Inicio Noticias La política en el cómic

La política en el cómic

2638

La política en el cómic es un tema que a pesar de ser muy usado, no ha sido protagonista demasiado a menudo en el mundo de papel. Demasiado polémico.

Europa y Japón han sido los que más han tratado estos temas en sus cómics, los USA tienden a la timidez, dado el poder y la influencia de los lobbies económicos sobre el mundo político y comercial, o lo que es lo mismo, sobre los dueños de las editoriales.

La política no ha marcado a las editoriales, aunque algunas tienen claramente una linea editorial bastante definida. La absorción de Marvel por parte de Disney elevó los valores culturales tradicionales y Warner, propietaria de DC siempre ha sido “conservadora” en sus temáticas. Quizás los héroes no hayan sido un buen conducto de la política por tener unos valores casi absolutos y unas virtudes que no pueden monopolizar una tendencia ideológica u otra. Pero aún así siempre hay excepciones, la gran capacidad de publicación siempre produce pequeñas obras, o grandes que tienen carácter radical y a veces hasta discursivo de ideologías.

El cómic siempre ha sido considerado un medio abierto a las masas, y por ello un método cercano para promover campañas, de reclutamiento, de políticas a aprobar, etc. Ésto ha sido sobre todo un fenómeno norteamericano, recordemos que Superman le pateó el trasero a Hitler, y que los villanos rusos pasaron a ser chinos, coreanos o árabes depende de la situación. Muchas veces era algo normal, por el miedo del público, pero otras veces se veían manos externas moviendo algunas de esas tramas.

Pero hablando de política propiamente dicha, seleccionamos unas cuantas obras que son y hablan de política como temas principales.

‘El Capital’ de Karl Marx de HesserSientete-un-intelectual-con-10-adaptaciones-manga-de-grandes-obras-de-la-literatura5

Manga que intenta presentar las ideas del libro de Marx a través de la vida del mismo en su juventud. Curioso como libro político, y una interpretación bastante parcial del ideario del alemán. Recomendable para conocer un poco ‘El Capital’, pero mejor coger el libro, no es que plantee nada más allá de las ideas clásicas que nos enseñan en clase de filosofía en bachiller.

‘Estado de Caos’ de Mat Johnson y Andrea Motti

estado_de_caos
Portada ‘Estado de Caos’ de Mat Johnson y Andrea Mutti

Estamos en el 2020 y los USA estan a punto de votar, un candidato es afroamericano y demócrata, y va a por la reelección, ¿os suena? Este cómic es obra de Mat Johnson, autor conocido principalmente por sus novelas satíricas ‘Drop’, ‘Hunting in Harlem’, o ‘Pym’, en cómic no había planteado nada así antes, su poca experiencia era en linea Vertigo y sin implicaciones políticas. Pero este cómic, de hace ya unos años, es un potente discurso donde lleva al limite la situación actual de Estados Unidos. Los partidos extremos con sus movimientos de opinión y mediáticos, tipo el “Tea Party”, acaban produciendo milicias armadas dispuestas a recuperar por la fuerza el rumbo de la nación. Una conspiración que tiene que resolver un periodista. Un buen libro que describe el estado anímico americano y su tendencia a buscar soluciones contra más tajantes mejor.

‘V de Vendeta’ de Alan Moore y David Lloyd

Obra de reconocido valor político, la creación de Alan Moore y David Lloyd emplaza el futuro de Inglaterra en un estado totalitario. Nunca han negado que lo que planteaban era el futuro de un país en el que Margaret Thacher y su partido tuvieran todo el poder. Un manifiesto sobre la libertad aposentado en ideas anarquistas. Que el protagonista sea un terrorista no implica que sea un ideario basado en las explosiones como muchos creen, sino en la lucha. Tanto bombo a los terroristas anarquistas viene del principio de siglo pasado, es un movimiento ideológico con bases muy amplias, y que alcanza a muchos tipos de política. V es el ejemplo de ello, Moore consiguió crear un personaje que unía algo tan ansiado como era la libertad con algo detestable para los ingleses como era Guy Fawkes, recordemos que el 5 de noviembre se quemaban muñecos del personaje, la conspiración de la pólvora fue contra Inglaterra. Pero tras la película y su discurso libertario mascado y simplificado al extremo, todo esto ha cambiado, ¿cómo influye el cine en la gente, no?

V de VendettaV de Vendetta

‘Ex Machina’ de Brian K. Vaughn y Tony Harris

El cómic sobre política local más potente que se ha escrito en USA. Un superhéroe es elegido alcalde de Nueva York. Mientras vemos como la vida personal del nuevo dirigente se mezcla con políticas aperturistas y complejas, su pasado heroico le va dando patadas en el culo a cada paso. Brian K. Vaughn eligió una temática retorcida para hablar de muchos temas, racismo, homofobia, arte, libertad de expresión, el limite del poder político, etc. Un verdadero cómic sobre política a nivel de una de las ciudades más grandes de Estados Unidos. El protagonista no se declara de ningún partido, lo que aligera la responsabilidad de la editorial para con denuncias sobre opiniones del autor expresadas por boca de los personajes, pero a cada número puedes ver que su tendencia es socialista/demócrata con ramalazos liberales. Imprescindible como cómic político, y una de las mejores series de Vaugh para el que suscribe. Y ademas dibuja Tony Harris, que más puedo añadir.Ex-Machina

Prez’ de DC cómics en Sandman de Neil Gaiman y Mike Allredprez

Sandman es la obra más conocida y contiene los mejores cómics de Neil Gaiman, y en una de estas historia habla de un presidente que cambiará Estados Unidos, de nombre Prez (diminutivo de presidente en inglés) está destinado a ser dirigente del país ya desde que lo bautizan así. Una visión que recupera un personaje clásico de DC en su época mas “flower power”, que desgraciadamente no he podido leer asíque la referencia se hace unicamente e este ejemplar que dibujo Mike Allred. Encantadora e idílica historia sobre hacer todo perfecto siendo presidente, o que sólo puede pasar en un sitio utópico, o que la política solo funciona en fantasía, no se … Si está en la lista es porque no todo es negativo en la política y aún se puede poner un poco de ilusión y magia y creer que puede mejorar el mundo.

‘Eagle’, la forja de un presidente de Kaiji Kawaguchi

Dentro del manga se ha tratado de todo, y digo de todo porque hay historias de todo tipo y genero. La política japonesa por alguna razón siempre acaba apareciendo en sus cómics de Yakuzas, lo que implica que los autores suelen tener poco cariño a sus mandatarios. En este caso para poder hablar de una política utópica y las mentiras y negociaciones en el poder, se emplazan en la presidencia de Estados Unido. Interesante como visión asiática de las formas occidentales de política, con sus errores, sus exageraciones, y su tendencia a la exageración, pero recomendable dentro de esta lista.

Portadas-unidas

Superhéroes y política:

‘Capitán América y el sueño americano’/ ‘Tony Stark Director de Shield, CIVIL WAR’

image_galleryEn esta posición entramos con dos épocas. ¿Por qué? Porque Marvel siempre muestra algún tipo de política en su linea, pero son valores tradicionales, y sobre todo pro gubernamentales. Eso no quita que sus personajes mas populares demuestran otro tipo de pensamiento.

Así ocurría con la legendaria saga de Roger Stern y John Byrne, donde al capi le ofrecían ser candidato a las elecciones. Y Steve Rogers se lo planteaba, una vuelta de tuerca interesante, ¿puede la imagen del sueño americano ser él que transforme el país en un lugar ideal? ¿es sólo una manipulación? Lastima que fuera tan corta y tan tajante en el resultado, una idea no puede ser la dirigente de un país, su gente lo es. Muy en la linea del sueño americano.

Pero también tenemos otra visión, la de Iron Man. El hombre que cree en la libre empresa, que está a favor del control, de la libertad si, pero con condiciones. Y cuando llego a ser director de SHIELD demostró que es un héroe, pero… Llego la Civil War entre estos dos personajes por esos pequeños dimes y diretes, la libertad, la intimidad, las armas de destrucción masiva, detenciones ilegales, retención sin derechos… ¿Os suena a algo? ¿Guantanamo, la recientemente fallecida Ley Patriota tal vez?

No es que fuera una obra de arte, pero esa batalla que desembocó en muchos cambios en la Marvel tenía un trasfondo político claro. Y que dejaran votar a los lectores en que bando estaban era casi un anuncio electoral.

‘Green Arrow/Hawkman’

Estos dos no tienen serie, ni puede encontrarse mucha política en sus cómics, pero son los ejemplos DC de lGreenArrowHawkmano anteriormente comentado en las figuras del Capitán América y Iron Man. Arrow es el eterno defensor del pueblo, y llegó a ser alcalde de Star City, muy de izquierdas, demócrata hasta el extremo, sin llegar al comunismo, que eso está mal visto en USA. Hawkman en sus encarnaciones siempre ha sido partidario de un enfoque mas activo, violento a veces, y es políticamente de derechas, control, leyes, castigos, y desde luego no dejar las grandes decisiones a nadie que no sea elegido por su capacidad para tomarlas, la palabra más cercana a esta forma de pensar que tengo es “fascista”, pero quizá sea un poco fuerte.

El cómic político Francés:

moi_president‘Moi President’ de Marie-Eve Malouines y Faro

Los franceses gozan de una gran salud en cuanto a sátira política, pero muchas veces no necesitan del humor, y la realidad ya es bastante atrayente. ‘Moi President’,’ Yo Presidente’ toma el titulo de un discurso que dio Francois Hollande en un debate con Nicolas Sarkozy durante las elecciones, y el cómic narra la época del socialista francés, tras las elecciones en la que pasó de esperanzador a ser un autentico lío, con problemas de infidelidades, decisiones polémicas, dimisiones y nombramientos express. Un cómic que demuestra que la actualidad política es interesante y que el cómic puede ser un vehículo potente para contarlo. A destacar el dibujo de Faro que puede con pequeños gestos y silencios narrativos contar muchas cosas. Esta serie sigue la vida política del presidente, que como su primera portada refleja, llegó de golpe y sin protección al Elíseo francés.

‘Quai D’Orsay’ de Lanzac y Blain

Quai D’Orsay es otro cómic francés, pero es que para política son muy buenos, y en este caso hablamos de una parodia del ex primer ministro y representante de Asuntos Exteriores Dominique de Villepin. Ademas, la popularidad de esta BD (bandes dessinées la forma francesa de decir cómic) le ha ganado que se lleve al celuloide. El libro ha sido un auténtico bestseller en Francia, Quai D’Orsay es el “título” como se conoce popularmente al Ministerio de Asuntos Exteriores francés, en referencia a su dirección en esa calle parisina. La obra es una especie de ‘El ala oeste de la Casablanca’ de Sorkin pero con demasiados parecidos con la realidad. Y eso es porque el guionista es un exconsejero de Villepin, encargado de redactar sus discursos, Able Lanzac es un seudónimo, no busquéis más de sus obras. Pero el dibujo corre a cargo de Christophe Blain, uno de los grandes en la BD, que caricaturiza a los personajes brillantemente. El prota, el remedo de Villepen pero que no es él (ya entendéis eso de parodiar pero sin que te pueda morder el culo la obra), parece un buitre, y representa mucho de lo que se dice del ex ministro, autoritario, un poco despótico y exagerado. Aunque a Villepen le ha gustado el cómic, sorpresas que da la vida.

Doc3

TRAILER CINEMATOGRÁFICO DE Quai D’Orsay

‘La cara oculta de Sarkozy’ de Phillipe Cohen, Richard Malka y Riss

lacaraocultadesarkozy01gCerramos esta etapa francesa, que siempre serán los más abiertos a hablar de política en sus obras, será por eso de la liberté. ‘La cara oculta de Sarkozy’ es un análisis de otro primer ministro francés, esta vez con muy mala leche y buscando lo peor de este pequeño “Napoleón” que hizo lo que quiso y hasta se echó novia famosa durante su mandato. Divertido, y lleno de verdades, y hasta aparecemos nosotros los españoles por ahí perdidos.

‘Pyongyang’ de Guy Delisle

Guy Delisle tiene en su haber varias descripciones de países y ciudades del mundo en las que ha residido, en parte porque su esposa es miembro de una ong, en parte por su trabajo. Pero de cada viaje ha creado un recuerdo en cómic. Si elegimos Pyongyang es por que en Corea del Norte, de la que es capital la ciudad que retrata la obra, todo es política, y se vive mucho el estado totalitario, el control gubernamental de la información y de la vida de todos los norcoreanos. Interesantisima, a la vez que deprimente, y sobre todo muy didáctica sobre porque Corea del Norte tiene ese carácter de “peligro” para occidente, y no es por sus habitantes, es por su gobierno y como ejerce su poder.pyongyang-guy-delisle-juego-1

Política en el cómic español

‘Intachable’ de Víctor Santosintachable1

Dentro de este articulo no podíamos olvidar la obra que ha destacado estos ultimos años en España sobre este campo, una descripción de la corrupción política en Valencia. Víctor Santos es valenciano, y se preocupa por su casa, aquí podemos ver un ejemplo de ello. Con una buena documentación ha creado una obra de ficción, que cada día que pasa vemos mas real gracias a las noticias diarias. Gran cómic, con una estética de cine negro, que cuenta como en este país el dinero y los sillones políticos no están nunca muy lejos el uno del otro.

‘Simiocracia’ de Aleix Saló

El gran cómic sobre la crisis financiera español, explica fácil y con pocas palabras, el saqueo a nuestro país. Y de paso te echas unas risas. Pero no solo se limita a esta época, Saló tiene el don de poder satirizar sin que le echen piedras, porque si bien cuenta verdades como puños, tampoco culpa directamente a nadie sin pruebas. Si alguien aparece es porque algo ha hecho, y si no hay culpable “puede” que lo señale, pero no directamente. Al lector le toca con las pruebas presentadas el decidir que pensar. Todos sus libros son recomendables, pero este destaca porque fue el que le dio la notoriedad de la que ahora goza.simiocracia

portada25a_osDentro de esta lista aparecen tres libros franceses, como ejemplo de como tras los pirineos se puede hablar de políticos y describir su trabajo sin recibir demasiados palos, en España o USA habría denuncias hasta la extenuación por libros así. Y también tienen obras de corte histórico con política como ‘Ha muerto un hombre’ o ‘Tormenta sobre China’, que no hemos incluido por ser mas muestras de hechos que tenían un cariz determinado ideológicamente hablando y más discursivo que narrativo. Francia es otro mundo en publicación, a la tristemente famosa Charlie Hedbo en España la habrían censurado muchas veces.

Pero no podemos olvidarnos de nuestras revistas patrias que llevan la sátira y el sarcasmo, el cinismo de una sociedad cansada de sus dirigentes, al papel. Hablamos de ‘El Jueves’, ‘Orgullo y Satisfacción’, ‘TMEO’ y ‘Mongolia’, que no sólo hablan de política, pero si que tiene un gran peso en sus publicaciones, sobre todo en las dos últimas cuyo carácter minoritario les ha dado siempre un poco más de manga ancha con sus publicaciones.

En el caso de ‘El Jueves’ tenemos que decir que ha bajado su nivel de sátira dura y ha entrado más en el terreno de la parodia suave aunque aún tienen buenas viñetas de critica. Pero los autores que salieron de la revista tras la polémica con RBA crearon ‘Orgullo y Satisfacción¡ y retomaron ese camino que se estaba perdiendo tras tantas portadas censuradas, esa Casa Real que tanto vigila su imagen y se olvida de revisar las cuentas de sus miembros.

Orgullo y satisfacción

Otras obras que incluyen política pero no son política pura incluirían muchas obras modernas y clásica como ‘Watchmen’ y su re interpretación del mandato de Nixon al ganar en Vietnam, ‘Maus’ y su visión de como Polonia cambió antes y después del nazismo y la2ª Guerra Mundial, las obras de Joe Sacco y sus reportajes de guerra en los Balcanes o Palestina, o las ficciones de Brian Wood: ‘DMZ’ sobre un desmembramiento de los USA o ‘The Massive‘ y su política ecologista frente a un mundo arrasado por un desastre ecológico. Pero incluyen muchos elementos que desdibujan un poco la política y entran en terrenos diferentes.

Si algo destaca es que casi todos los autores de cómic son de tendencias libertarias, que no liberales, pero que la industria es liberal, que no libertaria, y que son pocas las joyas políticas que podemos encontrar, pero son de gran calidad.

José Carlos Royo
Desde que tengo memoria he leído cómics. Mi madre me compró el primero antes de aprender a leer bien, alguien le contó a la pobre que ayudaba a los niños a acercarse a la lectura. Aún busca a la persona que se lo dijo para agradecérselo apropiadamente, con un garrote.Apasionado del mundo de la viñeta devoro todo cómic que se me pasa por delante. El americano es mi predilección pero el japonés y el europeo también llena mis estanterías. Si le añades los libros, las series de tv y las películas soy lo que hoy día llaman friki, y estoy orgulloso de serlo.Periodista con tendencias televisiva,s cuando me lo permiten hasta escribo. No me caso con nadie y ya sea aburrido, trepidante, intenso o un gasto de papel, un cómic hay que leerlo y comentarlo para que este de verdad vivo.