Inicio Cine ‘La La Land’ es una película sobrevalorada

‘La La Land’ es una película sobrevalorada

Compartir

14 nominaciones a los Oscars. 7 Globos de Oro. Y todo el mundo a su favor. Pero la verdad es la que es: ‘La La Land’ es una película sobrevalorada

La La Land‘ es una película sobrevalorada. Muy sobrevalorada. No me malinterpreten: me parece una buena película. Pero una película sin más, al fin y al cabo. Esto viene al caso por los 7 Globos de Oro y las 14 nominaciones a los Oscars 2017. Hay que tener en cuenta una cosa. Las nominaciones y los premios cinematográficos no significan absolutamente nada. No añaden valor o restan calidad artística a otros productos. Sólo hay que mirar al pasado (y al presente, probablemente) para ser conscientes de ello.

'La La Landa' es una de las películas más sobrevaloradas de los últimos años

El caso que más recuerdo recientemente es el de ‘El cuento de la princesa Kaguya‘. La obra de Isao Takahata es una de las mejores películas de la historia. Fue nominada, pero no obtuvo el reconocimiento. Cosa que me indigna. Y esto, evidentemente, es opinión personal. Como todo el artículo que estoy redactando. Sé que muchísima gente se va a mostrar en contra y me van a criticar por ello. Pero no en vano, es para mí una verdad: ‘La La Land‘ está sobrevalorada. Y su “éxito” en los premios es el reflejo de que 2016 ha sido un año cinematográfico pésimo. Traducido en los Oscars 2017.

Los puntos en contra de ‘La La Land’

La película dirigida por Damien Chazelle y protagonizada por Ryan Gosling y Emma Stone no deja de ser una comedia romántica al uso con dejes dramáticos. Parece un subproducto propio de Woody Allen. Es más, el realizador neoyorquino lleva haciendo toda la vida prácticamente lo mismo. Sin necesidad de ponerse a cantar y bailar para llamar la atención. Aunque lo haya intentado. Ese es el principal defecto que le encuentro a ‘La La Land‘. La historia, el guion, es básicamente más de lo mismo. Chico perdido en la vida. Chica perdida en la vida. Rutina. Fracasos. Éxitos. Amor. Sueños. Y un largo etcétera manido en Hollywood.

'La La Landa' es una de las películas más sobrevaloradas de los últimos años

Te pueden venir a contar que ‘La La Land‘ incita a pelear por tus sueños y a cumplir los objetivos, las metas y los propósitos que te fijes. Eso sí: desde la ciudad de las estrellas. No desde el Greenwich Village de Nueva York. Con una guitarra a cuestas y un gato llamado Ulises, como nos mostraron los hermanos Coen en ‘A propósito de Llewyn Davis‘. Una película mucho más cercana a la realidad que este pastiche de unicornios con tintes hipócritas.

En esa hipocresía de Hollywood parece haber caído la propia industria cinematográfica estadounidense. Incidir en unos diseños de producción descaradamente prefabricados para dar la “sensación de homenaje” es uno de los recursos más bajos que utiliza Chazelle para hacerse ver en el sector. Agarrarse a una farola que ilumina brevemente la oscuridad, es otro de ellos. Sin embargo, ‘La La Land‘ no entiende que vestirse de clásico no le convierte automáticamente en uno de ellos. El cine es mucho más que cuatro canciones hermosas para dar color a una historia de amor repetida hasta la saciedad. Querer convertir en tragedia algo tan manido sólo es la vía de escape de Damien Chazelle. Y el único apego certero con la realidad que nos rodea.

Los puntos a favor de ‘La La Land’

Sin embargo, y como he dicho al principio, ‘La La Land‘ es una buena película. De lo mejor de este año 2016, sin duda. Y lamentablemente, por supuesto. El envoltorio que ha rodeado esta campaña de marketing y publicidad abrumadora contiene ciertos detalles dignos de mencionar. El primero de ellos, y sin lugar a dudas el sostén de la cinta, es la Banda Sonora Original (BSO). Un telón de fondo armonioso y con una adecuación a la trama redonda. Lo mejor de la película.

Junto a, por supuesto, el trabajo interpretativo de Emma Stone y Ryan Gosling. Aunque quizá el actor canadiense podría intentar cambiar de expresión de vez en cuando. Solamente por probar. Me queda por añadir el soberbio papel del equipo de vestuario. Admirable para dar color a ‘La La Land‘ y otorgarle esa dimensión que tanto ha gustado al público y a los señores de la Academia.


Compartir
David Lorao

Graduado en Periodismo. Concibo el cine como la fábrica de sueños que forjó George Méliès y vivo a medio camino entre el Asilo de Arkham y la Cocina del Infierno. Devorador de cómics y adicto a la literatura y las series de televisión. Admiro por encima de todo la obra de Alan Moore, Frank Miller y Neil Gaiman, aunque no le daría la espalda a nada que haya salido de los lápices creativos de Ibáñez. Generación ‘Goonie’ y pasión por la escritura. “Nunca abandones tus principios, ni siquiera en presencia del apocalipsis”. También puedes leerme en twitter como @goonielor.