Inicio Cómics ‘La Carta 44’ cuando te dejan un problema que llega hasta el...

‘La Carta 44’ cuando te dejan un problema que llega hasta el espacio

683

En la carta de despedida de mandato del 43º presidente de los USA está la clave para cambiar el mundo. La verdad de la política agresiva de su mandato. Alguien nos vigila desde el espacio en ‘La carta 44’.

Charles S. Soule une la ciencia ficción con el drama político en ‘La carta 44’. Los astronautas luchan por saber quién o qué está acercándose a la Tierra de forma sigilosa, y el presidente pelea con la política y la responsabilidad del despacho oval con sus ciudadanos.

Es tradición que cuando un nuevo presidente entra en la Casa Blanca el predecesor le entregue una carta sobre la que no se revela jamas su contenido. Para el presidente Stephen Blades eso puede ser un gran problema. El ya ex presidente le ha legado una herencia de guerras en el extranjero, una economía destrozada para sostener una economía bélica, y un presupuesto desmesurado en potencial armamentístico. El problema de estos locos planes es que no son una locura militarista republicana, hay algo vigilandonos ahí fuera. En el cinturón de asteroides algo se esta construyendo, una estación de vigilancia, un arma, un pie de playa, no hay respuesta, aún. Mientras el nuevo presidente ocupa el despacho oval una nave que no existe, tripulada por militares y científicos, va al encuentro del objeto.

La carta 44 soules alburquerque

Así empieza esta historia que nos lleva a una hipotética situación con la que los científicos ya han especulado. El mismo Stephen Hawking declaraba no hace mucho que si alguna especie alienigena nos contactara, sería con intenciones agresivas, hablamos de conquista, más ‘Independence Day’ que ‘Encuentros en la 3ª fase’ o ‘E.T.’. Pero una mentira tan complicada de tramar no es fácil de desenmascarar, el presidente tiene que continuar la obra secreta que le ha heredado, o descubrirla al mundo y comprobar como cambia el mundo, con unas expectativas desastrosas en cuanto a relaciones internacionales, económicas y sociales.

El guionista Charles S. Soule compone una obra compleja y alejada de los superhéroes a los que nos tiene acostumbrado. Mas personal puede parecer ‘Hulka’ ya que Soule es un letrado también, pero en ‘La Carta 44’ vemos los ideales del escritor emplazados en un presidente que se muestra responsable y piensa en su país y sus ciudadanos. No es muy realista, es cierto, pero resulta atractivo su desarrollo, como contra viento y marea su etica esta por delante de sus dilemas morales. Y como sus enemigos aparecen en los lugares más cercanos e insospechados. Una buena linea argumental que por si sola podría resultar interesante, pero mientras en la Tierra hay una lucha de tramas industriales y políticas, en el espacio lo desconocido espera.

Paralelamente se desarrolla la historia de la tripulación. Un viaje que ha servido para que toda una tripulación tenga historias que contar, para que sus relaciones marquen sus comportamientos. Los roces que producen el cariño, o el odio, o envidias, o bebes, son un caldo de cultivo para crear dramas, y ya se empiezan a vislumbrar muchos en esa pequeña nave. En definitiva, un microcosmos que se enfrenta a algo aterrador y desconocido. Y el encuentro resulta desconcertante, y a primera vista la construcción resulta ser lo peor que podría ser.

Alberto Jiménez Alburquerque es el autor gráfico de la obra.

El dibujante tiene más experiencia en el terreno europeo, y eso le ha dado una capacidad solida de contar la historia. En este caso le toca añadir más, el cómic USA disfruta del espectáculo, y Alburquerque lo da a paladas. Con un trazo bastante personal que se aleja del realismo en los gestos y busca la expresividad de los mismos, el español demuestra su capacidad para personalizar a sus personajes y sus expresiones. La aportaciones que tuvo en Dynamite e Image del madrileño se han visto superadas ampliamente con ‘La Carta 44’. Su atención a los detalles, muy importante los tecnológicos en este caso, no estropea el ritmo de lectura de la serie, pero produce a veces momentos muy estáticos cuando faltan los mismo o abundan.

Este cómic mezcla una trama política en el más puro estilo de series como ‘El Ala Oeste de la Casa Blanca’ o ‘House of Cards’ con una historia de ciencia ficción especulativa al estilo de Arthur C. Clarke, ‘2001 Una Odisea en el espacio’ es la influencia que todos tendrán en mente, pero ‘Solaris‘ de Stanislav Lem también podría ser perfectamente otra. Y la mezcla se desarrolla con naturalidad, encaja, y fluye a pesar de los diferente del planteamiento de ambas. Un título que puede dar mucho de sí, y del que esperamos aún más. Porque el espacio parece ser que ya no es el limite.

a la venta en milcomics

Reseña Panorama
Crítica de 'La carta 44'
José Carlos Royo
Desde que tengo memoria he leído cómics. Mi madre me compró el primero antes de aprender a leer bien, alguien le contó a la pobre que ayudaba a los niños a acercarse a la lectura. Aún busca a la persona que se lo dijo para agradecérselo apropiadamente, con un garrote.Apasionado del mundo de la viñeta devoro todo cómic que se me pasa por delante. El americano es mi predilección pero el japonés y el europeo también llena mis estanterías. Si le añades los libros, las series de tv y las películas soy lo que hoy día llaman friki, y estoy orgulloso de serlo.Periodista con tendencias televisiva,s cuando me lo permiten hasta escribo. No me caso con nadie y ya sea aburrido, trepidante, intenso o un gasto de papel, un cómic hay que leerlo y comentarlo para que este de verdad vivo.