luz Gabás , ambientando en los años 20 cuando muchos españoles viajaban a Guinea donde tenían esclavos negros. Es una historia de amor entre mi personaje y una chica de una tribu. Quieren hacer una mezcla entre Leyendas de pasión y El paciente inglés.

Aitor Lopez
A pesar de gastar bastante tiempo en su Licenciatura de Historia siempre le apasionó el cine; desde los blockbusters de Lucas y Spielberg, que devoraba de pequeño, a los Ford, Coppola, Scorsese y Wilder de los que disfruté más adelante. Así, movido por un irrefrenable deseo de ser fiel a sí mismo, se mudó de Zaragoza a Barcelona para realizar un Master en Estudios de Cine con la esperanza de que este le abriera las puertas del competitivo mundo periodístico. Desde la Ciudad Condal compagina su pasión por el cine con la historia, los comics de superhéroes y alguna pachanga baloncestística ocasional.Podéis leerme también en http://cinepropagandaycintasdevideo.blogspot.com