Netflix / La casa de papel: ¿Por qué la serie está narrada por Tokio?
Netflix Series de televisión

La casa de papel: ¿Por qué la serie está narrada por Tokio?

La casa de papel: ¿Por qué la serie está narrada por Tokio?

La casa de papel lanzó la primera parte de su temporada final, y responde a la duda de muchos fans: ¿Por qué Tokio narra la historia?

La casa de papel está preparándose para su gran final. La serie española que es un éxito en todo el mundo, lanzó hace pocos días la primera parte de su quinta temporada. Una entrega que funcionará como despedida, y que estará dividida en dos partes. Como era de esperar, la primera tanda de episodios ya sorprendió a todos los fans y respondió la duda de por qué Tokio narra los hechos.

Durante las cinco temporadas que tuvo La casa de papel, los espectadores escucharon la voz de Tokio en cada episodio. El personaje interpretado por Úrsula Corberó se encarga de narrar todos los sucesos que ocurren en la historia, y qué sucede con cada uno de los personajes protagonistas. Esto siempre generó grandes teorías por parte de los fans, quienes se preguntaban por qué Tokio era la elegida para contar la historia de ella y de sus compañeros.

Tal vez te interese: Este sería el futuro de Tokio

¿Por qué narra la historia?

En el caso de que desees una respuesta rápida, esta puedes encontrarla en el documental La casa de papel: El fenómeno. Allí, los creadores revelan que Tokio es la narradora de la historia ya que es la protagonista principal. De esta manera, cuando diseñaron el proyecto, tomaron la decisión de escogerla a ella como personaje principal. Y, por lo tanto, como narradora. Sin embargo, en la quinta temporada los guionistas quisieron darle aún más sentido a esta elección.

¡Cuidado, spoilers! En La casa de papel, los espectadores conocen los planes de El Profesor gracias a Tokio, que va narrando en tiempo pasado todo lo ocurrido. A simple vista, parece que Tokio le está contando la historia a alguien. Pero, después del final de la primera parte de la quinta entrega, la audiencia descubre que hay otro significado detrás de la narración.

Tras la muerte de Tokio, el personaje se desliga del asalto al Banco de España. Pero antes de sacrificarse por el equipo y por sus amigos, el personaje emula las primeras frases que dice en La casa de papel: “Soy más bien de huir. En cuerpo y alma. Y si no puedo llevar mi cuerpo, al menos que escape mi alma”. Por lo tanto, su alma continúa viva y ella es testigo de todo lo que está sucediendo en el banco.