Inicio Cine La era de las películas de loterías no ha terminado

La era de las películas de loterías no ha terminado

1741

¿Eres un aficionado al cine y a la lotería? ¿Compras boletos de lotería todas las semanas y sueñas con lo que harías si te llevaras el premio gordo? ¡No eres el único! Lo mismo le ocurre a millones de personas y la imaginación no tiene límites cuando los botes sobrepasan los varios millones de dólares, como ha sucedido varias veces en las loterías Mega Millions y Powerball de Estados Unidos o en la lotería EuroMillones de Europa. Bueno, esos sueños de todos también son una fuente de inspiración para varios directores de Hollywood:

si yo tuviera un millonSi tuviera un millón (If I Had a Million, 1932)

Comencemos con un clásico. Estrenada en 1932, Si tuviera un millón es una película de Ernst Lubitsch y otros directores. John Glidden, nuestro protagonista multimillonario, no quiere dejar toda su fortuna a sus descendientes y decide seleccionar personas al azar en la guía telefónica de su ciudad y regalarle 1 millón de dólares a cada uno. Este escenario implica que hay situaciones atípicas, lo que permite que los directores organicen su película en episodios. Glidden es el elemento que une todas estas pequeñas historias y personajes que cambiarán sus vidas para siempre.

Lotería del amor (It Could Happen to You, 1994)

Los protagonistas de esta aventura pasan por la experiencia de ganar la lotería. ¿Qué pasa si gano el premio gordo? ¿Debo mantener mi promesa y compartir mi premio o simplemente dejármelo todo para mí? Esa es la pregunta que atormenta a Charlie Lang (Nicolas Cage), un policía común y corriente que se gana un enorme premio. La mañana antes de haber ganado, fue a tomarse un café y no tenía dinero para dar propina a la camarera, Muriel (Bridget Fonda). Al darse cuenta de que en su billetera estaba guardado el boleto de lotería que había comprado para un sorteo que tendría lugar esa misma noche, él le promete volver y compartir el premio con ella, en caso de ganar. Esa misma noche y contra todo lo esperado, se entera de que él es el afortunado ganador que recibirá el bote de 4 millones de dólares. ¿Volverá donde la camarera a compartir su riqueza con ella? ¿Tú lo harías? Cuando juegas a la lotería, nunca se sabe…

Última jugada (Finder’s Fee, 2001)

Protagonizada por Ryan Reynolds (Green Lantern) y James Earl Jones (la mítica voz original de Darth Vader en Star Wars), esta es la quintaesencia de una película sobre “ganar la lotería” que describe todas las emociones y tormentos que experimentan los que tienen la suerte de pasar por algo como esto. El film se trata de 4 amigos que se juntan regularmente a jugar al póker. Están acostumbrados a apostar a un boleto de lotería tratando de adivinar si saldrá ganador o no. Ese mismo día, uno de los protagonistas se encuentra una billetera en la calle. Al encontrar las coordenadas en su interior, llama al dueño de la billetera para que la venga a recoger hasta que se da cuenta de que en su interior hay un boleto de lotería que ha salido premiado con 6 millones de dólares. La película exhibe una serie de malentendidos e insinuaciones hasta llegar a un final sorprendente.

El billete ganador (Lottery ticket, 2010)

Imagínate que es el 14 de julio y te das cuenta de que acabas de ganar 370 millones de dólares. Pero todas las oficinas están cerradas. ¿Qué harías? Esta es la pregunta que se hace nuestro protagonista, Kevin Carson. Kevin es un hombre joven que vive en un suburbio americano y no cree demasiado en la lotería, pero luego de encontrar una combinación ganadora en una galleta de la suerte, decide probar su fortuna. La espera se convierte en un fin de semana lleno de aventuras.

La película está dirigida por el debutante Erik White y está protagonizada por Bow Wow, Ice Cube, Brandon T. Jackson, Mike Epps,Naturi Naughton, Gbenga Akinnagbe y Keith Allen Hayes.

 

Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.