Inicio Cómics La Superfórmula contra el Cáncer

La Superfórmula contra el Cáncer

1140

¿Y si existiese una fórmula mágica superheroica que fuese capaz de curar el cáncer?, esta fue la sencilla idea de un grupo de doctores de un hospital de Sao Paulo que termino convirtiéndose en realidad.

La superfórmula para el Cancer

Conocida la afición que existe entre los niños de Brasil por los súper héroes de cómic, especialmente por la editorial DC Comics y por personajes como Batman, Wonder Woman o Superman no dudaron en ponerse en contacto con la editorial para explicarles su idea, al poco tiempo recibieron el visto bueno a tan brillante iniciativa, con la colaboración de uno de sus dibujantes.

Un proyecto que consistía en crear una campaña y una serie de comics para los niños en los cuales los superhéroes enfermaban de cáncer y que utilizando aquella “Superfórmula” llegaban a curarse.

Planteado de esta manera puede resultar frívolo, pero cuando nos ponemos a pensar en lo que supone un tratamiento por quimioterapia en los niños, que muchas veces no comprenden porque tienen esa enfermedad, gracias a los comics y las explicaciones que en ellos se dan, además de la ayuda de los doctores, llevan un poco más fácilmente el tratamiento.

La superfórmula para el Cancer
El efecto placebo para camuflar el engorro de un tratamiento severo como es el que se utiliza contra el cáncer no es algo nuevo, así que utilizaron una sencilla ocurrencia como disimular las bolsas que contienen la severa quimioterapia en sencillos compartimentos con los colores y logos de los personajes de cómic. Una Superfórmula que les ayuda a ponerse bien y superar el cáncer.

Una genial idea que hace creer a los más peques que gracias a esa medicina de sus héroes favoritos puede recuperarse más rápidamente y lo cierto es que los doctores quedaron asombrados con el resultado en la mayoría de los casos, con una mejoría notable en el rechazo del organismo a la quimioterapia.

La superfórmula para el Cancer

El cómic es uno de los medios de comunicación de ideas más inmediato que existe y en esta ocasión ha sido el utilizado para que los niños aprendan sobre su enfermedad, pierdan el temor a la misma y sepan que el complicado tratamiento que reciben puede curarles.

Un diez para estos doctores que demuestra una vez más su forma de involucrarse con los pacientes va más allá de la ciencia, convirtiendo la medicina en algo más humano y cercano gracias a algo tan sencillo como puede ser utilizar los personajes de cómic como ejemplo.

Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.