Inicio Cómics La adaptación de AKIRA, más cerca

La adaptación de AKIRA, más cerca

Compartir

AkiraParece que la adaptación de Akira, adaptación del famoso manga de Katsuhiro Otomo, está cada vez más cerca de convertirse en realidad. Desde Variety nos llega la noticia de que Warner Brosha dado luz verde al proyecto que cuenta con el director español Jaume Collet-Serra (Sin Identidad, Orphan). Lo que es más, puede que ya hayan encontrado al actor encargado de dar vida a Kaneda, que tras muchos rumores y especulaciones podría tratarse del protagonista de TRON: Legacy, el actor Garrett Hedlund; en un film que contará con un presupuesto de 90 millones de dólares y que comenzará su rodaje a principios de febrero del próximo año.

Akira es un monumental manga de más de dos mil páginas, escrito y dibujado por Katsuhiro Otomo entre los años 1982 y 1993 obteniendo un éxito significativo en Japón y en el resto del mundo. Premiado con el Premio Kōdansha (algo así como los oscar del manga), al mejor manga en 1984 en la categoría general. Ya en 1988 Akira tuvo una adaptación a la gran pantalla, en una versión animada, que aunque deja muchas cosas del cómic sin meter, lo cual es comprensible porque se necesitarían mas de tres entregas y aún así no lo meterían todo, simplemente es magnífica, me cuesta hoy día encontrar desde entonces una película en 2D, con la calidad de acabado y detalles que tiene Akira, a excepción de los films de Hayao Miyazaki.

La historia se desarrolla en Neo-Tokio, una ciudad reconstruida en el año 2019, tras sufrir los devastadores efectos de una explosión nuclear que desencadena la tercera guerra mundial. El gobierno ejerce un control represivo sobre la ciudad y experimenta sobre unos niños con poderes psíquicos, aplicándole fármacos para potenciar sus poderes, estos contribuyen con predicciones para mantener la paz. Kaneda y Tetsuo son miembros de una pandilla de motociclistas llamada “the capsules” que tienen entre otras aficiones participar en peleas callejeras contra otras bandas, enfrentándose continuamente contra otra pandilla llamada “the clowns” montados sobre potentes motos. En una de estas peleas, Tetsuo sufre un accidente causado por un extraño niño. A partir de ese accidente, Tetsuo no vuelve a ser el mismo, El gobierno lo secuestra, empieza a experimentar con él y éste empieza a desarrollar poderes psíquicos. Por otro lado, se encuentran Kay y Ryu, miembros de la resistencia y dirigidos por su jefe Nezu, estos intentan averiguar qué ocurre en las instalaciones del ejército situadas en la zona cero, lugar donde exploto la bomba nuclear que destruyo la antigua ciudad. En este lugar es donde se encuentran Kiyoko, Takashi y Masaru, niños de extraña apariencia y poseedores de estos poderes psíquicos, sin olvidar a Akira que desarrollo tanto su poder que tuvo que ser congelado en tubos para su conservación.

Producto de los experimentos del gobierno Tetsuo empieza a sufrir alucinaciones y desarrolla poderes paranormales más allá de todo lo conocido. Esto lo lleva a creerse un dios y a enfrentarse al ejército mismo en su búsqueda personal de Akira. Luego la lucha por controlar el poder que tanto anheló se desata y lo lleva por el camino de la autodestrucción. Por otro lado Kaneda, líder de su pandilla, se relaciona con Kay, de la cual termina enamorándose y se enfrenta con Tetsuo, del cual había sido sobreprotector. Éste último desarrolla un sentimiento de inferioridad y odio hacia Kaneda que se ve potenciado por sus nuevos poderes. A todo esto surgen sectas y grupos que adoran a Akira y toman a Tetsuo como el nuevo salvador que sacara a Neo-Tokio del caos y la opresión.


Compartir

Desde que tengo uso de razón siempre me he sentido atraído por el dibujo, los cómics y sobre todo el cine, culpa de esta afición la tiene “Star Wars: Episodio IV”, me sentí fascinado por la gran cantidad de naves espaciales que aparecían en ella y todo el mundo creado por George Lucas, la escena de la nave corellia perseguida por un crucero imperial que avanzaba hasta llenar la pantalla fue impactante. La música de John Williams era pegadiza y fácil de recordar, ya para entonces recuerdo mis colecciones de cromos y los muñecos de la saga. Otra gran influencia han sido los cómics, en concreto las ediciones de Vertice de Spiderman, La patrulla X, Los Vengadores, Los 4 fantásticos, con los que aprendí a dibujar copiando las viñetas de John Romita Sr. y Jack Kirby. Así que no era de extrañar que terminase estudiando en la escuela de artes de Zaragoza.