Juego de Tronos / La Casa del Dragón y la triste conexión con Ned Stark
Juego de Tronos

La Casa del Dragón y la triste conexión con Ned Stark

Una de las mayores referencias a en el primer episodio de La Casa del Dragón fue una conexión directa con el gran Ned Stark.

Una frase del primer episodio de La Casa del Dragón tiene una conexión especial con Ned Stark. Más concretamente, con Jon Nieve y una de las historias más tristes de Juego de Tronos. Como os revelamos en estos 18 easter eggs, el capítulo 1 del esperado spin-off de HBO tuvo un montón de conexiones con la serie original de George R.R. Martin. Sin embargo, la mayoría se centró en expandir la historia, las costumbres y la tradición de la Casa Targaryen. Eso incluyó la revelación del sueño premonitorio de Aegon el Conquistador. El antiguo soberano de Poniente tuvo una profecía sobre el Rey de la Noche y los Caminantes Blancos. También hubo alguna que otra referencia a Daenerys Targaryen, como es de suponer.

Pero hubo una gran ausencia en La Casa del Dragón. Apenas vimos personajes de la Casa Stark en el primer episodio de la serie. Excepto la breve aparición de Lord Rickon Stark para jurar lealtad a la princesa Rhaenyra cuando el rey Viserys la nombró como heredera, y una imperceptible presencia del lobo huargo en el Torneo del Heredero… Nada. La mayor parte de la historia se centró en Desembarco del Rey y las rivalidades que se forman o pueden formarse allí. Tiene sentido que la casa de Ned Stark apenas tenga presencia en esta serie, a pesar de haber sido protagonistas en Juego de Tronos.

La promesa en el lecho de muerte de Lyanna Stark

A pesar de ello, la presencia de los Stark se dejó sentir. Especialmente en uno de los momentos más importantes del episodio. En La Casa del Dragón, cuando Viserys le cuenta a Rhaenyra acerca de la profecía de Aegon, le explica cómo se ha ido transmitiendo de rey a heredero a través de las generaciones. Ahora, ella debe cuidar el secreto. Y extenderlo cuando llegue el momento. “Prométemelo, Rhaenyra”, le suplica el rey. “Prométemelo”. Esas palabras conectan directamente con la historia de Ned Stark en Juego de Tronos.

En la Torre de la Alegría, una Lyanna Stark moribunda dio a luz al hijo de Rhaegar Targaryen. Ese muchacho se convertiría más adelante en Jon Nieve. Lyanna Stark le suplica a Ned Stark unas últimas palabras. “Prométemelo, Ned”, dice. “Prométemelo”. El significado exacto de las palabras de Lyanna a su hermano sigue siendo motivo de debate entre los espectadores y los lectores. ¿Le pidió a su hermano que mantuviera a su hijo a salvo? ¿Hay algún misterio más que aún no ha sido revelado? Sea como sea, es fascinante que La Casa del Dragón hiciera esta conexión con el gran giro de guion de Juego de Tronos.

Te recomendamos

Noticias relacionadas

La Casa del Dragón revela los últimos cambios de actores

David Lorao

La Casa del Dragón: Este es el mayor cambio que ha sufrido el libro

David Lorao

House of the Dragon: Explicación a la profecía de “los dragones de hilo”

David Lorao