Inicio Cómics ‘La Carta 44: Desplazamiento al rojo’: Toda situación mala siempre puede empeorar,...

‘La Carta 44: Desplazamiento al rojo’: Toda situación mala siempre puede empeorar, y lo hará

Compartir

El presidente de los Estados Unidos decide que el secretismo tiene que acabar, y desvelar demasiado significa ganarse demasiadas represalias, internas y externas. Mientras, en el espacio, el primer contacto con “el candelabro” ha sido terrible, y el segundo parece que será peor.

E'La Carta 44: Desplazamiento al rojo'n la Tierra el presidente Blades, “Cuchillas”, que nombre tan agresivo para un creyente en la cooperación, ha decidido acabar con todos los conflictos que Estados Unidos mantiene en el extranjero, la existencia de vida alienígena y sus desconocidas intenciones son una preocupación que tendría que unir a la población mundial, y para ello deben solucionarse los problemas planteados. Pero el Senado, el ex presidente y el resto del mundo tienen muchas preguntas, y una demostración de fuerza tan abrumadora no es nunca bien recibida, y las represalias son brutales. El equilibrio geopolítico del mundo cuelga de un hilo, un hilo fino, y parece que todo el mundo se ha comprado unas tijeras y quiere probarlas.

Mientras, en el final del sistema solar, en la Clarke, un puñado de hombres se enfrenta a lo desconocido. Han perdido a compañeros, y desconocen si ha sido por su atrevimiento y el miedo de los aliens, o por su agresividad. Y en una situación de vida o muerte, no saber lo que ocurre, es más peligroso que un arma cargada en manos de un chimpancé. El candelabro está activo, y parece que sus intenciones no son amistosas, un miembro de la tripulación acaba infectado por algún tipo de sustancia biometálica, y cada vez más la situación parece abocada al desastre. ¿Son héroes que se sobrepondrán a las dificultades?, o ¿serán los impulsores de una guerra intergaláctica?

Charles S. Soule demuestra que es una estrella con esta historia en la que es capaz de mezclar ciencia ficción, política y sobre todo una gran cantidad de dramas personales. En sus aportaciones en el mundo superheroico ha demostrado que le gusta trabajar con varias tramas y avanzar a través de ellas hasta que confluyen, en ‘La Carta 44’ suponemos que seguirá dicha línea, pero hasta que ocurra, cada una está llevando una vida que podría merecer un cómic propio.

Soule destaca en su capacidad para hilar las dos tramas principales con un buen número de subtramas que impulsan a varios secundarios, la esposa del presidente, el ex presidente, las relaciones personales y sus resultados individuales entre los astronautas y su capacidad para afectar a la misión. El americano mantiene la tensión en todas ellas, y es capaza de manejarlas sin que pierdan interés, ni interrumpan o se solapen unas sobre otras, cada una es parte de todo este mosaico que compone la historia. Si la trama funciona debe mucho a sus protagonistas, el guionista cuida mucho a sus personajes, y vemos como la situación afecta a la psicología de cada uno de ellos, ha tenido mucho cuidado con ellos, y eso se nota mucho a la hora de empatizar y entender sus decisiones, a la vez que enriquece sobremanera la obra.

Y si las palabras encajan, el dibujo no se queda atrás. Alberto Jiménez Alburquerque mantiene su estilo propio, muy de obra europea pero adaptada a comic book americano. Demuestra que es capaz de dibujar una batalla espacial tan bien como un dialogo “ante coitus” para sobornar a un miembro del senado, y lo hace elegantemente. Aunque muchos creen que su estilo es un poco “deforme” en algunas ocasiones, éstas suelen ser en momentos específicos, en el espacio, en combate, en situaciones de máxima tensión, y al que suscribe no le parecen tan exageradas como se ha llegado a decir, llaman la atención, que es lo que busca, una personalidad llevada al extremo, y una situación extrema. Alburquerque se luce y mantiene su trazo complejo lleno de “rayas”, de dinamismo, de velocidad, y de claridad, algo difícil con tantos personajes y tramas.

LA-CARTA-44


Norma Editorial
continúa la publicación de la serie de Oni Press en nuestro país, cerrando el primer año de colección con este tomo, y dejando a los lectores con ganas de más. Una historia que venía con mucho ruido detrás, que confirma que ese sonido no eran abucheos o bostezos, eran gritos para jalear a los autores a seguir. Porque para ser sinceros, cada vez más esto no parece que vaya a acabar bien para el ser humano, y no por que los alienígenas se acercan, si no porque los gobiernos son capaces de matarse antes de que estos lleguen.

a la venta en milcomics


Reseña Panorama
Reseña de La Carta 44: Desplazamiento al rojo
Compartir
José Carlos Royo

Desde que tengo memoria he leído cómics. Mi madre me compró el primero antes de aprender a leer bien, alguien le contó a la pobre que ayudaba a los niños a acercarse a la lectura. Aún busca a la persona que se lo dijo para agradecérselo apropiadamente, con un garrote.

Apasionado del mundo de la viñeta devoro todo cómic que se me pasa por delante. El americano es mi predilección pero el japonés y el europeo también llena mis estanterías. Si le añades los libros, las series de tv y las películas soy lo que hoy día llaman friki, y estoy orgulloso de serlo.

Periodista con tendencias televisiva,s cuando me lo permiten hasta escribo. No me caso con nadie y ya sea aburrido, trepidante, intenso o un gasto de papel, un cómic hay que leerlo y comentarlo para
que este de verdad vivo.