Juego de Tronos

Explicación al asombroso final de La Casa del Dragón 1×09

El final del episodio 9 de La Casa del Dragón ha dejado al mundo boquiabierto. Pero ¿cuáles son los verdaderos significados que esconde?

Tenemos que brindar una explicación al final de La Casa del Dragón 1×09. El noveno episodio de la precuela de Juego de Tronos ha vuelto a maravillar al mundo con una historia de sombras, traiciones, movimientos de salón e intrigas palaciegas. Todos los ingredientes que hicieron grande la obra de George R.R. Martin se aglutinan aquí y nos dejan con las ganas de saber cuál será la respuesta de Rhaenyra Targaryen y el Príncipe Daemon en el próximo capítulo. Desde luego, la Danza de los Dragones se está cocinando a fuego lento. Un acierto por parte de la producción, dado el nivel de violencia y sangre que veremos en el futuro.

El final del episodio 9 de La Casa del Dragón nos ha traído la coronación de Aegon II Targaryen. El primogénito varón de Viserys Targaryen y Alicent Hightower ha sido ungido como nuevo rey de Poniente. La ceremonia ha tenido lugar en Pozo Dragón, el lugar donde se guardan los dragones en Desembarco del Rey. Aegon II ha sido coronado rey con la corona del mismísimo Aegon el Conquistador y su espada de acero valyrio, conocida como Fuegoscuro. El pueblo parecía estar fascinado con aquella visión. La Mano del Rey estaba encantada por su jugada maestra. Sin embargo, ha venido alguien a romper la fiesta.

El verdadero significado de la escena final

La escena final de La Casa del Dragón 1x09
HBO

Ese alguien no es otra que la Princesa Rhaenys, la “mujer que pudo reinar”. Liberada de su celda, tras vagar por Desembarco del Rey en busca del Aguasnegras y ser obligada a seguir a la muchedumbre a la coronación de Aegon II, el final del 1×09 de La Casa del Dragón ha conducido a Rhaenys hasta Pozo Dragón. Sin esperar a que ungieran al nuevo rey, la princesa Targaryen se marcha por los laterales de la estructura en busca de su dragona Meleys. Una vez la encuentra, destruye el suelo de Pozo Dragón, provoca el caos en la ceremonia y se planta delante de los traidores que han dado un golpe de Estado.

El significado de la escena final del capítulo 9 de La Casa del Dragón es muy importante. La liberación de Rhaenys no solo tiene ese punto de empoderamiento para el personaje, que venía siendo secundario, pero que siempre ha mostrado un gran carácter y una fuerza de voluntad extrema. También es un recordatorio de lo que significa ser un auténtico Targaryen. Rhaenys les está dejando clara su lealtad a Rhaenyra, Daemon y sus nietos y nietas. Está dejando clara su lealtad a Viserys, de quien sabía perfectamente cuáles eran sus auténticos deseos. De allí, volará a Rocadragón. Y entonces comenzaran a bailar al son de los dragones. Pues la danza es larga y cruenta. Y esto es solo el inicio.

Ya podéis disfrutar de esta serie en HBO, siguiendo este enlace.

Noticias relacionadas

Te recomendamos

Noticias relacionadas

Estrella de Juego de Tronos habla sobre su regreso en la secuela

David Lorao

HBO Max anuncia graves noticias sobre Juego de Tronos

David Lorao

La casa del dragón: Emma D’Arcy habla de la escena más controvertida

David Larrad