fbpx Reseña de La Vieja Guardia. Libro 2. Fuerza multiplicada
Cómics

La Vieja Guardia. Libro 2. Fuerza multiplicada. La inmortalidad es una perra

la vieja guardia libro 2

En La Vieja Guardia si vives eternamente haces enemigos a menudo, pero si pueden vivir tanto tiempo como tú, su venganza puede ser eterna

La segunda entrega de La Vieja Guardia de Greg Rucka llega a España al mismo tiempo que se anuncia una segunda parte de la exitosa película que adapta la serie en la plataforma Netflix. En esta segunda entrega podremos descubrir más sobre el pasado del grupo, y sobre todo, de lo que dejaron atrás, amor, odio, y una venganza que lleva cociéndose siglos.

El grupo tiene una nueva incorporación y nuevas misiones. La adaptación lleva su tiempo, la experiencia y la vida es diferente para un inmortal. Y la muerte también. O mejor dicho, morir, muchas veces, y volver, una y otra vez, hasta un día, que se acaba todo. Con la espada de Damocles sobre la cabeza, hacer las cosas bien es costoso, pero un enemigo puede cambiar eso. Porque el pasado es una zorra que siempre vuelve a robarse las gallinas, si no la matas, cada vez pasaras más hambre. Y Andy tiene una zorra detrás suya, y eso puede destruir todo lo que ha tardado siglos en crear.

Greg Rucka continúa con su serie sobre soldados, guerreros, inmortalidad y remordimientos. La historia se ha complicado, porque ahora las misiones tienen que tener sentido, la sangre nueva trae nuevos aires: pero guionista clásico y con mucha habilidad, Rucka introduce el pasado, a través de un elemento que fue parte del grupo y ahora es un elemento disruptor. Las dudas llegan a través de lo que todos han hecho, y lo que están haciendo. Traiciones, reproches, y acción, mucha acción, un cóctel explosivo que hace de este segundo volumen otro gran espectáculo lleno de grandes mensajes, contenidos en las pequeñas experiencias de humanos inmortales.

Si de algo se puede hablar sin llegar a destripar el argumento de la historia, es de los valores. Si la lealtad, la fidelidad, la amistad, el amor y la camaradería siempre están presentes, en este volumen veremos sus límites y su origen, así como se pueden perder, con errores tontos o bienintencionados. El choque cultural sigue aquí también, porque los guerreros eternos aún arrastran sus virtudes y defectos de antiguo, y Nile, representante del presente, lo interpreta de diferente forma, y eso puede romper al más duro, enfrentarte a los errores que antes no veías, y ahora te visitan en sueños.

Si la historia es un escenario soberbio, la adaptación a viñetas que Leandro Fernández hace es de premio. Con su dominio de la luz, del contraste y la profundidad, crea planos y series secuenciales que hacen que los ojos del lector no se despeguen de las páginas. Con su ritmo rápido y contundente, los respiros que deberían permitir un respiro, se convierten en espectaculares frescos históricos, o diálogos cortantes y llenos de pequeños gestos y miradas. Y el color de Daniela Miwa resalta todo esto, con colores primarios que intensifican las emociones y el impacto, olvidando la recreación de lo real y optando por usar el dominio de la luz de Fernández para añadir los tonos y semitonos, sombras y sentimientos, y subiendo el nivel de manera espectacular.

Hace poco se ha anunciado que una segunda película de la Vieja Guardia está en preproducción. Lo que significa que veremos acabar la historia de Andy, Nicky, Joe, Booker y Nile en la pantalla. Pero si la primera tomaba el primer volumen y parte de este segundo, la secuela seguramente tendrá parte del volumen 3, aún por publicar, en su guion, ya que Rucka se encarga de la adaptación, pero con variaciones que continúan de la primera entrega, que ya era distinta del cómic. Un complemento a esta serie de una calidad aceptable.

La Vieja Guardia tiene un final, y no está lejos, y nadie sabe cuál será. Rucka y Fernández han dejado un final al segundo arco que nadie esperaba, y que nadie sabe cómo continuará, pero lo que es seguro, que estará lleno de acción y giros de guion, porque esta historia eterna, siempre va a más.