Inicio Cómics La alargada leyenda del ninja Hattori Hanzô

La alargada leyenda del ninja Hattori Hanzô

Compartir

ECC Ediciones publica el ‘manga’ ‘Hanzô. El camino del asesino’, de Kazuo Koike y Gôseki Kojima

Portada del 'manga' 'Hanzô. El camino del asesino'
Portada del ‘manga’ ‘Hanzô. El camino del asesino’

Hattori Hanzô no es solamente el personaje de la película ‘Kill Bill’ de Quentin Tarantino que forja las katanas más preciosas y necesarias para acabar con la vida de cualquier enemigo. Hattori Hanzô realmente existió y fue un poderoso ninja (o suppa) que vivió en Japón en el siglo XVI y que jugaría un papel fundamental en el ascenso del joven shôgun Ieyasu Tokugawa al trono de Japón. Los ninjas eran adiestrados en el arte del sigilo y más allá de su fuerza espiaban a sus enemigos, tendían emboscadas y asesinaban sin hacer ruido a jefes y oficiales enemigos. Nada que ver con las técnicas samuráis con las que luchaban a cara descubierta, nunca entre la oscuridad de la noche.

El maestro de Hattori Hanzô, llamado Hattori de Okazaki, le encomienda una misión a su discípulo, que tiene tan solo 15 años: servir a la sombra a Tokugawa, rehén de Imagawa. Así comienza la historia del ‘manga’ ‘Hanzô. El camino del asesino’, que surgió de la colaboración entre el guionista Kazuo Koike y el dibujante Goseki Kojima. Esta obra fue escrita entre 1978 y 1984 y ha sido publicada recientemente por ECC Ediciones.

 

Una de las páginas de 'Hanzô. El camino del asesino'
Una de las páginas de ‘Hanzô. El camino del asesino’

Se ha confrontado a samuráis contra ninjas con el argumento de que mientras los primeros eran leales a su jefe, los segundos lo son a los mercenarios. Sin embargo, este no es el caso de Hattori Hanzô, quien muestra una gran lealtad hacia su nuevo amo e incluso honor y respeto. Por él hará todo lo que se le ordene, asesinar, esconderse, engañar, espiar, realizar planes secretos, defenderle e incluso acostarse con una chica porque su amo no sabía qué hacían en la intimidad un hombre y una mujer. “Le pida lo que le pida, y aunque es un año menor que yo, todo le resulta fácil, es increíble“, piensa su amo, quien se debatirá entre su amistad con Hattori o la envidia que le corroe al ver las cosas que él jamás podrá hacer. A priori eso es lo fundamental de la historia, la relación entre un amo que a la vez está cautivo y su ninja en la sombra.

El escritor George R. R. Martin dijo que ‘Juego de tronos’ era como situar ‘Los Soprano’ en la Tierra Media. Pues en este caso, ‘Hanzô. El camino del asesino’ es como situar ‘Los Soprano’ en la antigua Japón del siglo XVI. Una historia que, como ‘Juego de tronos’, remarca que más allá de las batallas está la importancia de una buena estrategia, y no solo como luchador, sino la estrategia política, así como las relaciones humanas, las mentiras, la envidia, la codicia, la amistad y también el sexo y el amor.

Portada del 'manga' 'El lobo solitario y su cachorro'
Portada del ‘manga’ ‘El lobo solitario y su cachorro’

Kazuo Koike, junto al dibujante Gôseki Kojima, es el padre de la influyente obra ‘El lobo solitario y su cachorro’ (1970), que trata sobre la venganza de un samurái y que inspiraría a muchas películas, pero en el terreno de la novela gráfica deslumbraría al mismo Frank Miller cuando creó uno de los grandes cómics: ‘Ronin’, la historia de un joven samurái que debe enfrentarse al demonio en el pasado y en el futuro.

Frank Miller no sería el único que quedaría impresionado por el estilo de Koike, su obra ‘Lady Snowblood’, la historia de una mujer que lo perdió todo (fue violada, vio cómo asesinaron a sus seres queridos y posteriormente fue encarcelada), sería una gran influencia para Quentin Tarantino y su extraordinaria ‘Kill Bill’.

Portada del 'manga' 'Lady Snowblood'
Portada del ‘manga’ ‘Lady Snowblood’

Compartir
Pere Francesch Rom

Pere Francesch Rom. Nació en 1981. Viene de la comarca conocida como Baix Camp en Tarragona y es licenciado en Periodismo. Ha pasado por diferentes medios de comunicación como ‘El Correo’ (Bilbao), ‘Diario de Noticias’ de Álava y el ‘Diari’ de Tarragona. Actualmente trabaja en la sección de cultura de la Agència Catalana de Notícies (ACN). Colabora, además, en la revista ‘on line’ Muzikalia y en la de cine pantalla.cat.

Creció muy enganchado a ‘Bola de Drac’ (‘Dragon Ball’), ‘Las Tortugas Ninja’, Astérix y a los cómics de Spiderman y Batman. Soñó con que algún día podría pilotar a Mazinger Z acompañado por unos locos Gremlins y luchando con los Cazafantasmas. Contrario a los prejuicios que aún hay sobre las novelas gráficas, tres cómics le marcarían profundamente: ‘Superman Hijo Rojo’, ‘V de Vendetta’ y ‘Watchmen’. En cine, a grandes rasgos, ‘El Padrino’, toda la filmografía de Tarantino y Hitchcock, ‘El Señor de los Anillos’, todo aquello con aroma a Festival de Sitges o las historias de cómics y superhéroes llevadas al cine destacando sobre todo ‘300’, el Batman de Nolan o ‘Capitán América: Soldado de Invierno’. Es adicto a las series, sus preferidas: ‘Lost’, ‘Los Soprano’, ‘Breaking Bad’, ‘Juego de tronos’, ‘True Detective’ o ‘American Horror Story’. Amante de estas dos artes, cine y cómic, porque ambas tienen esa capacidad de llevarte a aquel lugar imaginativo y soñador del que difícilmente se puede volver.