Star Wars / La caótica planificación de Star Wars: El ascenso de Skywalker
Star Wars

La caótica planificación de Star Wars: El ascenso de Skywalker

Guía de lectura para entender Star Wars: El ascenso de Skywalker

La película : El ascenso de Skywalker no dejó a todo el mundo satisfecho y hay ejemplos claros de la mala planificación que sufrió la producción.

Después de que Star Wars: Los últimos Jedi (2017) fuera una de las películas más divisivas de los últimos tiempos, se le encargó a J. J. Abrams que regresara para terminar la historia. Pero Star Wars: El ascenso de Skywalker dedicó mucho tiempo a arreglar los errores del octavo episodio y encima añadió conceptos que generaron un clima de caos y confusión.

El artista conceptual de ILM (Industrial Light and Magic), James Clyne, compartió una nueva pieza de arte conceptual de Star Wars: El ascenso de Skywalker, mostrando una mirada intrigante a Bespin. La ciudad de las nubes que pudimos ver en Star Wars: El Imperio Contraataca (1980). En la publicación, Clyne reveló que creó el diseño de Bespin «bajo presión», ya que solo «tenía un día para resolverlo» debido a que se le pidió esto cuando la producción estaba muy avanzada.

«Parte de un montaje rápido al final de Star Wars: El ascenso de Skywalker. Diversión construyendo Bespin bajo presión. Solo tuve un día para resolver esto porque era tarde en la producción y todos estábamos bajo el arma. Nota: la escala del Destructor Estelar está muy lejos. Principalmente porque el equipo buscaba una composición dramática».

Ese momento no estaba en el guión original.

Esto significa que el desarrollo de Star Wars: El ascenso de Skywalker fue muy caótico, ya que el hecho de que Bespin tuviera que ser añadido apresuradamente al final de la producción sugiere que no formaba parte del borrador original del guión de la película.

Quizás te interese
Marvel Studios nos recuerda el otro gran estreno de noviembre

Bespin solo apareció en el Noveno Episodio para enfatizar que El Emperador había sido destruido definitivamente. Pero en vez de conseguir esa ansiada «composición dramática», tan solo fue una breve imagen añadida para el «fan service» que no aportaba nada a la historia. Lo que demuestra que todo se hizo con demasiadas prisas y el caos se apoderó de todo los aspectos de la producción.

Si queréis volver a ver Star Wars: El ascenso de Skywalker podéis hacerlo en Disney + siguiendo este enlace.