Inicio Cine La primera aventura de Luis Buñuel en México

La primera aventura de Luis Buñuel en México

Tras quedarse sin trabajo en los estudios de doblaje de la Warner, Buñuel llega a México por cuestiones del azar. El destino le llevó a reencontrarse con Oscar Dancigers, uno de sus antiguos productores. El cinematográfico francés de origen ruso le propuso que dirigiera Gran Casino, que, a pesar de su nombre, no tiene ningún establecimiento tipo casino de la época como escenario.

Dancigers tenía contratadas a dos estrellas del momento como eran Jorge Negrete y Libertad Lamarque. Sin embargo, no lograba encontrar ningún proyecto acorde a las características de los actores. Por ello, el productor le impuso al aragonés la presencia de ambos en la película. Buñuel aceptó, pero puso como condición elegir el argumento. La intención del director era realizar una película más comercial como carta de presentación para hacerse un hueco en el cine mexicano.

La conjunción del aragonés y los dos actores latinos fue otra de las casualidades del destino. Más allá de los fracasos profesionales de Buñuel, Lamarque también había tenido problemas a lo largo de su carrera, concretamente durante el rodaje de La cabalgata del circo, dirigida por Mario Soficci. En esa película, la actriz argentina tuvo un incidente con Eva Perón, actriz y dirigente política. Por su parte, el actor mexicano también había tenido algunos fracasos en el cine.

Fotograma de Gran Casino de Luis Bunuel

Un fracaso comercial

La película es una adaptación de El rugido del paraíso (Le begulant du paradis), novela de Michel Veber. La obra original se encuentra ambientada en Estados Unidos durante el siglo XIX y narra las aventuras de unos buscadores de oro de la época. Buñuel decide adaptar la acción y lenguaje del libro al territorio mexicano. Para ello recurrió al prestigioso escritor local Mauricio Magdaleno para que se hiciera cargo del guion.

El argumento final de la película transcurre en Tampico durante la primera década del siglo XX. En la historia, Gerardo Ramírez y Demetrio García son dos delincuentes que llegan a la ciudad y comienzan a trabajar en un pequeño negocio petrolero, cuyo dueño es un argentino llamado José Enrique Irigoyen. Un día, el petrolero desaparece y en su lugar llegará su hermana Mercedes. Una mujer, que, a pesar de no fiarse de ambos trabajadores, se terminará enamorando de Gerardo.

El 19 de diciembre de 1946 se inicia el rodaje de la película y el 12 de junio del año siguiente tiene lugar su estreno en el cine Palacio. El fracaso de Gran Casino fue tal, que sólo duró tres semanas en la cartelera. El propio Buñuel señaló que: “Pese a las dos grandes figuras, la película sólo obtuvo un modesto éxito. Entonces se me castigó. Permanecí dos años y medio sin trabajar, hurgándome la nariz, viendo volar las moscas”.

Buñuel estuvo dos años y medio sin rodar ninguna película. Durante ese tiempo en México, únicamente consiguió dar conferencias sobre el doblaje. Nadie apoyaba sus proyectos y comenzaba a extrañar su etapa en Hollywood. El propio Dancigers fue el único que le propuso un nuevo proyecto, El gran Calavera. La segunda película mexicana del director aragonés que se estrenó en 1949.


Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.

Deja volar tu imaginación ¡Exprésate!

E-mail is already registered on the site. Please use the Login form or enter another.

You entered an incorrect username or password

Sorry that something went wrong, repeat again!