Cómics / La Tumba de Drácula 10. El final de los vampiros en Marvel
Cómics

La Tumba de Drácula 10. El final de los vampiros en Marvel

La Tumba de Drácula 10. EL final de los vampiros en Marvel

El último tomo de La Tumba de Drácula es el cierre a la vida del vampiro en Marvel, y de todos los vampiros, pero antes, deberá mostrar su potencial ante los Hombres X.

El final de la colección es un añadido de lujo a los 70 números que componen la serie original, la incursión del príncipe de los vampiros más allá de su propia serie en busca de una mujer digna de su poder y majestuosidad, una mutante. Pero no nos equivoquemos, era el final de una época, los vampiros desaparecen del universo Marvel y el Doctor Extraño sería el responsable.

Lejos quedaba el Drácula que buscaba el poder absoluto y el dominio sobre la humanidad. Marv Wolfman y Gene Colan habían dejado el personaje, encumbrado como leyenda, y en la Casa de las Ideas quisieron aprovechar y unirlo a una de las franquicias más potentes de la editorial, los X Men. Chris Claremont retomaba un personaje al que había escrito hace años en varios números especiales, cuando aún no era el guionista estrella que había resucitado a la Patrulla X y la había llevado a lo más alto.

Para ello contó con un autor que luego sería un colaborador excepcional y con el que llevaría a lo más alto otra serie mutante, Los Nuevos Mutantes, el dibujante Bill Sienkiewiz. Ambos plantearon una trama donde Drácula buscaba una nueva pareja con la que iniciar un legado que controlaría a la humanidad, y elegiría a Ororo, Tormenta, para ese papel. Los X Men y lo sobrenatural nunca se han llevado bien, siendo hijos del átomo, de la ciencia, el más allá y la magia nunca les ha gustado, y este enfrentamiento tendría mucho de esa batalla entre razón y superstición. Y no siempre ganaría la lógica.

Pero el plato fuerte de este tomo, era la gran despedida de los vampiros del universo Marvel. Fue Roger Stern, en una de las mejores épocas del Doctor Extraño, acompañado de Dan Green quien pergeñó el final de Drácula.

La Casa de las Ideas no veía valor en Drácula, dentro de un universo superheroico era un villano más, que representaba una amenaza, sí, pero no mayor que los que ya existían, Esta escasa relevancia, sirvió para que desde la directiva se diera luz verde a un gran acontecimiento, la Caída de los Vampiros.

Stern en la serie más relevante dentro de la magia de Marvel sería el responsable de esta saga, siempre recordada. Una antigua fórmula escrita por un antiguo clérigo, Montesi, serviría para desterrar a los chupasangres de la realidad, librando el mundo de su maldición, y de su poder. Drácula, puesto sobre aviso, trataría de detener al Hechicero Supremo, y la caza se iniciará. EL evento también sirvió para reparar algunos errores en la continuidad entre el mago y el vampiro, y de paso para iniciar una nueva época de superhéroes en la que primaba la ciencia sobre la magia. Y que dejó a varios personajes en unos años, Extraño fue uno de ellos, en horas muy bajas.

Y así, terminaba el camino de Drácula en Marvel, hasta que en los versos vampíricos Roy y Dann Thomas con Jackson Guice, recuperarán el mito para la Casa de las ideas. Fue en la época del boom vampírico de Anne Rice y su entrevista con el vampiro y el Drácula de Bram Stoker de Francis Ford Coppola. Y desde entonces ya no han abandonado su lugar prominente como mito, amenaza y deseo de muchos, Drácula puede desaparecer en ocasiones, pero siempre vuelve, el mal se esconde, pero no desaparece.